¿Son los míticos kraken confundidos con ovnis submarinos?

Pocos mitos han perdurado tanto en la memoria colectiva como el del famoso monstruo marino llamado kraken. Leyendas allende los mares en todos los pueblos oceánicos del mundo hablan de sus colosales dimensiones, su voraz apetito y su extraño gusto por percutir y hundir todo aquel navío que osara acercarse a sus proximidades.

En los últimos años se han conseguido pescar ejemplares tremendos y sus tamaños siguen acrecentándose, en un enigma de lo más real que cada año va batiendo records con respecto a los especímenes más grandes que van trayendo tanto los buques científicos como los casi ya desaparecidos viejos lobos de mar. ¿Sería posible que alguno de estos avistamientos de calamares gigantes se asemejara a las leyendas de los monstruos mitológicos por su tamaño?

kraken ufopolis 3
Los tamaños de los kraken comparados con los de los navíos más grandes se han representado según los testimonios de los marineros de todo el mundo

Hoy en ufopolis vamos a ver un caso asombroso de avistamiento de uno de estos cefalópodos imposibles ocurrido en una época nada dada a historias de este estilo: la Segunda Guerra Mundial. Eran tiempos de guerra y muerte, necesidad, hambruna, héroes y villanos en una conglagración mundial que llevó la guerra hasta los confines del mundo.

En aquel tiempo, un arrastrero británico llegó a las islas Maldivas algo ajeno a todo el drama que se vivía en Europa y al frente del mismo se encontraba un hombre de nombre A.G.Starkey. Según pudo saberse posteriormente el testigo se encontraba de pie en la cubierta del barco una noche cuando de repente observó algo en el agua. Algo gigantesco e imposible que tenía una gran fuerza por el repentino oleaje que de pronto apareció de la nada.

kraken ufopolis 2
En ocasiones las luces de color verde acompañan los avistamientos

Starkey decidió coger una pequeña antorcha que había en su barco para dar algo de lumbre en la soledad de la noche y según declaro, quedó fascinado mirando aquello: un círculo de color verde brillaba por debajo del mar iluminando todo. Era redondeado, de color verdoso y tenía una luz propia tan potente que apenas se podía mirar directamente.

El marino entendió que podía ser quizá el único ojo de un cefalópodo gigante, de un gran kraken y mientras observa hipnotizado a aquello, la superficie del agua comienza a oscilar con una extraña perturbación ajena y anormal en aquellos mares y que, por supuesto, no coincidía con el oleaje normal que había habido en las horas anteriores.

Poco a poco el marino se fue cerciorando de que efectivamente se hallaba ante un gran calamar gigante que no pestañeaba y, entre maravillado y aterrorizado fue hasta la parte trasera del barco en donde dijo ver los tentáculos de la criatura, inmensos ellos, y su descomunal cabeza.

Lo que pasa es que según las descripciones originales del bueno de A.G. Starkey, su barco medía ni más ni menos que 175 pies de largo, es decir 53 metros, con un tamaño tres veces mayor que el calamar gigante más grande que jamás se haya registrado. Curiosamente, el avistamiento solo duró unos minutos y el testigo fue el único que juró y perjuró haber visto tamaña maravilla de bicharraco, si me permiten la expresión.

kraken ufopolis
En tono de humor, consideraríamos recomendable no cruzarse con semejante especimen

Una de las cosas que más llaman la atención del caso Starkey es que el supuesto animal se presenta con iluminación propia, algo más dado a aparecer en animales bioluminiscentes en otras partes del mundo, básicamente en los alrededores de las grandes dorsales y fosas oceánicas, que se producen oleajes extraños y repentinos, como si hubiese alguna alteración temporal en el incidente y, si entendemos que el testigo decía la verdad, la acotación del fenómeno en donde solo él puede verlo, algo que también ocurre en el fenómeno de los deslizamientos del tiempo asociados al tema ovni.

eecf228c47bba3b14a36dc3eb91d7372
¿Son los avistamientos de los kraken vestigios de alteraciones espacio-temporales creados por objetos submarinos no identificados?

¿Fue acaso aquel incidente una representación del inconsciente de aquel individuo, deseoso de dar una explicación ante aquellas luces inmensas que rodeaban su barco por los cuatro costados? ¿Sería posible que realmente aquel kraken fuera un objeto submarino no identificado realizando algún tipo de actividad y distorsionando la percepción del testigo hasta hacerle creer que estaba ante un animal mitológico? ¿Qué tipo de criaturas son tan grandes y tan capaces de iluminar por debajo y desde el agua un barco de 53 metros?

