Mujeres de negro – Aún más aterradoras que los hombres de negro

La espeluznante realidad de los hombres de negro que aterroriza a testigos y a investigadores del fenómeno OVNI por igual no ha dejado de presentarse con sus artes intimidatorias desde los primeros reportes que denotaron la existencia de estos agentes. Sin embargo, con la aparición de estas autoritarias figuras surgieron nuevos interrogantes acerca de su verdadera naturaleza y de si pudieran existir pretensiones ocultas además del evidente objeto de silenciar los encuentros con lo desconocido, lo que de otro modo resulta irónico ya que cada vez que los hombres de negro se presentan ante una de sus víctimas generan un encuentro con lo desconocido; en este caso, con ellos mismos.

Las similitudes en las descripciones de los que han padecido el infortunio de una visita de los agentes del silencio serían un indicativo de la realidad de estos encuentros. Unos vigilantes que siempre visten de negro, siempre dejan una extraña sensación en sus interlocutores al marchar y siempre son hombres… ¿o tal vez no? ¿Existen casos de encuentros con mujeres de negro?

La respuesta es afirmativa. Aunque el número  de encuentros documentados con los hombres de negro sobrepasa en enorme medida al de las visitas de las mujeres de negro, se han dado casos en los que algún investigador o testigo del fenómeno ovni se ha topado con una de las compañeras de los hombres de negro y parece que éstas están a la altura de sus socios masculinos en lo que se refiere a desplegar sus artes intimidatorias de la forma más perturbadora posible.

wib 4
Aunque existen, los casos documentados de encuentros con mujeres de negro son muy escasos

Uno de los casos más sorprendentes protagonizado por una mujer de negro es el estudiado y publicado por el investigador británico Nick Redfern en su libro ‘’The Real Men in Black’’. Según el autor, otro investigador, el Sr. Perks, con el que mantuvo varias entrevistas, tuvo un espeluznante encuentro en el año 2000 con una de estas agentes de negro que sería capaz de provocar feroces pesadillas en cualquiera que hubiera experimentado la misma suerte.

Por aquel entonces, Perks dirigía todas sus indagaciones al objetivo de encontrar la tumba del legendario Rey Arturo y se pensaba cerca de encontrar la solución a tal enigma pero, en mitad de sus pesquisas, recibió una extraña llamada de teléfono en la que una mujer, pensando detenidamente las palabras que utilizaba, le instaba a acordar un encuentro en el que discutir los pormenores de su investigación artúrica. El inglés queda muy impactado ya que había mantenido toda su indagación en secreto, no contaba con una familia cercana con la que compartir los resultados de sus estudios ni con compañeros de trabajo interesados en el tema que le ocupaba. Una pregunta obvia surcó su mente: ¿cómo era posible que aquella mujer estuviera al tanto de sus averiguaciones? Sin embargo, ignorando completamente su sentido común, Perks acordó una cita con su desconocida interlocutora en su propia casa. Así a Perks le sucedió lo que previamente les había sucedido a Herbert Hopkins o Mary, la novia de Colin Bennet que, en sus respectivos encuentros con los hombres de negro, aun siendo conscientes del peligro que conllevaba tomar la decisión de dejar entrar a un desconocido en su propio hogar y de verse a solas ante aquellas siniestras figuras, de algún modo no pudieron evitar declinar la oferta.

wib 2
Existen múltiples teorías acerca de la naturaleza de estos seres y de sus propósitos

Al llegar el día del encuentro, con gran puntualidad alguien llamó a la puerta de Perks que, al abrir, se encontró cara a cara con lo que, según el propio testigo, era la mujer más atractiva que había visto en toda su vida. Su cita aparentaba unos 40 años de edad, era alta, de piel muy pálida y lucía un largo cabello color negro intenso. Como no podía ser de otro modo, vestía un traje negro que parecía ser muy caro, descripción que responde a la famosa representación de los hombres de negro pero en este caso no era un hombre sino una mujer.

