El fantástico ovni con forma de helado de Maniwaki

Viajamos en ufopolis una vez más a la concurrida década de los 70 en donde los casos de ovnis estaban a la orden del día. Avistamientos, encuentros con humanoides, persecuciones con aviones de combate y extraños casos por todos los rincones del mundo fascinaron a los primeros grandes investigadores del fenómeno que nos apasiona. Un mundo por descubrir lleno de sorpresas como el caso que nos ocupa hoy y que tan curioso nombre tiene.

Estamos en otoño de 1972 en las orillas del lago Maniwaki de la provincia de Quebec, en Canadá en los ojos de un testigo que caminaba tranquilo dándose un paseo en tan idílico lugar. Su visión fue tan rara y quizá tan extrema en el mundo de la ufología que apenas hay referencias que puedan acercarse a tan inusual encuentro. En un momento dado de su paseo alzó la vista y observó un objeto gigantesco que volaba a baja altura… tan baja que casi podría decirse que estaba aterrizado. Era muy grande de unos 20 metros de alto. Estaba en frente de él y nuestro testigo comenzó a correr como loco para verlo más de cerca. Quizá algunos de nosotros nos hubiéramos detenido o nos habríamos montado nuestra particular misión de exploración. Él no. Y el objeto, -o la inteligencia que lo controlaba- reaccionó.

Cone-Drawing

En un abrir y cerrar de ojos, aquel ovni de increíbles formas comenzó a ascender lentamente. El testigo tenía en su mochila una cámara de fotos Kodak y al ver aquello se fue al suelo y la buscó con premura. Tras encenderla consiguió inmortalizar aquel momento con una de las tomas más curiosas de la historia de la ufología, una fotografía que presentó ante el mundo como prueba de su incidente. El objeto siguió subiendo hasta perderse en el horizonte azul del cielo de Maniwaki. Una pena no haber podido disfrutar más de él. Pero quedaba esa foto en la película de 35 mm. Aquella tarde había resultado ser la más especial de su vida.

cone-pic (3)

La fascinante toma del lago Maniwaki.

 Al revelarla se pudieron ver los detalles que corroboraban su historia. Una forma cónica con la punta mirando hacia arriba y la base -más ancha- mirando hacia abajo. De apariencia metálica y de color plata, tenía 12 esferas fluorescentes que irradiaban luz, todas del mismo tamaño y la misma forma. En la punta tenía otras cuatro que iban cambiando alternativamente de color y que parecían algo más pequeñas, también emitiendo luz. Las 12 esferas del borde de abajo formaban una figura simétrica tanto en color como en diseño. Anaranjadas y radiantes. Aquello fue lo que más le llamó la atención al testigo junto con las esferas de arriba con tonalidades más rosáceas. Un avistamiento único en la ufología.
IceCreamUFO_Tech01
El objeto se caracterizó por tener una altura de 20 metros y una forma única.
En el objeto no se observaban líneas de soldadura, anclajes, remaches, o vigas de ningún tipo y no tenía ningún tipo de salida de gases comburentes pareciendo construido de una sola pieza, como hemos visto en infinidad de ocasiones en el fenómeno ovni. El testigo a día de hoy está en paradero desconocido, jamás quiso hacer pública su identidad y lo máximo que hizo fue mandar la fotografía original al MUFON en Estados Unidos para su análisis.
IceCreamUFO_02Cine
Vista superior del objeto en una recreación 3d del ascenso.
Jamás se supo si había tenido más contactos y solo una breve descripción como la escrita en este artículo es lo que se sabe sobre el tema. No se conocen otras fotografías del evento por parte de otras personas y de hecho se le considera un caso perdido y maldito dentro de la historia de la ufología en norteamérica. Solo esa foto, esa toma tan nítida y ese testimonio. Suficiente y a la vez insuficiente, como siempre.
Si echamos un vistazo a la hemeroteca, encontramos otros curiosos objetos dentro de la casuística ufológica internacional como el objeto aparecido en Mesa, Arizona en 1972, en donde se aprecia un objeto de forma romboidal más que curioso. Una forma de platillo volante con forma de sombrero, y con forma de peonza en la parte inferior.
mesa-ufo
Mesa, Az, 1972.
mesa-ufo-close-ftr
Ampliación del avistamiento de Mesa.
Las similitudes de este caso no acaban ahí. En Ipamari, Brasil, el 15 de diciembre de 1978 también fue avistado un objeto de similares características que también tenía una forma triangular en su punta y un curioso diseño acabado en antena como el de Mcminville, Oregón de 1950 que estuvimos estudiando aquí.
ufo16
Fotografía Ipamari, Brasil, 1978.
a367
Ampliación del objeto.
Por último, en Cocoyoc, México también fue visto el 3 de noviembre de 1973 un objeto de singulares proporciones que pudo ser fotografiado e inmortalizado en esta fantástica toma:

1973-ovni-ufo-Cocoyoc-MorelosMEXIQUE--03_11_1

 El extraño objeto de Cocoyoc, México de 1973.

El objeto podría ser similar a los de los globos meteorólógicos pero llama la atención el brillo y los salientes irregulares de los mismos, dándole una apariencia metálica ya que refleja los rayos del sol de forma homogénea y sin irregularidades.