El enigma de las apariciones imposibles tanto de las criaturas croptozoológicas que tanto nos gustan como del fenómeno ovni, esta vez subacuático parece que no tiene fin y podemos llegar a pensar que hay tantos casos que parece muy difícil crear un patrón. Seguiremos estudiando, en todo caso, tan fascinantes incidentes. Si os ha gustado el artículo, os recomendamos ver estos programas también con desconcertantes criaturas. Esperamos que sean de su agrado.

 

Ufopolis.com 2016

Cinco ovnis steampunk en tiempos de Sherlock Holmes

En ufopolis adoramos lo que significa el fenómeno ovni en general en el siglo XXI y analizamos pruebas nuevas y antiguas pero nos intrigan los acontecimientos del pasado, los que se pierden en el tiempo y los que apenas son comentados en las publicaciones especializadas. En el marco de lo que muchos de los mejores investigadores de la historia han comentado en torno al fenómeno, el ufólogo Jacques Valee escribió sobre diferentes incidentes ocurridos en el siglo XIX que a día de hoy siguen sin explicación en su obra «pasaporte a Magonia» y hoy vamos a rescatar del baúl de los recuerdos cinco de esos casos de los que habló Valèe, una figura ampliamente reconocida a nivel mundial en el estudio del fenómeno y en el que se inspiró Steven Spielberg (ufólogo de raza aunque se hiciera director de cine) para el papel que protagonizó Francoise Truffaut en la película Encuentros en la tercera fase (Close encounters of the Third kind, 1979). Vamos a ver esos asombrosos recuerdos ufo en los tiempos de Sherlock Holmes:

1. El incidente ocurrido el 15 mayo de 1879 a las 21,40 horas en el Golfo Pérsico.

002071

Buque HMS Vulture, protagonista del incidente.

Era una noche normal en las transitadas aguas de uno de los lugares más conflictivos del mundo a día de hoy, el Golfo Pérsico, pero los marineros a bordo del buque Vulture de la Armada Real Inglesa no tardaron en saber que aquel día, sus vidas iban a dar un vuelco. Algo les esperaba en el cielo cuando ya anochecía en alta mar y habría sido increíble ver sus caras de asombro cuando dos gigantescas ruedas, tal y como fueron descritas, aparecieron de la nada, flotando y girando en el aire, mientras se acercaban lentamente a la superficie del mar.


osni2

Recreación artística del incidente.

Imponentes, de casi 40 metros de diámetro, aquellas «ruedas flotantes» dieron un impresionante espectáculo de luz a unos 150 metros del buque durante ni más ni menos que 35 minutos. Los marineros llegaron incluso a determinar la velocidad de las ruedas en 80 km/h lo que correspondía con la velocidad que llevaban ellos en aquellos momentos. Es decir, los estaban siguiendo, en un avistamiento aparentemente dirigido como los que hemos visto en diferentes partes de la historia. Unos hechos asombrosos que dejaron boquiabiertos a toda una tripulación de un barco de guerra.

2. El suceso del 12 noviembre de 1887 a las 00:00 horas en Cabo Race (Océano Atlántico).

48photo

El buque S.S. Siberian fotografiado en 1911

Sin salir del entorno marítimo, aquí tenemos un caso protagonizado por el buque S.S. Siberian en el que su tripulación pudo observar una enorme esfera ígnea saliendo del mar. Fueron varios los testigos los que se agolparon en la proa del barco observando aquel cuerpo que se elevó hasta los 16 metros de altura, volando en dirección contraria al viento y posteriormente acercándose hasta el buque para quedarse estático, moviéndose de nuevo de manera acompasada con el mismo.

Cinco minutos de odisea hasta que de repente y ante asombro general, aquella impresionante esfera luminosa partió como una exhalación hacia el Sudeste. Un caso perdido en el tiempo que nos encanta recuperar y que nos suena por la tecnología de ovnis lumínicos que han sido vista en tantos casos actuales.

3. El caso del 1 abril 1897 a las 21:00 horas en Everest (el de Kansas, no el del Tibet).
Air_Ship_3

Se trataron de dar explicaciones de lo que pasó con dirigibles, pero nadie sabe a día de hoy qué ocurrió en aquella ciudad del medio-oeste norteamericano.

Salimos de los barcos y volvemos a tierra. Toda la población de Everest, Kansas vio volar un gran objeto metálico bajo la capa nubosa que había aquel día que maravilló al menos pintado. Descendió lentamente, para alejarse luego a gran velocidad rumbo Sudeste. Volvió, y cuando se hallaba en la vertical de la población, de manera totalmente espectacular barrió el suelo con su potente luz. Aquello debió ser para haberlo visto.