Ambos sujetos se quedaron entonces bajo el vano de la puerta principal mirándose el uno al otro en un tenso silencio que seguramente, al investigador inglés debió de hacérsele eterno. Ninguno de los dos se movió y parecía que la mujer de negro estaba esperando a obtener el permiso para poder internarse en la vivienda. Cuando se rompió aquel tenso lapso, Perks se entregó a lo absurdo una vez más y le pidió a su invitada que entrara guiándola hasta el salón donde ambos tomaron asiento.

La mujer de negro manifestó entonces que ella misma y varios de sus compañeros habían estado siguiendo su labor durante los últimos años. Ante tal enunciación, el investigador no pudo contener su indignación que le llevó a una consecuente, clara y acalorada respuesta:

‘’Eso es basura. No he publicado nada ni he hablado con nadie sobre el tema. Si supieras algo sobre mí, sabrías que guardo mis cosas para mí mismo y así es como me gustan. ’’

Ante tal intensa respuesta la mujer de negro permaneció sentada en el salón de Perks sin inmutarse. Simplemente le miró y tentándole le mostró una sonrisa casi cruel mientras le decía:

‘’Sí, lo sé todo sobre ti. ’’

wib 1
Los hombres y mujeres de negro siempre parecen saberlo todo acerca de sus víctimas

Queriendo demostrar su afirmación, la siniestra mujer procedió entonces a relatar a su interlocutor todos los detalles de la investigación que Perks había estado llevando a cabo. De forma correcta enumeró sus viajes, sus estudios y sus deducciones para explicarle a continuación que el objeto de su visita se debía a al interés de un grupo de la élite británica en hacer a Perks conocedor de sus preocupaciones en lo concerniente a los estudios que estaba realizando.

¿Qué amenaza para qué intereses podía representar el emplazamiento de la tumba del Rey Arturo? Según el testigo, a continuación la mujer de negro le explicó cuidadosamente que aquel lugar correspondía a una entrada a otro mundo que se había sellado ya que por ella podían entrar ciertas siniestras entidades que podrían hacer peligrar el mundo entero y haciendo con su relato a Perks el responsable de una destrucción sin precedentes de cumplirse su objetivo de hallar el lugar de descanso del monarca.

Por si el desconcertado investigador no hubiera tenido bastante con lo que acababa de escuchar, la mujer de negro acto seguido se levantó y muy cerca de su oído le susurró lo siguiente:

‘’ Señor Perks, usted no puede ni comenzar a imaginarse la enormidad de lo que se alza ante usted. Esta es la razón de por qué le estoy visitando a usted y no a ningún otro. Si continúa y no deja este asunto de lado alguien vendrá a llamarle, créame, alguien quien no querría. ’’

Tras espetarle estas turbadoras palabras, la mujer de negro se dirigió hacia la puerta con la intención de marcharse pero parece que no pudo resistirse a hacerle al ya asustado Perks una última advertencia:

‘’Eso es todo, Sr. Perks. Lo ha hecho bien pero no fisgonee más. Lo que está a punto de descubrir es una puerta a otro mundo. Y usted no quiere saber lo que allí se encuentra, créame. Y nosotros no queremos que abra ese portal. Salga y diviértase, y deje todo esto tras de sí. Si usted persiste sin embargo, recibirá otra visita y las cosas entonces estarán fuera de control. ’’

wib 3
Los hombres y mujeres de negro acostumbran a intimidar ferozmente a los testigos.

La enigmática mujer de negro tras intimidar de este modo a su anfitrión, desapareció por la puerta principal dejando al asustado investigador solo y en silencio mientras se preguntaba si lo que acababa de sucederle había sido real. Las amenazas que la mujer de negro había dejado totalmente claras eran lo suficientemente tajantes como para que Perks se planteara seriamente el actuar de acuerdo con la solicitud si bien, la referencia a entes de otros mundos se antojaba tremendamente fantasiosa e irreal. Asimismo, habían sido muchos los años y el esfuerzo dedicados a la indagación que le apasionaba ¿cómo iba a dejarlo? No podía hacerlo. Así que Perks continuó con sus investigaciones.

