La NASA muestra imágenes de objetos inmensos acercándose al sol

Vicente Fuentes expone unas inusuales y sorprendentes tomas realizadas desde el satélite Soho-Lasco de la NASA en donde se aprecian anomalías circulares que no se corresponden con fallos en las lentes. Estudiaremos la presencia de estos objetos en diferentes vídeos en las cercanías del sol y en la atmósfera de la tierra y hablaremos de las repercusiones que tienen estos avistamientos. Esperamos que sean de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

Los asombrosos extraterrestres de las cuevas de Bastar

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un descubrimiento que ha suscitado una gran curiosidad científica en arqueólogos de medio mundo al respecto de unas pinturas rupestres descubiertas en la India y datas del año 8000 a.C., un tiempo en el que el contagio cultural que tenemos a día de hoy por la expansión de la información a través de internet no podría producirse. Y decimos esto porque el contenido de las pinturas es del todo menos habitual ya que recuerdan a los ovnis y aliens que han sido inmortalizados en los últimos años en el cine y la televisión. ¿De donde se inspirarían aquellos pueblos de la más remota antigüedad?

De acuerdo a lo publicado por el periódico “The Times of India”, las imágenes descubiertas en una caverna de la región de Bastar, provocaron tal grado de extrañeza en los expertos, que el departamento de arqueología del estado indio de  Chhattisgarh se vio en la obligación de pedir ayuda a las agencias espaciales de la India (ISRO) y de los Estados Unidos (NASA), para determinar su verdadera naturaleza. Algo así, pensaron, no se ve todos los días ya que junto a los dibujos habituales de los seres humanos, aparecen criaturas bípedas con la típica apariencia física que tendrían los extraterrestres según lo mostrado en la cultura popular: cuerpos delgados, cabezas grandes y con forma de pera invertida (sin nariz ni boca), además de ojos negros grandes y ovalados. El típico gris que abunda en la literatura ufológica de investigación desde hace más de 100 años.

“Esto podría significar que los humanos de los tiempos remotos veían, o imaginaban, seres que provenían de otros planetas. Necesitamos una investigación detallada. Nuestro departamento no tiene expertos en esta esfera”, admitió el arqueólogo JR Bhagat.

El contexto de esa localidad de Bastar resulta a todas luces sugerente porque las leyendas de las tribus locales hablan sobre el “pueblo pequeño” que los visitaba por medio de naves voladoras. En cada una de esas visitas, se llevaban a uno o dos habitantes y esas personas “secuestradas” jamás retornaban. ¿Leyendas que hablan de abducciones? Incluso, los lugareños aseguran ser descendientes de una civilización que provenía de las estrellas llamada “Rohela”, algo que coincide con la teoría que sugiere que en el pasado remoto el hombre mantuvo contacto con seres de otros mundos, tecnológicamente mucho más avanzados que nosotros.

Por otra parte las declaraciones son de lo más sugerente: “Las figuras de estas formas extrañas parecen portar objetos semejantes a armas. No tienen rostros detallados y, de hecho, carecen de narices y de boca. En algunos dibujos se pueden apreciar escafandras”, destacó el arqueólogo Bhagat, quien agregó que “la imaginación humana es muy desarrollada, pero la fuerte semejanza de estas pinturas rupestres con las imágenes de las películas modernas es rara y merece una investigación detallada”. ¿Sería esto posible en un contexto en el que apenas conocíamos las herramientas de piedra? ¿Quién visitaría y secuestraría a aquella gente? ¿De donde salieron, por tanto esa gente pequeña?

Estaríamos hablando de huellas de visitantes de planetas lejanos o de una asombrosa y concidente imaginación de los hombres que vivían en cuevas y que expondrían lo mismo que los abducidos del siglo XX pero es un analisis pormenorizado de las imágenes las que nos sacará de dudas.

Foto 1: ¿El día de la presentación?
1_Fotor
Foto 1: presentación

En esta primera pintura tendríamos un primer plano delimitado y separado del segundo y podemos ver figuras antropomórficas, con cráneos con forma de bombilla. Es interesante estudiar la aureola alrededor de esas cabezas lo que podría estar indicando algún tipo de peligro relacionado con energía mental o psíquica.

Otra interpretación sería la de una escafandra., en algo similar a lo visto en la cueva de los Wandjinas, Australia contemporáneo con estas cuevas de la India.

Los seres aparecen aparentemente rodeando a una figura central, la más importante, igual que veíamos en las pinturas de Horseshoe Canyon. En todo caso, la sensación de tridimensionalidad de todas las figuras se hace patente. Luego, en el segundo plano encontramos dos seres más, más oscuros, en un efecto óptico con toda la intencionalidad, quizá para exponer menor importancia o peores intenciones. Un poder en la sombra.