Acto seguido, se le vio elevarse a una velocidad fantástica hasta que apenas se le distinguía, y luego bajó de nuevo para volver a dar una asombrosa pasada a baja altura sobre los testigos a toda velocidad. Un auténtico «numerito» el que vemos en este caso. No contento con todo el vaivén, el impresionante objeto volvió y se quedó estacionario durante 5 minutos al borde de una nube baja a la que iluminó completamente. Todos pudieron ver claramente la silueta del aparato, y todos comentaron aquello durante meses. Recordamos que los primeros intentos del hombre de crear aeroplanos se remonta a unos años después del incidente. Aún así, parece evidente que aquello superaba en mucho cualquier prototipo de un primigenio vuelo con un aeroplano similar al de los hermanos Wright.

4. El incidente ocurrido en la mañana del 15 abril de 1897 en Linn Grove, Iowa, Estados Unidos.

189704emctjm8

Recreación del incidente tal y como se vio a finales del siglo XIX.

Aquí tenemos otra localidad similar a las que vemos en las películas del oeste, con su ferrocarril, sus corrales y esa decadencia tan característica del medio oeste norteamericano de aquel entonces. En Linn Grove, se vio volar lentamente un gran objeto metálico y lleno de luces en dirección Norte. Parecía disponerse a aterrizar, y cinco hombres (F. G. Ellis, James Evans, David Evans, Joe Croaskey y Benjamín Bulan) fueron lentamente en automóvil hacia él sin dejar de mirar el cielo. Lo asombroso fue que tuvieron un encuentro del segundo tipo tal y como lo entendemos a día de hoy: a unos 7 km al norte de Linn Grove, encontraron el aparato en el suelo y se acercaron a menos de 700 metros de él, pero éste «extendió sus cuatro alas gigantescas y se elevó hacia el Norte».

Debieron quedarse atónitos, pero aún había más: a bordo de la nave voladora, dos extrañas figuras intentaron ocultarse de ellos de manera surrealista. A los testigos les sorprendió lo largo que llevaban el cabello, en un avistamiento no muy corriente incluso a día de hoy. Humanoides con cabello largo en 1897. Curioso hasta decir basta. La mayoría de los habitantes de Linn Grove vieron el aparato en vuelo. Y ahí quedó el suceso. A día de hoy no existen precedentes de este tipo en ese año.

El suceso del 19 abril 1897 ocurrido a las 22,30 Leroy (Kansas).

cigar-ufo

Sin duda el más impresionante caso de los descritos en este artículo

En este último caso descrito en Pasaporte a Magonia, tenemos a un protagonista llamado Alexander Hamilton, un campesino de la localidad que fue despertado de repente aquella noche por el tremendo alboroto de su ganado. Malhumordao, salió al exterior con su hijo y su inquilino y vieron en el cielo un objeto alargado con forma de cigarro de unos 100 metros de largo, y con una curiosísima cabina transparente en su parte inferior que mostraba unas estrechas bandas rojizas. El objeto flotaba a unos 10 m sobre el suelo.

Ni cortos ni perezosos aquel improvisado grupo de investigación ovni se aproximó a menos de 50 metros del objeto, que se encontraba casi aterrizado. Estaba iluminado y provisto de un reflector. Por si fuera poco, aquí también tenemos humanoides porque resulta que los testigos pudieron ver dentro del aparato a seis extraños seres que describieron posteriormente como «repugnantes». Hablaban un lenguaje que ninguno de los testigos logró entender. El objeto se perdió en el firmamento tras dejar un fuerte olor a azufre y una becerra fue arrastrada por el objeto con ayuda de un fuerte cable rojo delante de los testigos. Un episodio de mutilación de ganado de lo más rudimentario, sin duda. El incidente termina con los tres testigos encontrándose al día siguiente a la pobre cabra muerta en el campo.

Hasta aquí el recorrido por estos 5 retroufos del siglo XIX. Siempre nos gusta recordar historias con el añejo color amarillo de los periódicos y los legajos antiguos. Y es que parece que el fenómeno está con nosotros desde hace mucho, mucho tiempo. Si os ha gustado la entrada, podéis ver también el ovni que vieron 200 personas en Redlands y el episodio de los incidentes de Fátima que estudiamos hace bien poco en esta, vuestra web del que hicimos un vídeo:

¿Qué os parecen los ovnis steampunk del siglo XIX? ¿Conocéis algún caso así en vuestra localidad que tenga más de cien años? Os esperamos en los comentarios.