Las amenazas de los hombres (o mujeres) de negro, en algunos casos, sí se cumplen y desafortunadamente Perks tuvo la oportunidad de comprobarlo pues sus extraños encuentros no terminaron cuando la mujer de negro abandonó su casa.

Un sábado de noviembre de aquel año, hacia las 9 de la noche Perks se encontraba conduciendo en una carretera flanqueada por hileras de árboles a las afueras de un núcleo urbano. Como acostumbra a suceder en este tipo de eventos la carretera estaba extrañamente vacía; no había absolutamente nadie más en aquel lugar además del investigador que comenzó a inquietarse ya que no se le antojaba normal ese desértico paisaje en un fin de semana cerca de una bulliciosa ciudad.

wib 5
¿Qué tipo de entidades son estos agentes?

De pronto y sin previo aviso Perks ya no estaba sólo. Ante él se alzaba una larga silueta de lo que parecía ser un hombre, inmóvil, mirándole de pie en mitad de los dos carriles. El investigador tuvo tiempo y distancia para reaccionar, por lo que disminuyó la velocidad de su vehículo y pudo observar a la figura que tenía frente a sí con detenimiento. Lo que en un principio identificó como un hombre dejaba de parecerle tal a medida que lo iba estudiando con detenimiento. Aquel ser  cuya descripción se asemejaría a la del famoso Mothman era de piel aterradoramente pálida y largas y delgadas extremidades, contaba con dos alas parecidas a las de un murciélago, no se adivinaba cabello en su cabeza y mientras miraba con expresión maliciosa al conductor, le mostró dos largos colmillos.

Perks aunque completamente aterrado, contaba con la ventaja de tener tiempo para reaccionar e hizo uso de ella acelerando el coche con la intención de atropellar al monstruo que le amenazaba en la distancia pero cuando llegó el momento del impacto, aquella criatura se desvaneció en el aire.

Por supuesto, la visión de tan aterradora criatura sería capaz de perseguir al más estoico, pero a Perks, en un principio no pareció haberle disuadido de su empresa hasta que una noche,  varios días después del tenebroso incidente de la carretera, el mismo ser le despertó violentamente de su sueño abalanzándose sobre él para decirle una única frase tras la cual se esfumó sin dejar rastro:

‘’Te dijeron que yo vendría’’

Img0038
Perks tuvo dos encuentros con una aterradora criatura alada.

Si los dos intentos de disuasión previos a este último encuentro no surtieron efecto sobre el investigador, esta última visita propia de una película de terror sí consiguió que Perks reaccionara y dejara su investigación de lado…durante un tiempo ya que más adelante no pudo hacer caso omiso de sus deseos de continuar con el trabajo que le apasionaba y decidió retomarlo;  pocos años más tarde falleció a causa de un ataque al corazón.

El detonante que inició la serie de lúgubres encuentros que atormentaron a Perks fue sin duda alguna la visita de la mujer de negro que trajo consigo los terroríficos infortunios que el investigador hubo de padecer. Los hombres de negro y sus menos conocidas compañeras, continúan siendo uno de los misterios más sorprendentes del ámbito de la ufología cuya naturaleza parece completamente inescrutable. Algunos se inclinan a pensar que pudieran ser de origen extraterrestre aunque en ocasiones, su comportamiento y su discurso hacen que se parezcan más a robots, otros prefieren relacionarlos con el gobierno en la sombra. Tal vez todas las opciones sean válidas o tal vez ninguna pero este caso lanza una nueva alternativa sobre la mesa. Una más siniestra.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde se exponen algunos de los casos más desconcertantes con hombres o mujeres de negro como protagonistas. Esperamos que sean de su interés.

