El humanoide volador que puso en peligro un avión de pasajeros

Desde que el hombre comenzó a colonizar los cielos del planeta son muchos los asombrados pilotos que han contado historias sobre encuentros con objetos imposibles. Desde avistamientos y vuelos acompañados por extrañas naves de diversas formas pasando por los famosos pequeños orbes luminiscentes hasta objetos de tamaño gigantesco, objetos que realizan vuelos y movimientos imposibles para la tecnología actual. El catálogo de formas en las que el fenómeno se presenta en el cielo es vasto y variado y pretende extenderse ya que recientemente está manifestando una nueva faceta: los humanoides voladores.

De un tiempo a esta parte son varios los intrigantes reportes que se vienen sucediendo de avistamientos de sorprendentes figuras humanoides voladoras que se desplazan por el aire en completo silencio sin que parezca que precisen para ello ningún tipo de equipo pero ¿qué o quiénes son estos humanoides?

believe-i-can-fly
Inquietantes figuras humanoides voladoras llevan siendo vistas desde hace algunos años

Esto es precisamente lo que debieron de preguntarse los pilotos del Airbus A320 mientras sobrevolaban la zona de Macclesfield, Inglaterra el 13 de julio de 2014. Era un día normal y un vuelo tranquilo para tripulación y pasajeros en el que se dirigían al aeropuerto de Manchester pero la tranquilidad de aquel vuelo se iba a ver pronto trastocada.

Hacia las 13:30 y mientras volaban a más de 1000 metros de altitud, el piloto y el primer oficial ven en el cielo, delante del avión, a un hombre volador. No había ningún otro elemento en la escena que justificase la localización en los aires de aquel ser, ni alas, ni ningún tipo de mecanismo o máquina, tampoco ningún paracaídas ni parapente. Simplemente una figura humana situada a pocos cientos de metros ante el avión, a las 11 en punto y a unos 70 u 80 metros por encima de éste. La visibilidad en aquel momento era muy buena, de unos 10.000 metros aproximadamente.

Los pilotos no podían creerse lo que tenían delante y rápidamente reportaron el avistamiento a sus compañeros de control de tráfico que, desconcertados, no encontraron absolutamente nada en los radares.

El misterioso humanoide pasó entonces volando por el lado izquierdo del avión a tal velocidad, que en ese momento, la tripulación sólo pudo verlo fugazmente y no tuvieron tiempo de realizar una maniobra evasiva.

humanoide-volador-avion
La extraña figura volaba cerca del avión

En el posterior estudio del incidente se descartó como posibilidad que se hubiera tratado de un globo y la asociación de expertos de Ala Delta así como la Asociación de Parapente del Reino Unido constataron que según las condiciones meteorológicas dadas en aquel momento hubiera resultado imposible realizar ningún tipo de vuelo en el área y a aquella altitud. Desde luego, de haberse tratado de un paracaidista, el paracaídas debería de haberse visto con mucha más facilidad que el propio humanoide.

La naturaleza de aquel objeto o ser no ha podido ser identificada por las fuentes oficiales. Según se refiere en el propio informe del incidente:

“La junta acordó que era lamentable que no hubiese realmente ninguna información que pueda conducir a la identificación del objeto desconocido. Esto es frustrante tanto para la junta directiva como para los pilotos interesados, que habían visto claramente algo o alguien, pero no había manera de corroborar lo que habían informado”

Evening clouds above
El humanoide parecía volar sin la ayuda de ningún elemento

No es el primer caso de avistamiento de humanoides voladores si bien este caso resulta interesante por haber llegado a ser estudiado en instancias oficiales y tener una divulgación pública. Por supuesto, un evento de este tipo acontecido en esta época tuvo una fuerte repercusión en las redes sociales que no tardaron en bautizar a la extraña silueta humanoide con el nombre de ‘’Superman de Macclesfield’’.

