El arte de los crop circles cinéticos

Durante años hemos visto diferentes círculos de las cosechas con la característica de tener circunferencias que iban apareciendo de menor a mayor diámetro. Desde el mítico diseño de Stonegende de 1996, pasando por East Field en 1997, o Milk Hill en 2001, muchos estudiosos del fenómeno han expuesto el marcado carácter tridimensional de este tipo de formaciones.

La inspiración en el campo de los crop circles a científicos y artistas de todo el mundo proporciona diferentes y fascinantes estampas y situaciones cada año que pueden llegar a ilustrar al espectador. Desde motores que funcionarían con el magnetismo a partir de círculos de las cosechas hasta esculturas cinéticas como la que os vamos a presentar esta tarde y que funcionan gracias a la fuerza del aire. Esta escultura expone exactamente los fundamentos tridimensionales que veíamos en los mencionados crop circles y son un auténtico deleite para la vista.

El coloso de los crop circles con el efecto tridimensional en cada uno de sus seis brazos. Milk Hill 14 de Agosto de 2001

240 m de diam. 409 circulitos

 

East Field, el día 8 de Agosto de 2008, con la misma estructura tridimensional de círculos, para formar un espectacular efecto de profundidad.

MilkHill8SteveAlexr

 

Y aquí exponemos la inspiración que pudieron crear estos círculos en la creación de esta escultura cinética fascinante y sinuosa. Octo, de Anthony Howe.

[embedplusvideo height=»360″ width=»640″ editlink=»http://bit.ly/14gOkL0″ standard=»http://www.youtube.com/v/HQsx7sgshlM?fs=1″ vars=»ytid=HQsx7sgshlM&width=640&height=360&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep9373″ /]

Ufopolis 2013

2 comentarios en «El arte de los crop circles cinéticos»

  1. Me ha encantado, el diseño del 14/8 siempre me pareció una verdadera maravilla, como todos, pero éste más, uno de esos dibujos que nada más verlo sabes que es imposible que lo hayan hecho un grupo de humanos. No sé si os habrá pasado lo
    mismo, pero mirando fijamente el artilugio moviéndose por el aire, he notado una especie de vértigo, de mareo, como cuando
    hace años intentaba hacer viajes astrales, fantástico artículo Vicente, un abrazo, gracias por tu trabajo.

    Responder

Deja un comentario