Los extraterrestres que se disfrazaban de hombres de negro

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d3Xji» standard=»http://www.youtube.com/v/uHnSj7PBMqQ?fs=1″ vars=»ytid=uHnSj7PBMqQ&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=0&chapters=&notes=» id=»ep3817″ /]

Mujeres de negro, las siniestras acompañantes de los hombres de negro

[embedplusvideo height=»423″ width=»700″ editlink=»http://bit.ly/21d466a» standard=»http://www.youtube.com/v/mcD_d0KBYl0?fs=1″ vars=»ytid=mcD_d0KBYl0&width=700&height=423&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep2379″ /]

 

Fuente: Nick Redfern’s »The Real Men in Black»

El hombre que descubrió la tumba protegida por los hombres de negro

En esta ocasión estudiamos un caso interesantísimo que aparece en el libro The Real Men in Black del investigador Nick Redfern al respecto de un incidente protagonizado por un hombre británico que habría tenido unos extraños y misteriosos encuentros estando tras la pista de la mítica tumba del rey arturo. Esperamos que el programa sea de su interés.


Fuente: The Real Men in Black pag-131-134, Nick Redfern Editorial New Page Books, 15 de Junio de 2011, Inglaterra

¿De quién copiaron los egipcios esta turbina hace 3500 años?

Hoy en ufopolis vamos a estudiar uno de los mayores misterios descubiertos por el hombre al respecto de las piezas encontradas en el valle del Nilo que fueron utilizadas por la civilización egipcia: ni más ni menos que una posible turbina que se encuentra en la primera ala del Museo Egipcio de El Cairo.

Sin título_Fotor
La turbina de Egipto en el Museo del Cairo

El objeto fue encontrado en la localidad de Saqqara en Enero de 1936 por el eminente egiptólogo Brian Walter Emery durante la excavación de la tumba del príncipe Sabu, descendiente directo del faraón Anneddzhiba, que fue el quinto rey de la primera dinastía del antiguo Egipto y el lugar en donde se descubrió, su emplazamiento original se encuentra en una de las zonas más misteriosas del mundo: el borde del Delta del Nilo, a casi dos kilómetros al norte de la pirámide escalonada de Zoser.

2_Fotor
Diseño de planta y alzado de la supuesta turbina

La pieza fue encontrada justo en el centro de la cámara funeraria del príncipe Sabu, en el lugar más importante de toda la sala.

3_Fotor
Localización del disco en la tumba

¿Por qué sería tan importante? ¿Sería posible que aquel monarca se llevase a su tumba uno de los pocos vestigios de una antigua civilización anterior a los propios egipcios? Un primer análisis visual de la pieza nos deja perplejos ya que es una pieza única en la historia. No se ha encontrado ninguna pieza similar en construcción a la estudiada y su peculiaridad radica (además de en su diseño aerodinámico) en el material en el que está construido, el esquisto, un material que no es precisamente el mejor para poder tallar o trabajar con el por la peculiar conformación espacial de sus átomos.

4_Fotor
¿Cómo fueron capaces de tallar los egipcios este disco?

Este mineral aparece en la naturaleza con una conformación en finas capas adheridas unas sobre otras y tiene una dureza remarcable que impide a día de hoy una perfecta manufactura al trabajar con ella, no digamos ya en la antigüedad.

¿Quién tenía la maquinaria en el antiguo Egipto para modelas una pieza de 61 cm de diámetro con una perfecta conformación de cada una de las alas? Y sobre todo, ¿cómo lo hicieron para clavar un diseño aerodinámico digno de un ingeniero espacial?

Ese es el principal foco de atención de la pieza. Si se fijan, la conformación trilobular de la pieza es similar a la que se utiliza actualmente en las construcciones aplicadas a la ingeniería naval, piezas de impulso a propulsión a chorro de barcos o de centrales térmicas que se diseñan para estar en contacto con fluidos o corrientes de gas.

5_Fotor
La representación tridimensional expone conocimientos de aerodinámica superiores a lo que supuestamente manejaban los antiguos egipcios

Y aquí llega la gran pregunta. Aparte de la tecnología para poder modelar sin error esta estructura, ¿para qué serviría? ¿Y con qué fuerza impulsora se movería? ¿Utilizaban los egipcios la corriente eléctrica? Fijense en el curiosísimo detalle de la abertura central del objeto que es muy similar a la que se utiliza en nuestra industria para colocar un eje.

