¿Son los míticos kraken confundidos con ovnis submarinos?

Pocos mitos han perdurado tanto en la memoria colectiva como el del famoso monstruo marino llamado kraken. Leyendas allende los mares en todos los pueblos oceánicos del mundo hablan de sus colosales dimensiones, su voraz apetito y su extraño gusto por percutir y hundir todo aquel navío que osara acercarse a sus proximidades.

En los últimos años se han conseguido pescar ejemplares tremendos y sus tamaños siguen acrecentándose, en un enigma de lo más real que cada año va batiendo records con respecto a los especímenes más grandes que van trayendo tanto los buques científicos como los casi ya desaparecidos viejos lobos de mar. ¿Sería posible que alguno de estos avistamientos de calamares gigantes se asemejara a las leyendas de los monstruos mitológicos por su tamaño?

kraken ufopolis 3
Los tamaños de los kraken comparados con los de los navíos más grandes se han representado según los testimonios de los marineros de todo el mundo

Hoy en ufopolis vamos a ver un caso asombroso de avistamiento de uno de estos cefalópodos imposibles ocurrido en una época nada dada a historias de este estilo: la Segunda Guerra Mundial. Eran tiempos de guerra y muerte, necesidad, hambruna, héroes y villanos en una conglagración mundial que llevó la guerra hasta los confines del mundo.

En aquel tiempo, un arrastrero británico llegó a las islas Maldivas algo ajeno a todo el drama que se vivía en Europa y al frente del mismo se encontraba un hombre de nombre A.G.Starkey. Según pudo saberse posteriormente el testigo se encontraba de pie en la cubierta del barco una noche cuando de repente observó algo en el agua. Algo gigantesco e imposible que tenía una gran fuerza por el repentino oleaje que de pronto apareció de la nada.

kraken ufopolis 2
En ocasiones las luces de color verde acompañan los avistamientos

Starkey decidió coger una pequeña antorcha que había en su barco para dar algo de lumbre en la soledad de la noche y según declaro, quedó fascinado mirando aquello: un círculo de color verde brillaba por debajo del mar iluminando todo. Era redondeado, de color verdoso y tenía una luz propia tan potente que apenas se podía mirar directamente.

El marino entendió que podía ser quizá el único ojo de un cefalópodo gigante, de un gran kraken y mientras observa hipnotizado a aquello, la superficie del agua comienza a oscilar con una extraña perturbación ajena y anormal en aquellos mares y que, por supuesto, no coincidía con el oleaje normal que había habido en las horas anteriores.

Poco a poco el marino se fue cerciorando de que efectivamente se hallaba ante un gran calamar gigante que no pestañeaba y, entre maravillado y aterrorizado fue hasta la parte trasera del barco en donde dijo ver los tentáculos de la criatura, inmensos ellos, y su descomunal cabeza.

Lo que pasa es que según las descripciones originales del bueno de A.G. Starkey, su barco medía ni más ni menos que 175 pies de largo, es decir 53 metros, con un tamaño tres veces mayor que el calamar gigante más grande que jamás se haya registrado. Curiosamente, el avistamiento solo duró unos minutos y el testigo fue el único que juró y perjuró haber visto tamaña maravilla de bicharraco, si me permiten la expresión.

kraken ufopolis
En tono de humor, consideraríamos recomendable no cruzarse con semejante especimen

Una de las cosas que más llaman la atención del caso Starkey es que el supuesto animal se presenta con iluminación propia, algo más dado a aparecer en animales bioluminiscentes en otras partes del mundo, básicamente en los alrededores de las grandes dorsales y fosas oceánicas, que se producen oleajes extraños y repentinos, como si hubiese alguna alteración temporal en el incidente y, si entendemos que el testigo decía la verdad, la acotación del fenómeno en donde solo él puede verlo, algo que también ocurre en el fenómeno de los deslizamientos del tiempo asociados al tema ovni.

eecf228c47bba3b14a36dc3eb91d7372
¿Son los avistamientos de los kraken vestigios de alteraciones espacio-temporales creados por objetos submarinos no identificados?

¿Fue acaso aquel incidente una representación del inconsciente de aquel individuo, deseoso de dar una explicación ante aquellas luces inmensas que rodeaban su barco por los cuatro costados? ¿Sería posible que realmente aquel kraken fuera un objeto submarino no identificado realizando algún tipo de actividad y distorsionando la percepción del testigo hasta hacerle creer que estaba ante un animal mitológico? ¿Qué tipo de criaturas son tan grandes y tan capaces de iluminar por debajo y desde el agua un barco de 53 metros?

El enigma de las apariciones imposibles tanto de las criaturas croptozoológicas que tanto nos gustan como del fenómeno ovni, esta vez subacuático parece que no tiene fin y podemos llegar a pensar que hay tantos casos que parece muy difícil crear un patrón. Seguiremos estudiando, en todo caso, tan fascinantes incidentes. Si os ha gustado el artículo, os recomendamos ver estos programas también con desconcertantes criaturas. Esperamos que sean de su agrado.

 

Ufopolis.com 2016

La asombrosa esfera del triángulo de las bermudas

Vicente Fuentes narra un curioso caso de encuentro con un artefacto desconocido en una región de las Bahamas situada en el famoso triángulo de las bermudas. El hallazgo en su interior de una pequeña esfera y las propiedades de la misma serán los protagonistas de este videoprograma. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016
 

¿Qué ocurrió con el barco fantasma Mary Celeste?

