Extrañas variaciones en las manchas de Ceres

Hoy en ufopolis vamos a hablar del misterio de Ceres, ese protoplaneta rico en agua que se encuentra flotando en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y que mantiene en constante polémica a diferentes científicos del mundo al respecto del origen de las manchas blancas que aparecen visibles a cientos de kilómetros de altura en el cráter Occator. ¿Son esas manchas de origen natural o artificial? ¿Se mantienen siempre igual?

ceres2--510x286
Vista 3D del cráter Occator. Foto: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Lo cierto es que no porque hace pocos días el instrumento HARPS, del Observatorio de La Silla, en Chile, ha comentado que en las manchas de Ceres se producen una serie de cambios inesperados que afectan no solo a esa parte concreta del planetoide si no a toda su superficie. El brillo de Ceres cambia continuamente su intensidad en un fenómeno inesperado que podría estar relacionado con su rápida rotación pero del que no se conocen precedentes similares en el sistema solar. ¿Por qué le pasa esto a este cuerpo? ¿Qué tipo de actividad ocurre allí y qué son esas manchas blancas?

 

Hay-agua-en-el-planeta-Ceres-2
Recreación de Ceres en el cinturón de asteroides. Foto: ESA/ATG MEDIALAB

Los datos del espectrógrafo HARPS son más sugerentes de lo que en un principio podríamos suponer ya que al parecer, las manchas de Ceres varían su luz conforme van pasando las horas del día. Si estuviésemos hablando de depósitos de sales, podríamos estar hablando de un proceso de sublimación, es decir, del paso de sólido a gas, pero llama la atención que eso se produzca precisamente en un cuerpo tan frío como Ceres, situado fuera de la zona de habitabilidad para los seres humanos. Quizá estemos ante un proceso natural, pero habida cuenta de los avistamientos de objetos voladores no identificados que se han dado en el planeta desde que la sonda Dawn llegase a este helado mundo hace ya un año, no son pocos los que comentan que estas manchas podrían ser más que un depósito de sales minerales. ¿Podríamos estar ante construcciones artificiales? ¿Y si esas variaciones de luz se correspondiesen con picos de actividad dentro de esas manchas que sugirieran una actividad regulada por un horario determinado? ¿Hay alguien habitando este remoto y pequeño mundo?

Occator_PIA19889
Visión vía satélite del cráter occator. Foto: http://photojournal.jpl.nasa.gov/catalog/PIA19889

Debería ser un auténtico titán de la resistencia porque las temperaturas de Ceres son de 238 K es decir, 38 grados bajo cero. Bastante frío como para montar allí una estación espacial. Diferentes teorías abogan porque de ser una construcción manufacturada, lo más lógico es que estuviese regulada por robots que aguantasen tales condiciones, y que de hecho estuviesen programados para funcionar en las horas de mayor luz del planeta tal y como sugiere Rashid Bashir, de la Universidad de Illinois en Estados Unidos al respecto de nuevos descubrimientos en materia de robótica que sugieren un comportamiento inteligente derivado de los ciclos de luz del medio ambiente.

PIA20132-Ceres-DwarfPlanet-Dawn-3rdMapOrbit-HAMO-image69-20151018-crop
Vista oblícua del cráter Occator. Foto: http://photojournal.jpl.nasa.gov/catalog/PIA20132

Paolo Molano, astrónomo del Observtorio de Trieste, en Italia, y director de la investigación sobre estas variaciones ha comentado recientemente que «Tan pronto como la sonda Dawn reveló la presencia de los misteriosos puntos brillantes en la superficie de Ceres, empecé a buscar la forma de encontrar parámetros que fueran medibles desde la Tierra. A medida que Ceres va rotando, las manchas se aproximan un poco a la Tierra, para alejarse después de nuevo y causando así una serie de variaciones que afectan al espectro luminoso de la luz que llega hasta nosotros». ¿Sería esto una prueba de que alguien estaría habitando esas manchas y se pusiera, digámoslo así, en funcionamiento cuando el sol estuviese dando justo de frente en el cráter Occator?

longitud de onda lumínica reflejada en Ceres
Variabilidad de la luz de Ceres (albedo). Foto: Daily variability of Ceres’ Albedo detected by means of radial velocities changes of the reflected sunlight

El ciclo sería cada 9 horas, eso sí se sabe ya que es el tiempo en que se produce una rotación completa en el planetoide Ceres. Y lo curioso es que sean lo que sean esas manchas, además están en una de las zonas en donde más absorción de agua se produce en el planeta. Si viésemos este enigma desde una perspectiva de ingeniería, sería posible que si se diese la situación de que hubiese diferentes seres habitando allí, uno de los consumos más lógicos para sostener cualquier tipo de instalación sería el agua.