Se observan hombros prominentes en figuras no estilizadas en las secciones de los músculos, algo que podría corresponderse con trajes abombados o seres muy fuertes, algo similar a las figuras Dogu de Japón.

Foto 2: OVNI
2_Fotor
Foto 2: ovni

Aquí observamos una curiosa forma de platillo con una especie de cúpula en la parte superior. Está pintado en la parte más clara de la roca para dar énfasis a su luminosidad. También se observa un trípode saliendo del fuselaje principal, formando unas patas, pero lo que más llama la atención es la aureola alrededor del objeto con forma de elipse, algo similar a la interfase que se observa en los ovnis lumínicos de los avistamientos de la NASA. Otra forma de verlo sería simplemente un truco óptico magistral queriendo dar imagen de tridimensionalidad.

También observamos una especie de triángulo de color rojo con dos esferas de distinto tamaño dentro, algo identificable con la posibilidad de que sea realmente parte del fenómeno de los ovnis dobles, esferas luminosas con capacidad para mezclarse o separarse entre sí a voluntad.

Hay un detalle más. De la pata derecha sale un apéndice con forma de ángulo recto en una posible escenificación de energía eléctrica o campo magnético. Impresiona ver que con muy poco, aquella gente trató de representar todo aquello con volumen.

Foto 3: Seres y armas
3_Fotor
Foto 3: seres

En esta fotografía observamos detalles absolutamente sorprendentes. Lo que podrían ser seres con escafandra y una serie de apéndices paralelos en forma de triadas en el casco, y un cuello protegido similar a lo que se aprecia en Horseshoe canyon.

Otro detalle de importancia es que podríamos estar hablando de que algunos de estos seres podrían ser de apariencia reptil en base a la presencia de garras en vez de manos. Esto se corroboraría con la presencia de piernas fuertes y arqueadas, similares a las descripciones de casos reales de este tipo de seres.

4_Fotor
Ampliación de la cabeza

Por otro lado, se aprecia también un utensilio de mano para poder coger objetos con manos más estrechas, algo que desentona con la longitud del cuello del ser, claramente desproporcionado.

Aquí vemos algo asombroso, una cabeza con forma triangular, y lo que podrían ser los ojos en un efecto óptico magistral ya que habrían aprovechado el lugar más oxidado de la pared.

5_Fotor
Comparación

En la toma observamos manos con forma de garras, orificios nasales y una pequeña boca. Un trabajo increíble. El detalle de las piernas perfectamente recreadas induce igualmente a pensar en que aquella gente que vio aquello sabía lo que estaba dibujando. En este caso, existen hipótesis al respecto de si estaríamos ante una escena de presentación en la que primero aparecería el ser gris y luego el otro detrás, ambos caminando

Foto 4: Huellas
6_Fotor
Foto 4: huellas

Si seguimos observando las tomas observamos algo enigmático en esta toma porque podríamos estar ante la huella del zapato o de la bota… de un ser humano, además similar al calzado que se usa en la astronáutica. Destaca, sin duda la formación geométrica de la suela y la recreación de un pie izquierdo y uno derecho… con tamaños distintos.

¿Dos seres diferentes? ¿Estamos ante lo que podría ser la famosa huella de Neil Armstrong en la luna… pero en nuestro planeta? Qué mejor forma de conservarlo en el tiempo que en roca, podríamos pensar….

Foto 5: Orando a las luces…
7_Fotor
Foto 5: esferas

Las figuras que vemos en las fotografías están orando de rodillas en una escena similar al rito babilónico. Lo asombroso es que encontramos seres alrededor de aspecto polimórfico aparentemente danzando alrededor de las esferas, las cuales brillan o al menos emiten algún tipo de rayo de luz.

Los seres con protección en la cabeza o cabeza parecen tener facciones humanoides muy definidas en una descripción similar a la del famoso caso caso DeWilde de Francia en el siglo XX. También, encontramos un aparente grano interior de las esferas. La de la derecha es ovalada y sin duda, son distintas. Y un detalle fascinante que enlaza directamente con los famosos Wandjinas de Australia: Las esferas parecen viajar sobre una serpiente o dragon, igual que en las cuevas de Kimberley.

¿Son los mismos seres representados por culturas contemporáneas? ¿Cómo podrían haber representado tal cosa si no se conocían entre sí?

Aquí tenemos este interesantísimo descubrimiento, que si bien no es tan conocido como otras maravillas de la antigüedad como Tassili o Horseshoe Canyon, viene a corroborar la posibilidad de que realmente se produjeran unas inquietantes visitas de seres de aspecto diferente de los seres humanos hace 10.000 años en la tierra. ¿Para qué vendrían, de ser así? ¿Y por qué allí?