Misteriosos sonidos submarinos en la ciudad perdida de Cthulhu

Vicente Fuentes expone el increíble fenómeno de los sonidos recogidos por diversas estaciones oceanográficas del ecuador en 1997 que coinciden con el famoso mito de Cthulhu de los libros de ficción de H.P. Lovecraft. Analizaremos en detalle estos «gritos» subacuáticos y los relacionaremos con diferentes teorías que van desde objetos submarinos no identificados hasta aperturas de la malla espacio-tiempo. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Espectros de las anomalías detectadas en el océano pacífico:

The Bloop:

Bloop

Julia Sound:

julia

 

El sonido «slow down»:

Slow_Down

El sonido conocido como «the train»

Train_Spectrogram

Upsweep:

upsweep

Ufopolis.com 2015

Pilotos de un 747 fotografían espectaculares luces rojas en el pacífico (Reportaje)

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (3)

Hace pocos días saltó la noticia de un interesantísimo avistamiento ocurrido en un vuelo comercial desde Hong Kong hasta Anchorage (Alaska) y que destaca por la gran cantidad de información de la que se dispone sobre el mismo. El pasado 24 de Agosto alrededor de las 23:00 h, el piloto holandes JPC Van Heijst junto a su copiloto fueron testigos de una experiencia OVNI totalmente fuera de lo corriente. Veamos el caso:

1. Tras cinco horas de vuelo justo a la altura de las coordenadas N47º33.0 E159º 12.4 el piloto y el copiloto realizaron una toma del cuadro de GPS de su avión cuando se posicionaban al sur de la península de Kamchatka, propiedad de Rusia. Esta es la toma de la que estamos hablando.

ufopolis red light ufo flash nasa 8

2. El espectacular incidente ocurrió exactamente en esta posición del mapa, según indicaron los protagonistas.

ufopolis red light ufo flash nasa 3

md53fb4003

3. ¿Por qué sacaron una toma del GPS? ¿Porqué hicieron eso? Para dejar constancia de lo que estaban viendo. No se lo podían creer. Resulta que van Heijst y su copiloto vieron un espectacular destello que se proyectaba hacia los cielos. Según sus declaraciones al portal pbase, aquel flash de luz «se veía como un rayo […] Nunca he visto nada parecido». Estaban a más de 2 horas de cualquier aeropuerto cercano, en pleno océano. También hay otro detalle interesantísimo. Vieron un fulgor de color verde por todo el cielo que no era aplicable a una aurora boreal. Era, según  los pilotos, una aurora masiva que no habían visto nunca. Según sus declaraciones, en la ruta, el piloto decidió tomar algunas fotos del cielo nocturno y del extraño resplandor verde que había por todo el hemisferio norte», relata el piloto, agregando que unos 20 minutos más tarde se dio cuenta de la presencia ante ellos de un profundo resplandor de color rojo-anaranjado debajo de la superficie del mar.  «Eso fue un poco extraño, ya que se suponía que no había nada más que un océano infinito debajo de nosotros». Observen las fotografías que fue sacando el piloto con su cámara Nikon D800 desde la cabina del avión.

A una altura de 10.300 metros, el piloto captó el extraño resplandor de color verde, que según decía abarcaba una buena parte de todo el hemisferio norte. En el interior del océano, podemos observar cómo hay un resplandor de color rojo con una serie de focos que iluminan el horizonte.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (1)

El testigo principal fue acercándose con su avión 747 de pasajeros al foco y comenzaron a ver detalles. «Cuanto más nos acercábamos, más intenso era el resplandor, iluminando las nubes y el cielo de un tono rojizo aterrador», dijo en declaraciones al portal pbase. Observen cómo las luces son tan intensas como para llegar a iluminar la capa de nubes que está justo por encima de ellas. Para el piloto y el copiloto la situación exigía atención porque según el control de tráfico aéreo no había ningún tipo de perturbación en su ruta; sin embargo, estaban a punto de atravesar un punto del mapa de origen desconocido que podría alterar su vuelo.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic

El principal problema del caso, como bien pudieron constatar después los pilotos es la inexistencia de erupciones volcánicas en esa zona del océano en el momento en el que estaba ocurriendo el evento. El Center WX Unit de Estados Unidos confirmó posteriormente a los pilotos que no hubo ningún tipo de actividad sísmica o volcánica en la zona. Los pilotos comenzaron a informar de los destellos al Control de Tráfico aéreo, el cual, a día de hoy, aún no ha hecho público ningún comunicado informando sobre lo sucedido. Observen el acercamiento de aquel avión a los focos que estaban situados en el interior del océano. Aquí vemos claramente cómo la potencia de todos esos focos (no pueden ser luces de barcos mercantes por su color) está iluminando incluso toda la capa de nubes bajas.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (4)