Otro detalle de lo más increíble es que estas manchas se mueven en diferentes direcciones a unos 20 kilómetros por hora, según ha declarado Antonino Lanza, del Observatorio de Catania y coautor del estudio. Las variaciones por tanto afectan tanto al posicionamiento, como a la intensidad lumínica, algo que jamás se había visto en mundo alguno conocido. Si estuviésemos ante un proceso natural de sublimación de sales (a 73 grados bajo cero) esto debería significar que Ceres debería tener un núcleo bastante caliente y dado que en su composición interna debe haber una gran cantidad de agua en forma de hielo y mezclada con roca.

Hay-agua-en-el-planeta-Ceres
Absorción de agua en el planeta Ceres coincidiendo con la zona de las manchas. Foto: Adaptado desde Cuperset ET Al

Dado que mide 950 kilómetros de largo y tiene una masa 80 veces menor que la de la Luna, Ceres es demasiado pequeño para tener atmósfera, y ni el agua líquida ni el hielo pueden sobrevivir durante largo tiempo en su superficie, a no ser que su núcleo sea mucho más caliente de lo que pudiésemos pensar dadas las características de la supuesta evaporación de estas manchas. ¿Estamos hablando de un efecto de la radiación solar, de un planeta mucho más caliente de lo que podría pensarse o de un lugar en donde habría construido una serie de silos con seres mecánicos realizando actividades cuando el sol incidiese justo en su zona del cráter?

PIA20181-Ceres-OccatorCrater-LateralView-20151209
Vista lateral del cráter Occator. Foto: http://photojournal.jpl.nasa.gov/catalog/PIA20181

Las tres explicaciones son increíbles, pero dado que los cambios no siempre son los mismos, podríamos pensar que existe un factor caos que parece dominar todo este asunto. Las manchas no siempre se desplazan en las mismas direcciones. ¿Es esto un comportamiento propio de una inteligencia que realizaría diferentes actividades?

Seguiremos pendientes al transcurso de las investigaciones del equipo de espectrógrafo HARPS y de las nuevas fotografías de la sonda Dawn y no perderemos de vista esas asombrosas manchas y lo que ocurra a sus alrededores. Si os ha gustado este artículo os recomendamos ver el videoprograma que hicimos sobre los descubrimientos de la sonda dawn y los misteriosos objetos voladores no identificados captados cerca de las brillantes manchas de Ceres. También estudiaremos enigmas de su vecino Marte y misteriosas construcciones en la luna. Esperamos que sean de su interés.

Ufopolis.com 2016

Bibliografía

Link investigación principal:

http://www.eso.org/public/archives/releases/sciencepapers/eso1609/eso1609a.pdf

Daily variability of Ceres’ Albedo detected by means of radial velocities changes of the reflected sunlight, Febrero de 2016

P. Molaro1, A. F. Lanza2, L. Monaco 3, F. Tosi, 4, G. Lo Curto 5, M. Fulle1, L. Pasquini 5

1 INAF-Osservatorio Astronomico di Trieste, Via G.B. Tiepolo 11, I-34143 Trieste, Italy

2 INAF-Osservatorio Astrofisico di Catania, Via S. Sofia, 78, 95123 Catania, Italy

3 Departamento de Ciencias Fisicas, Universidad Andres Bello, Republica 220, Santiago, Chile

4 INAF-IAPS INAF-IAPS Istituto di Astrofisica e Planetologia Spaziali, Via del Fosso del Cavaliere, 100, I-00133 Rome, Italy

5 ESO, Karl-Schwarzschild-Strasse 2, D-85748 Garching bei Munchen, Germany

Nuevos e increíbles descubrimientos en Ceres 2016

¿Sería posible que en el pequeño planetoide Ceres se hubieran fotografiado estructuras artificiales? ¿Sabías que las famosas manchas no solo se mueven si no que cambian su intensidad lumínica?

Vicente Fuentes comenta nuevos y asombrosos hallazgos en el pequeño mundo helado de Ceres situado entre Marte y Júpiter y analiza los nuevos datos recibidos por la sonda Dawn sobre los extraños comportamientos de las manchas que existen en el cráter Occator?

¿Qué hay además en el cráter Juling y qué relación tiene lo que hay allí con los objetos voladores no identificados que se ven sobre las supuestas luces de este planeta?

Ufopolis.com 2016

¿Qué hay en la Zona del Silencio en México?

Vicente Fuentes expone todos los enigmas conocidos del famoso desierto conocido como la zona del silencio y expone diferentes casos relacionados con fenómenos paranormales y apariciones ovni. Estudiaremos el enigma desde numerosas vertientes y haremos una recreación de un famoso caso con humanoides que a día de hoy continúa sin explicación. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2016

La verdadera forma de la luna… es un limón

Hoy en ufopolis nos hacemos eco de un insólito hallazgo que rompe con la percepción que tenemos sobre nuestro misterioso acompañante en los cielos.