Si os ha gustado este artículo os invitamos a ver el programa que hicimos sobre los Wandjina, fascinantes seres aparecidos en las mencionadas cuevas de Australia con un parentesco clarísimo con los denominados seres «grises» que aparecen en una gran cantidad de encuentros del tercer tipo. También estudiaremos los seres de Buckhorn Wash, uno de nuestros temas preferidos.

Esperamos que el programa sea de su agrado.

 

Ufopolis.com 2015

5 Historias de increíbles vórtices temporales

En ufopolis adoramos las historias asombrosas de viajes en el tiempo y anomalías espacio-temporales y hoy traemos una curiosa recopilación de cuatro de ellas. Cambios en la realidad, desaparición de personas y lugares y distorsiones en lo que llamamos «realidad» confluyen en estos ejemplos que podrían indicarnos la existencia de una especie de simulación de todo lo que nos rodea. Esperamos que las historias sean de su agrado.

1. Nicola en abril del año 2004 en Gran Bretaña.

las-acrobacias-que-aplicamos-para-cruzar-la-calle

Este es el testimonio: «Esto tan extraño que me pasó, ocurrió el 15 de marzo de 2004. Terminé de trabajar a las 4 de la tarde y estaba esperando en un lado de la calle en el semáforo para cruzar. Siempre tardaba mucho aquel semáforo y aquel día no era diferente.  Miré para la izquierda el tráfico que venía a la velocidad de siempre cuando de repente, simultáneamente todos se ralentizaron a la vez. No era como si estuviesen todos deteniendo su marcha, no, era como si el tiempo se hubiera ralentizado, literalmente. Miré a la derecha y el tráfico estaba pasando a la velocidad normal. Miré a la izquierda y todo se movía a cámara lenta. Entonces, todos los coches al unísono se pusieron otra vez en «modo normal». Me tuve que sentar por la impresión que me dio lo que acababa de ver, perdiendo tres turnos de semáforo, preguntándome qué demonios había pasado.»

2. Daisy en septiembre de 2005

fondook_original

Testimonio de Daisy: «Antes de mi extraño encuentro era una auténtica escéptica en todo lo que se llama «paranormal» pero mi amigo Rick era lo que llamaríamos como un «creyente» en todo eso. Todo comenzó cuando Rick y yo fuimos a la casa de un amigo en Septiembre de 2005. Estábamos viajando en la vieja furgoneta de Rick (que le encantaba) y el viaje fue bien durante los primeros 45 minutos. De repente el motor del camión se paró y nos quedamos tirados en medio de la carretera totalmente a oscuras. Tratamos de hacer arrancar el motor en vano y salimos a echar un vistazo al capó del vehículo para ver qué era, pero nada parecía funcionar. No teníamos teléfono móvil así que decidimos finalmente dejar ahí la furgoneta ante el infortunio y caminar hacia el pueblo más cercano que se encontraba a unas dos millas (3.8 kilómetros aproximadamente) para encontrar una cabina y llamar desde allí.»

«Caminamos durante lo que nos parecieron horas y no conseguimos ver el pueblo aunque éste debía estar ahí. Pero no estaba. Justo cuando estábamos empezando a desesperarnos y a agobiarnos por no encontrar lo que era evidente que tenía que estar ahí, vimos una luz, una inmensa luz brillante sobre una de las cuestas del camino. Corrimos hacia allí y nos quedamos absolutamente anonadados ante lo que nos encontramos.»

«Sobre la colina, Rick y yo vimos lo que solo podría ser descrito como una ciudad futurista con luces saliendo de miles de ventanas en torres y edificios metálicos gigantescos.  En el medio de aquella ciudad futurística vimos un edificio circular metálico. Me quedé allí viendo aquel espectáculo asombrada, hasta que Rick me tocó el brazo y me señaló al cielo. Sobre el cielo de aquella increíble urbe había centenares de artefactos voladores. Uno de ellos voló sobre nosotros a una velocidad impresionante. Rick y yo nos asustamos tanto que nos dimos la vuelta y corrimos y corrimos hasta llegar al camión que se nos había averiado. No volví a mirar para atrás, pero sentí que algo o alguien nos había observado durante todo el camino de vuelta. Cuando volvimos al vehículo, arrancó sin dificultad y Rick y yo nos fuimos como alma que lleva el diablo en dirección opuesta. Nunca volvimos a aquel lugar ni volvimos a hablar de aquello y yo nunca lo comenté a nadie hasta escribir estas líneas.»