Un eje en el antiguo Egipto conectado… ¿a qué motor?

6_Fotor
Detalle del eje central, hoy tapado por un corcho de madera

La datación de la pieza la sitúa en más de 5000 años de antigüedad, pero no fue hasta hace sólo 3500 años que se acepta que en Egipto se utilizaba la rueda, un auténtico misterio. Según el Museo Egipcio, esta pieza sería como una especie de incensario para sostener velas y aromáticos. Pero claro, el diseño, una vez estudiado sugiere precisamente que este diseño no era precisamente idóneo para una decoración interior, sino para mover estructuras en fluidos y gases.

Según el egiptólogo Cyril Aldred, el artefacto podría ser una copia de otro mucho más viejo, el recuerdo de algo visto o palpado que dejó especialmente impresionado a aquel faraón egipcio y que quiso conservarlo para la historia. Algo tan preciado como para dejarlo en su tumba en un lugar de privilegio.

Aldred llegó a la conclusión que el objeto puede ser una copia de un artefacto de metal mucho más viejo, el recuerdo de algún acontecimiento remoto que particularmente les impresiono.

9_Fotor
C.Aldred, egiptólogo.

¿Sería posible que aquel faraón guardara esta pieza como oro en paño como quizá una de las pocas estructuras industriales que se habían mantenido intactas de las épocas antiguas? ¿Es una recreación -lo que nos situaría en que su uso fue mucho más alejado en el tiempo- o fue utilizado en la época de dicho faraón? Los enigmas de la antigua pieza de la turbina de Egipto continúan desafiando a la ciencia pero es evidente que no existe interés alguno por determinar su posible funcionalidad en ingeniería porque rompería los esquemas de la egiptología clásica.

Si os ha gustado esta entrada, os invitamos a ver otro programa que hicimos sobre ooparts, precisamente el más grande del mundo, la gran pirámide de Keops, que podría albergar ni más ni menos que un código secreto sobre el futuro en su interior…

Esperamos que el programa sea de su interés

Ufopolis.com 2015

 

¿Quién era la princesa de la Atlántida?

¿Y si algunos supervivientes de la catástrofe que asoló al reino de la Atlántida hubieran conseguido escapar? La leyenda sobre el continente perdido viene siendo objeto de debate desde hace mucho tiempo. Si fuera real, ¿podríamos aventurarnos a pensar que algún superviviente, tras su huida, llegara a contar su historia? Esto es precisamente lo que parecen indicar las leyendas de los Tuareg, un pueblo bereber del desierto del Sáhara argelino.

Esta raza de tradición nómada, era en la antigüedad temida por sus frecuentes saqueos. Tenían por costumbre enterrar a algunos de sus muertos en pirámides y se les tiene por los responsables del levantamiento de varios monumentos megalíticos diseminados por la costa norteafricana.

tuareg
Los Tuareg han inspirado con su historia y leyendas a poetas y escritores

Se piensa que los pueblos bereberes fundamentalmente adoraban a la luna y al sol y parece que las creencias religiosas y culturales de este conjunto de pueblos influenciaron las creencias de varias culturas mediterráneas de guerreros o comerciantes como los fenicios, los griegos o los romanos. Un ejemplo de ello es que sus vecinos egipcios consideraban que algunos de sus dioses eran de origen bereber. O el culto a la diosa Tanit de la mitología cartaginesa, consorte del dios Baal e identificada con la fenica Astarté, que fue también una diosa bereber y diosa de la isla de Ibiza.

Como dato curioso diremos que este pueblo juega un gran papel en la última novela publicada en vida del visionario escritor Julio Verne en la que el protagonista tiene la pretensión de crear un mar en mitad del desierto del Sáhara para crear así tierras de cultivo.

tanit
Una de las representaciones de la diosa Tanit con cabeza de leona

Los Tuareg claman ser descendientes de la princesa y heroína Tin-Hinan a la que aluden como fundadora de su pueblo. Según su tradición oral, esta princesa provenía del desaparecido continente atlante del que pudo escapar antes del cataclismo que acabó con él.