Recientemente la revista Nature publicó un detallado análisis del profesor de Ciencias Planetarias de la Universidad de California Ian Garrick Betthell en donde se exponen datos topográficos lunares obtenidos con un altímetro de láser en donde se llega a una interesante y curiosa conclusión: aunque veamos a la luna redonda, se parece más a un limón debido a una pronunciada protuberancia ecuatorial imperceptible al ojo humano.

tumblr_static_cn0f6o2cwb488gw4fwefewf0kg88k8g4gw
Todos estos años viendo la luna y al final va a resultar que se parece a un limón. Foto: mostlymoonlemon

En este estudio se añade que en el periodo en el que la luna comenzó a rotar sobre la órbita terrestre, su temperatura y su velocidad de rotación eran mucho más altas. Al estar además, mucho más cerca que ahora, la interacción con las masas de agua del planeta eran mucho mayores lo que cambió la forma de nuestro satélite para soportar el par de rotación que tenía en aquellos momentos.

El equipo de Garrick-Bethell también constató que las diferencias en el espesor de la luna se deben a la interacción entre los minerales magnéticos de su superficie y el núcleo terrestre lo que nos indica que la cercanía a la tierra hace miles de millones de años podría haber sido mucho mayor de lo que se presupone. ¿Os imagináis una luna inmensa en los cielos de la antigüedad? Así debió pasar.

Luna-Tierra
La luna debió estar mucho más cerca de la tierra de lo que podamos imaginar. Fuente: NASA

Por otra parte, es muy interesante encontrar datos sobre la composición de la luna y sus parámetros gravitacionales. Nuestra luna tiene una gravedad de 1.623 m/s2 en contraposición con la de la tierra que es 9.81 m/s2. La densidad de la luna es de 3.34 veces la de un volumen igual de agua y la de la tierra 5.5 veces. Planteados estos datos es fascinante comprobar el hecho de que la luna sea solo el 60% de densa de lo que lo es la tierra y eso ha llevado a los científicos a dos misteriosas hipótesis: que la luna realmente no tenga ningún tipo de núcleo de hierro y que además de eso sea parcialmente hueca. Una luna que parecería un limón… sin las rodajas de limón dentro.

23c6df8f45c2a2ef4711c9dx04dcf-grande
¿Se parece más a un limón y encima está hueca? La luna aún guarda muchos misterios. Fuente: Wikipedia

Los datos aportados en 1962 por el Dr. Gordon McDonald de la NASA y por el Dr. Harold Urey, Premio Nobel en Química en 1934, apuntan a esa conclusión: que la luna tenga una gran oquedad en su interior. De hecho, el Dr. Urey comentó que sería posible que la tierra hubiera acumulado gran parte de polvo meteorítico durante miles de millones de años y por eso fuera más densa que la luna, pero realmente no habría ninguna razón para que ese mismo polvo no se hubiera acumulado en la luna y tuviera, por tanto, la misma densidad.

Si la teoría de la creación de nuestro satélite por el estallido de un cuerpo es discutida a día de hoy debido a las diferencias químicas entre ambos astros, también lo es la teoría de la captación, en donde la luna habría llegado en el ángulo justo manteniéndose a la velocidad perfecta como para ser captada a nivel gravitacional en una posición exactamente sincronizada con el sol para crear eclipses, algo que el propio Carl Sagan exponía como una probabilidad «imposible«. En los últimos cincuenta años no son pocos los científicos que han declarado posible la hipótesis de que la luna sería un cuerpo artificial que habría sido puesto en ese lugar deliberadamente, lo que significaría algo asombroso: que la luna realmente no fuera un cuerpo natural y que hubiese sido allí de forma intencionada por alguien con una tecnología a años luz siquiera de lo que podríamos concebir.

modern_lemon_print-r8ebcec6f7ffe42b9aaf646024f341fde_i4w_8byvr_324
Foto zazzle.com

Si os ha gustado el artículo os recomendamos estos programas que hicimos sobre la luna, nuestro misterioso satélite lleno de misterios:

Ufopolis.com 2016

Referencias:

Impresionante anomalía con forma de cubo fotografiada en Texas

Vicente Fuentes comenta los últimos avistamientos de ovnis con forma cúbica en especial el ocurrido en Texas el pasado mes de noviembre. Estudiaremos diferentes anomalías vistas en el espacio y en diferentes ciudades de la tierra y trataremos de establecer un nexo común entre todas ellas. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

Así es la última imagen de nuestra vida

adfgs

Vicente Fuentes expone ejemplos de la optografía, una técnica que permite recuperar la última imagen reflejada en la retina de una persona antes de morir y expone la necesidad de realizar todas y cada una de las acciones necesarias para que en nuestro devenir por la vida lleguemos a vivir ese momento de la forma más digna posible. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2014