3. El caso Goddard, 1935

swordfish

1935. Sir Victor Goddard, comandante de la Real Fuerza Aérea Británica tuvo una extrañísima experiencia en su avión biplano Hawker Hart. Goddard se encontraba pilotando su avión y yendo desde Edimburgo, Escocia hasta Andover, Inglaterra y decidió coger la ruta en la que volaba sobre el aeródromo abandonado de Drem, no muy lejos de Edimburgo.

Aquel sitio estaba abandonado, cubierto de vegetación, con las puertas de los hangares medio derruidas y vacas pastando entre las ruinas de los restos de varios aviones de combate, en las pistas donde antes se hacían los despegues. Goddard estaba a punto de pasar por el aeródromo para seguir su vuelo hacia Andover pero de repente entró en una rarísima tormenta que se formó delante de él. En la parte superior de sus alas pudo ver como se formaban unas extrañas nubes de color amarillento que le dejaron boquiabierto y acto seguido perdió el control de su avión, comenzando a caer en espiral.

Esperando su caída inminente hacia la muerte, de repente el avión se enderezó, la tormenta se disipó y Goddard pudo ver un precioso amanecer que no tenía ningún tipo de sentido, pero lo más raro fue cuando observó el aeródromo de Drem porque éste parecía completamente diferente. Había aviones y parecían como nuevos. Estaban sobre el terreno; tres de ellos le sonaban, eran biplanos como el suyo pero estaban pintados de amarillo. El otro era un monoplano cuyo modelo no había visto en toda su vida. También pudo ver a los mecánicos que iban vestidos con un mono azul a diferencia de sus habituales colores marrones. Ninguno de los mecánicos se fijó en su aparición, lo cual también le pareció extraño.

Cuando terminó de sobrevolar toda la instalación ganó altura y volvió a encontrarse con la extraña tormenta, volvió a salir de ella, siguió su vuelo y aterrizó en Andover donde contó su curiosa experiencia. Lo raro es que los monos de los obreros, la pintura de los aviones y el monoplano no se impondrían como norma hasta 1939, es decir, cuatro años después en el tiempo. El aeródromo también fue reacondicionado aquel año y no antes.

4. El caso Rios
orquestabarroca3

El Doctor Raul Rios Centen le comentó al autor Scott Corrales una historia sobre una de sus pacientes,de 30 años con un caso severo de hemiplejia (parálisis total de una parte de su cuerpo). Las increíbles declaraciones de la mujer fueron las siguientes:

«Estaba en un campamento en los alrededores de Markahuasi, un famoso bosque de piedra localizado a 35 millas al este de Lima, en Perú. Salí a explorar el terreno por la noche con algunos amigos y me quedé un poco rezagada. De repente escuché unas notas musicales y me di cuenta de que había una especie de cabaña de piedra iluminada en el camino. Pude ver a gente bailando dentro, pero cuanto más me iba acercando más frío iba sintiendo. Lo extraño fue que los atuendos de aquella gente que bailaba era del siglo XVII. Traté de entrar allí pero de repente una de mis amigas me sacó de allí cuando casi había entrado dejando la mitad de mi cuerpo fuera.»

Cabe destacar que la mitad que entró fue la que se quedó finalmente con parálisis y con un funcionamiento anormal en la actividad de las ondas cerebrales.

5. Phil T.

overnature.com-56

Ocurrió en Verano de 1978. Este señor estaba trabajando como vigilante nocturno en un pupitre del centro de visitantes del Gran Cañón de Colorado. En su trabajo se les asignó dependencias similares a los cuartos de las hermandades universitarias como parte del pago por su trabajo.

Una tarde, el compañero de habitación de Phil T. se levantó y se fue al baño intentando no hacer ruido para no despertarle. Phil lo vio con el rabillo del ojo, pero también se dio cuenta de que a los pies de su cama había otro hombre que estaba en frente de él totalmente asombrado ante lo que estaba viendo.

Pensando que era un nuevo empleado que se habría perdido o al que le habrían dicho que ésta era su habitación por error, cosa que solía pasar, se levantó para preguntarle si se había perdido. Este hombre se desvaneció completamente delante de él.

Phil T. le preguntó a su compañero de habitación si había visto algo pero resultó que no había visto nada. Lo increíble fue que Phil se dio cuenta de que él también se estaba desvaneciendo para aquel hombre que estaba delante de él. Es decir, aquel señor también se preguntó quién estaba en su cama desvaneciéndose delante de él.

Fascinantes relatos y siempre la pregunta de si la realidad que nos rodea es realmente lo que creemos que es. ¿Creéis que es posible viajar en el tiempo? ¿Por qué pasa este tipo de incidentes de forma aparentemente aleatoria? ¿Dónde está el límite entre los defectos del funcionamiento de esta lente y estas anomalías? Os esperamos en los comentarios.