En sus leyendas cuentan como Tin-Hinan estaba emparentada con unos hombres de tremenda estatura, cabellos claros y ojos rasgados que procedían de la constelación de Orión.

Y según las transcripciones del traductor Calassanti que convivió con este pueblo y tomó registro escrito de sus relatos, la princesa poseía capacidades sobrehumanas y hablaba de una gran inundación que acabó con su cultura. También era capaz de establecer comunicación con los dioses a voluntad.

Otros relatos cuentan como esta figura llegó a las tierras donde se estableció y fundó su reino montando una camella blanca con su séquito de esclavos en un viaje de más de 1.000 kilómetros a través de las adversidades del desierto.

En el año 1925 se encontró el lugar donde fue enterrada la matriarca de los Tuareg, un lugar que habían mantenido en secreto durante 16 siglos. La monumental tumba fue abierta y en su interior se encontró el cuerpo de una mujer con una altura de casi 2 metros. Parecía haber sido enterrada con honores, en una cámara mortuoria de gran tamaño con un ajuar de más de 600 objetos de valor.

hinan_tumba
Túmulo donde se ubica el monumento funerario

El esqueleto que se encontró completo, había sido engalanado con 7 pulseras de plata en el brazo derecho y 7 pulseras de oro en el izquierdo. Se dató la antigüedad de los restos entre los años 450 y 130 d.C.

El monumento funerario se encuentra sobre un túmulo en una colina cerca al oasis de Abalesca y constituye el punto central de una necrópolis que cuenta con 12 tumbas más con forma de pequeñas torres. Todo situado a escasos 250 kilómetros de la cordillera de Tassili, famosa por dar cobijo a unas de las pinturas prehistóricas más enigmáticas de las que tenemos constancia entre las que se incluyen representaciones pictóricas de extrañas y sugerentes figuras humanoides que no parecen encajar en el marco de la historia oficial.

El monumento funerario de Tin-Hinan se compone de 11 salas conectadas entre ellas con una única entrada. Es bajo una de estas salas donde se hallaron los restos de la princesa. En el momento de su descubrimiento, el recinto estaba delimitado por un muro cuyas piedras eran tan voluminosas que se planteó el enigma de la imposibilidad de desplazar los bloques a lo alto del túmulo.

Model-of-the-tomb-of-Tin-Hinan
Maqueta de la tumba de Tin-Hinan

De nuevo, las antiguas leyendas, guardadas por algunos pueblos, parecen tener la clave de un conocimiento antiguo perdido en el tiempo. Las narraciones de los Tuareg provenientes de tiempos remotos y que han sido preservadas gracias a la tradición oral y la identidad cultural parecen ser constatadas mediante vestigios arqueológicos nutriéndolas así con cierta verosimilitud.

Si la leyenda de la Atlántida fue real, ¿podría haberse dado una diáspora de los supervivientes de otra raza tras la destrucción de su tierra por todo el planeta? Tal vez, un indicio de esto fueran todas las construcciones megalíticas dispersadas alrededor del mundo.

Tuareg2
No es descabellado pensar que de haber supervivientes atlantes hubieran generado leyendas de su historia.

La leyenda de esta misteriosa princesa, cuyos restos se exponen en el museo de El Bardo en Argelia, representa una pequeña aunque importante clave de ese conocimiento ancestral perdido capaz de hacernos imaginar y soñar que otros mundos son y fueron posibles. Un punto más que conectar en el inmenso patrón tras el cual se hallaría la verdad de nuestra historia.

Concluimos con la descripción que hace el pueblo Tuareg de su querida princesa en los relatos:

‘’Una mujer irresistiblemente bella, alta, su cara sin defectos, de tez luminosa, de ojos inmensos y ardientes, nariz fina. Una imagen que evoca a la vez belleza y autoridad’’.