Lo más asombroso del caso es que cuando llegaron a la posición, se dieron cuenta de que los focos se veían perfectamente. Pudieron ver núcleos de colores rojos, amarillos y naranjas, puntos y estructuras simétricas, grandes interacciones luminosas que destelleaban en el interior del océano. Todo bajo el manto de color verde que se podía ver en el cielo y que, como decíamos antes, era demasiado extenso como para ser considerado una aurora boreal. Los puntos de luz que observamos en el interior del océano tienen características muy similares a los que se observan en avistamientos de OVNIS en el espacio por parte de la agencia espacial estadounidense.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (3)

Los pilotos en ese momento llegan a twittear el incidente que están viviendo en directo, algo que es una auténtica novedad dentro de la investigación de los fenómenos aéreos anómalos. Es interesantísimo descubrir cómo las redes sociales pueden servir para que los investigadores podamos acceder a casos como éste. El tweet nos llego a través de AirLiveNet el 26 de agosto a las 08:38 h.

ufopolis red light ufo flash nasa 2

Para que podamos hacernos una idea de la magnitud del evento, los pilotos realizaron una comparación con una toma de una ciudad, concretamente la ciudad más poblada de esa zona de Canadá, Winnipeg, en la provincia de Manitoba con una extensión de 464 kilómetros cuadrados y una población de 633.000 personas. El evento podría calificarse en base a esta escala, como masivo.

4

Los pilotos pudieron observar detenidamente las luces e incluso variar los puntos de vista de las tomas. Una de las que ha trascendido está hecha con la modalidad de ojo de pez, pera intentar captar el evento desde una perspectiva esférica. Gracias a eso, observamos cómo los núcleos luminosos están interaccionando unos con otros.  Hay diferentes parejas y cúmulos de luces realizando la misma actividad.

zw53fd38b2

De hecho, hay un momento en el que el evento es tomado en foto desde otra perspectiva y se llega a apreciar incluso la aparición de otras luces de colores, aunque el rojo siga siendo el de las estructuras predominantes y masivas.  Es fascinante observar como esa mezcla también se ve representada en los reflejos de las nubes, ahora con una tonalidad algo más morada.

PAY-Mysterious-Red-Glow-over-the-Atlantic (2)

Esa es la última foto clara que tenemos del incidente. Hasta el momento no ha habido declaraciones de las autoridades de las FAA de Estados Unidos o de Rusia exponiendo su opinión sobre este hecho. Este caso lo comentamos en un vídeo del canal de Youtube de Vicente Fuentes en donde se expondrán todas las teorías que nos surgen al respecto de este increíble incidente.

Investigación: Vicente Fuentes.

Fotos: Mirror, Van Heijst.

El extraño objeto submarino no identificado que asaltó un barco en Suecia

Semana de cambios estéticos en ufópolis, adaptándonos a las resoluciones de todos los monitores del mercado para que todos puedan disfrutar de la página cómodamente (de ahí la eliminación de una de las columnas laterales).

Durante este fin de semana vamos a estudiar dos casos impresionantes: el primero es un rarísimo avistamiento de uno de los llamados OSNIS (lo mismo que un OVNI pero a nivel submarino, acuático) que se acerca a toda velocidad a un pequeño barco en el noroeste de las costas de Suecia. Resulta curioso comprobar que a primera vista el objeto parece ser completamente liso, esférico, de color blanco y con la capacidad de cambiar de posición, es decir, con un comportamiento aparentemente inteligente.

Por lo que puede apreciarse en el vídeo, el objeto grabado llega a ir en paralelo a la embarcación hasta que se acerca súbitamente a las hélices del barco. Es ahí donde se puede apreciar su forma. Sin luminiscencia aparente (aunque resalta el color tan claro del objeto, parecía excesivamente «limpio»), una de las características mas destacables es la distancia de flotación (iba prácticamente a ras de la superficie del mar), y el tamaño, (no mucho mas grande de medio metro, realizando la comparación con los elementos del barco).

Veamos el vídeo:

Ocurrido a finales del año 2011, es interesante apreciar también que la agencia de noticias nórdica aftonbladet contactó con los testigos del suceso, que mostraban una mezcla entre fascinación y miedo ante el extraño incidente que les había ocurrido. Estaremos al tanto de esta invesigación.