Hoy en ufopolis vamos a estudiar sucesos inexplicables relacionados con la desaparición de barcos en condiciones misteriosas. Habiendo estudiado en numerosas ocasiones el fenómeno de las teleportaciones, hoy vamos a centrarnos en unos sucesos que tienen una serie de características comunes a todas luces desconcertante: normalmente con mares en calma o situaciones meteorológicas no adversas, sin participación de ataques de otros países, normalmente sin señal de socorro por radio, sin balizas de socorro o bengalas visibles para otros barcos de la zona en unos incidentes con anomalías electromagnéticas. Quizá lo más interesante sea que en su descubrimiento se realizaría la recuperación de elementos del barco pero siempre sin la tripulación y que además son incidentes marcados por la falta de información gubernamental y por el hecho de que se producen en lugares reincidentes en donde vuelven a ocurrir una y otra vez eventos similares.

baltykufo97_Fotor
Existen decenas de casos de apariciones de ovnis en alta mar

Siempre se ha hablado de un lugar del mundo en donde ocurren este tipo de eventos: el triángulo de las Bermudas, pero es mucho más frecuente que ocurran en otro lugar del mundo no tan conocido: el Mar del Diablo, frente a Japón cerca de donde el año pasado desapareció el avión de Malasia. Una zona en donde, históricamente se han avistado las famosas «ruedas submarinas», fluorescentes, no aplicables a organismos bioluminiscentes, y capaces de iluminar hasta un 80% del mar.

ufo1_Fotor
Recreación del incidentes de las ruedas luminosas

Estos relatos han sido publicados en la publicación naval Marine Observer, con comentarios del profesor Kurt Kalle, de Hamburgo, antiguo miembro del Instituto Hidrográfico alemán y en él se describen incidentes como el del submarino USS Omar el 14 de Octubre de 1923 en donde estas ruedas llegaron a abarcar 30 yardas, es decir, casi 27 metros de diámetro. Pasaban entre 12 y 15 veces por minuto cerca del casco de la embarcación americana a una velocidad de 30 metros por segundo. Un suceso increíble.

underwater_ufo1_Fotor
En muchos casos, los ovnis emergen a increíbles velocidades de lagos y océanos

Tanto como lo fue el descubrimiento, el 4 de diciembre de 1872 del buque Mary Celeste entre las Azores y Portugal. Su tripulación desapareció sin dejar rastro, no había señales de lucha y lo raro fue que el barco estaba totalmente aprovisionado con un suministro de seis meses de agua y comida. Al observar los cuadernos de bitácora, se descubrió que el ultimo registro del capitán fue del 24 de noviembre, y no mostraba ningún indicio de peligro. ¿Qué había pasado?

phenom-abandonship-main-631_Fotor
El Mary Celeste, tal y como se encontró

La cabina del capitán Benjamin Briggs estaba completamente intacta. Según el equipo que abordó el barco, la tripulación “se dio mucha prisa en huir”, ya que las pipas de fumar y el tabaco aún estaban allí, pero ni rastro de ningún marinero. Solo un bote salvavidas había desaparecido, y tampoco pudo ser un acto de piratería porque el cargamento de 1.701 barriles de alcohol industrial estaba intacto. El hecho de que todas las explicaciones razonables hayan sido descartadas, ha dado pie a otro tipo de teorías alternativas. La realidad es que hoy en día el destino del Mary Celeste sigue siendo uno de los misterios más famosos y enigmáticos de la historia marítima.

hqdefault_Fotor
Recreación de un USO u OSNI, Objeto Submarino No identificado

A este respecto, el fallecido investigador Morris K. Jessup, que estuvo implicado en la investigación del experimento de Filadelfia, sugirió que la tripulación del Mary Celeste fue secuestrada por un OVNI en su libro The Case for the UFO publicado en 1955 y, de hecho, los escritores que han escrito acerca del Triángulo de las Bermudas suelen incluir entre las víctimas del fenómeno a la tripulación del Mary Celeste. Cuatro años después de la publicación de aquel libro, Morris J.Jessup fue encontrado muerto supuestamente tras suicidarse.

¿Quizá una contaminación de la comida que produjo severas alucinaciones y trastornos mentales que les llevaron a lanzarse por la borda? Lo cierto es que el capitán Oliver Deveau y otros miembros de la tripulación del Dei Gratia (barco que se encontró el Mary Celeste) consumieron la comida y el agua que encontraron a bordo del Mary Celeste y no enfermaron. A día de hoy el caso sigue sin resolverse, igual que en el caso del buque Carroll A. Deering. En la mañana del 31 de enero de 1921, la hermosa y enorme goleta de cinco mástiles fue encontrada varada en Diamond Shoals, Carolina del Norte. Abandonada y desértica, con todos sus once tripulantes desaparecidos, las circunstancias fueron tan extrañas como las del “Mary Celeste”, siendo uno de los grandes misterios marítimos sin resolver de todos los tiempos.

Carroll_A_Deering_launch
La fragata Carol A. Deering se encontró en idénticas circunstancias

Sus velas estaban alzadas y la cocina mostraba evidencia de que la comida estaba a punto de ser preparada. Los efectos personales de los tripulantes habían desaparecido, junto con los equipos de navegación, libros de registro y botes salvavidas. El equipo y el diario de navegación estaban perdidos y había dos botes salvavidas a bordo sin tocar. Una investigación más profunda realizada por el gobierno de Estados Unidos descubrió que muchos otros barcos pesqueros de menor tamaño habían desaparecido bajo las mismas circunstancias por las mismas fechas en esa zona. Ni rastro de su tripulación.

¿Qué créeis que ocurre en este tipo de incidentes? ¿Qué haría que bregados marineros desaparecieran para siempre sin dejar rastro? ¿Tendría esto que ver con los incidentes acontecidos en el paso Dyatlov que estuvimos estudiando en ufopolis hace ya algunos meses? Os esperamos en los comentarios y os dejamos un vídeo con unos extraños incidentes en alta mar que a día de hoy tampoco ha podido ser resuelto, el caso Shag Harbour. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015