19731103-secuencia-de-3-fotos-cocoyoc-mexico d

 

Aqui dejamos una vez más la intriga de estos locos objetos y sus sugerentes formas. El absurdo del fenómeno ovni, las fotos que demuestran su existencia, sus variadas siluetas y la sensación de estar ante la punta del iceberg de algo que se nos escapa pero que está ahí protagonizando eventos que aún a día de hoy siguen pareciéndonos asombrosos. Si os ha gustado la entrada podéis ver también el vídeo que hicimos sobre lo que pasó en la isla Colares, en Brasil, en donde pasó lo contrario. Fue la gente la que huyó de la aparición de diferentes objetos voladores no identificados…

Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

 

Impresionantes imágenes de dos ovnis gemelos en Florida

vero beach ufopolis portada
Hoy en ufopolis tenemos un caso excepcional y reciente, ocurrido en la playa de Vero Beach en Florida el pasado 27 de Enero , y grabado con unas cámaras de visión nocturna de alta sensibilidad con un resultado sorprendente ya que se utilizaron cuatro diferentes, lo que nos permite tener cuatro puntos de vista diferentes con distintas ópticas. De hecho la técnica se basa en acoplar cámaras en alta definición en unos primáticos (o binoculares como quieran llamarlos) que tienen una potencia de visión nocturna de última generación. El vídeo ha sido publicado en el canal de Youtube Sirius Disclosure y se cuentan por centenares de miles sus visitas. Según el investigador Scott C. Waring, que ha realizado la investigación del caso, no había barcos o embarcaciones en el área en donde se veían los objetos, ni vuelos planificados de avionetas o aviones comerciales en la zona durante o después del evento. Tampoco se observa humo de bengalas o la caída de las mismas en los minutos que dura el avistamiento.
 
Las imágenes son de lo más espectaculares porque aparecen prácticamente como si hubiera una luz de atardecer. Se ven dos esferas de luz anaranjada que son tan grandes casi como dos soles. Aparecieron según los testigos «de la nada» y no respondían a fuerzas derivadas de la turbulencia del viento. Tampoco se aprecian paracaídas o caudales relacionados con pruebas balísticas. Los objetos se mueven de forma significativa hacia el sur en el vídeo. Veamos alguna de las mejores escenas:
 
1. Las primeras imágenes fueron grabadas con una cámara Sony A7S con una apertura de 4.0, ISO 102400 y lente Sony FE 4/70-200 G OSS. En ellas se aprecia un espectacular fenómeno luminoso en plena noche que ilumina a la zona nubosa de alrededor. Se observa uno de los núcleos iluminando la línea del horizonte y el otro a punto de materializarse con la misma luz que el primero.
vero beach ufopolis 2
2. En la siguiente escena podemos observar cómo la segunda luz está completamente encendida e iluminando gran parte del cúmulo nuboso que lo rodea. El primero ha perdido luminosidad, en una operación que ya hemos visto varias veces en el fenómeno y que podría consistir en el trasvase de energía de uno a otro objeto.
vero beach ufopolis
3. La siguiente escena fue grabada con una segunda cámara modelo Canon EOS Rebel T3i con apertura de 2.8, un ISO de 12800 y una lente Canon 17-55. Los ovnis gemelos protagonizan un impresionante avistamiento en la mejor vista de todas. Aquí observamos incluso que una de ellas está algo más baja que la otra y que expulsan la misma carga de energía al exterior.
vero beach ufopolis 3
 
4. La siguiente toma fue realizada con una tercera cámara modelo Canon Vixia HF R50. Así era como se veía el avistamiento, totalmente a oscuras y prácticamente sin puntos de referencia.
vero beach ufopolis 4
 
5. La siguiente se tomó con una cámara Canon EOS 60D con una apertura de 2.0, una ISO de 6400 y una lente Samyang Prime de 16 mm y en ella se aprecia al grupo de testigos que pudo captar la increíble visión de los ovnis gemelos.
vero beach ufopolis 5
 
 VIDEO:

 

 Valoración: Pocas veces se han visto en materia ufológica unas imágenes de visión nocturna tan nítidas como las presentadas en este artículo. Estamos hablando de una definición que por fin aparece en esta temática y que nos hace ver detalles más que interesantes. La luz que expulsan esos núcleos interacciona e ilumina el exterior y la energía de ambas parece estar compartida, como si hubiese un proceso de intercambio entre ambas que sólo pudiese producirse en esas condiciones de humedad, altura, presión y temperatura. Según los testigos aquellos objetos se materializaron de repente, otra de las características del efecto On/Off que tantas veces hemos visto. Para terminar, preguntaros, ¿qué os ha parecido el avistamiento?

Investigación: Vicente Fuentes 

Ufopolis.com 2015.

Microrrelatos del misterio: Los círculos naranjas

Esta es una recreación de una serie de círculos de neón naranja. En base a esto, hoy os presentamos una nueva entrega de microrrelatos del misterio, de los que ya conocéis las normas: menos de 100 palabras, en una historia que pueda inspiraros la fotografía de este post y que debe empezar con la siguiente frase:

Los círculos naranjas…

Este es nuestro microrrelato:

Los círculos naranjas aparecieron ante la vista de Conrad Warren, el eminente astrónomo del radiotelescopio de Europa, la segunda colonia de la tierra, allá en Júpiter. El filtro especial le permitía observar una nueva dimensión para la ciencia en donde extrañas entidades circulares flotaban en el espacio anaranjado que nosotros veíamos negro. El siguiente paso era la comunicación pero ciertas voces sugirieron el uso de las armas. No sabíamos de qué eran capaces esas entidades y por qué venían a vernos, pero a Conrad aquello no le importaba: él ya tenía su plan alternativo: subir a la órbita de la colonia y establecer contacto telepático en secreto.

Esperamos vuestras aportaciones.

Ufopolis 2013