Desde la famosa oleada de humanoides voladores que se dio en México en el año 2000, numerosos encuentros de este tipo se han venido dando en diferentes partes del mundo sobre todo en América, Europa y Asia. Avistamientos de misteriosos y silenciosos hombres voladores ¿qué son en realidad?, ¿son seres extraterrestres, entes interdimensionales o su naturaleza es más metafísica?, ¿tal vez son un reflejo del inconsciente colectivo y del lejano deseo que ha tenido siempre el ser humano de poder volar?

control-15105
La figura no dio eco en el radar en ningún momento

Otro aspecto interesante de este caso es que se da en el espacio aéreo perteneciente a la ciudad de Macclesfield, en el condado de Cheshire que frecuentemente resulta ser el escenario de encuentros con lo imposible. Una zona famosa por una alta actividad ovni y paranormal en la que son numerosos los encuentros con extraños seres, eventos misteriosos y en la que se han reportado varios casos de abducción. No parece que la localización del avistamiento de este humanoide volador sea una coincidencia.

De nuevo, el fenómeno sorprende y fascina a partes iguales mostrando diferentes facetas de lo imposible, retando en firme duelo cualquier concepción racional e instando a empujar los límites de la realidad. ¿Qué otras sorpresas tiene guardadas?

 

El curioso ovni sacado con una polaroid en el triángulo de las bermudas

Desde mediados del siglo XX, se han reportado algunos incidentes en el famoso triángulo de las bermudas que desde luego darían para varias películas. Desde perturbaciones magnéticas de extraordinarias dimensiones hasta ovnis, los testimonios no han dejado de producirse en esta área específica del Atlántico norte de más de 500.000 millas de extensión.

bermuda_triangle_usa

 

Vista satélite del misterioso triángulo de las bermudas

Situado entre Puerto Rico, Miami y las islas Bermudas, se conoce hasta el día de hoy un mínimo de 50 barcos desaparecidos y 20 aviones de los que no habría quedado rastro en este punto del mapa. Un periodista de Los Angeles llamado Howard Rosenberg expuso que en 1973 la guardia costera de los Estados Unidos había respondido más de 8000 llamadas de socorro por fallos eléctricos en diversas embarcaciones en esta área. A partir de aquí, podemos elucubrar, plantear hipótesis o teorizar sobre el origen de tales anomalías, pero lo cierto es que siempre hay un denominador común en la mayor parte de incidentes: la presencia de esa especie de campana de irrealidad que parece invadir a las embarcaciones y a las personas que viven este tipo de incidentes, algo que se relaciona directamente con el fenómeno ovni.

Y de ovnis vamos a hablar a continuación, porque dentro de la casuística de objetos voladores no identificados que aparecen en la zona, hay uno realmente curioso que fue tomado con una cámara Polaroid el 15 de junio de 1974. Resulta que un pasajero de un avión comercial DC-9 que volaba desde Kingston (Jamaica) hasta al aeropuerto JFK de Nueva York pudo tomar una fotografía de lo que parecía ser un objeto con forma de uve doble flotando cerca de su avión. Asustado, decidió ponerla en conocimiento del público, ocultando su identidad. Tenía miedo del desprestigio o las represalias. Pero la compartió con todos.

La toma se realizó a las 20:00 horas y el disparo en su cámara polaroid reflejó un curioso objeto con dos apéndices aparentemente simétricos y una especie de cúpula en su centro. El avión volaba a más de 6000 metros de altura y por supuesto se descartó cualquier tipo de presencia de globos o animales voladores. Tampoco se desprendió ninguna parte móvil o fija del avión y la altura era demasiado pequeña como para fotografiar un satélite.

74bermudas1

Foto original

Si perfilamos y damos más brillos gamma a la foto con un sencillo tratamiento fotográfico encontramos un interesante objeto con forma de triángulo y esos dos apéndices que aparecen dejando una especie de estela de velocidad tras de sí, algo que podría significar una condensación de agua en el entorno del objeto si éste volase a gran velocidad.

74bermudas1

 Fotografía con contraste y brillos gamma

Lo que está claro es que este objeto volaría como mínimo a los 800-900 kilómetros por hora que llevaba el avión, porque la toma es nítida y no está movida. Es fascinante que alguien en el mundo saque una foto de un ovni, sea como sea, pero desde luego sacar esta anomalía en el triángulo de las bermudas y con una polaroid, es algo de lo más auténtico. Sea lo que sea lo que aparece en esa foto. ¿Qué opináis del triángulo de las bermudas? ¿Creéis que las anomalías que se producen ahí tienen un origen extraterrestre? Os esperamos en los comentarios.