¿Volverá el hombre búho de Cornualles?

Este misterioso fenómeno que tantos interrogantes genera, en ocasiones se manifiesta sin el menor pudor, mostrando tatas facetas como casos se han avistado. Danzando en una impresionante tesitura de manifestaciones.

Normalmente en los encuentros documentados con extraños humanoides, éstos suben, bajan o se encuentran próximos a algún tipo de inusual y futurista máquina voladora o nave y son más tímidos en dejarse ver aquellos humanoides que aparecen volando por sí mismos sin ninguna ayuda mecánica.

Son varios los avistamientos que tuvieron lugar durante la década de los 70 de un humanoide de aspecto monstruoso en el área de Cornualles en el Reino Unido. El primer encuentro de la serie que tendría lugar en los 2 años posteriores se dio el 7 de abril de 1976 cuyos testigos fueron las hijas de la familia Melling que, en estas fechas, se encontraban de vacaciones en un pequeño pueblo de la zona llamado Mawnan.

o1
Interesantes seres como la criatura vista en Cornualles se manifiestan por todo el planeta

La familia había salido a pasear y June, que en aquel momento tenía 12 años de edad, y su hermana Vicky, de 9 años, se adelantaron a sus padres durante el camino, no tardaron mucho tiempo en volver corriendo hacia sus padres, muy nerviosas, llorando y asustadas. Entre lágrimas les contaron a sus padres que habían visto un monstruo volador, al que calificaron de ‘’hombre pájaro’’ merodeando alrededor de la torre de la iglesia. Tras esto, la familia concluyó apresuradamente su período de vacaciones en el área. Las niñas quedaron profundamente aterrorizadas por la visión y no fue hasta mucho tiempo más adelante cuando el cabeza de familia se decidió a dar fe del suceso a un investigador. Su tardanza se había debido al temor al escarnio público en una reacción muy habitual en los testigos de este tipo de eventos.

Las apariciones del hombre búho de Cornualles no habían hecho más que comenzar y esta era la puesta en escena del resto de presentaciones que este siniestro ser habría de protagonizar.

Poco tiempo después, el día 3 de Julio, de nuevo fueron dos niñas: Sally Chapman y Barbara Perry, ambas a la edad de 14 años, las que pudieron avistar a la perturbadora criatura. Las dos amigas habían acampado en el bosque para pasar la noche. Les sorprendió un extraño sonido siseante cuando hubo oscurecido. Buscando la fuente emisora de aquel ruido dieron con la figura del hombre búho, observándolas entre los árboles.

owlman3
Dibujos del hombre-buho realizados por algunas de las niñas

Las chicas describieron una criatura humanoide de grandes ojos, el cuerpo cubierto de plumas y con alas.

‘’ Era como un gran búho con orejas puntiagudas, tan alto como una persona. Los ojos eran rojos y brillantes. Primero pensé que era una persona disfrazada gastándonos una broma, intentando asustarnos. Me reí de él, ambas lo hicimos. Después salió volando y las dos gritamos. Mientras se alzaba podía verse como sus pies eran como pinzas. ’’

La desconcertante criatura se dejó ver unos segundos en los que de nuevo deja tras de sí a dos niñas aterrorizadas. Y dos niñas son, asimismo, las testigos de su aparición al día siguiente, el 4 de Julio. Jane Greenwood relató en una carta enviada al diario local lo que pudo presenciar junto a su hermana también cerca de la iglesia. Su descripción aporta más claves sobre las características físicas de esta criatura:

‘’Estaba de pie entre los árboles, como un hombre adulto, pero con las patas dobladas hacia atrás, como las de un ave. Nos vio y rápidamente saltó y se elevó entre los árboles. Mi hermana y yo lo vimos claramente antes de que se elevase. Tenía los ojos oblicuos y rojos, y una boca muy grande. Las plumas eran de un gris plateado, así como su cuerpo y sus patas, sus pies eran como unas grandes pinzas de cangrejo. En aquel momento nos asustamos mucho. Era todo muy extraño, como en una película de terror. Después de que se hubiera alzado esta cosa, durante largo tiempo hubo ruidos y crujidos en el árbol’’.

Más tarde, las perturbadas amigas intercambiaron impresiones con un grupo de campistas que habían estado nadando cerca de donde se avistó a la alada criatura. Todos confirmaron haber visto volar al monstruo al que calificaron de ‘’enorme y con forma de lagarto’’.

Owlman
¿A qué se debe la meticulosa selección de los testigos ante los que se presenta este ser?

Resulta evidente la predilección de este hombre pájaro por las chicas jóvenes, decidiendo presentarse en lo que parece ser de manera consciente ante niñas o preadolescentes únicamente. Si bien, no existe constancia de que ninguno de los testigos hubiera sufrido algún tipo de daño directo por parte de este ser, se antoja terriblemente perturbadora esta coincidencia e inimaginable el motivo.

Y como es habitual en este tipo de avistamientos, las apariciones de esta criatura fueron precedidas de un significativo aumento de la actividad OVNI en toda la zona.

Pero los sombríos encuentros con este ser se siguieron sucediendo. En junio del año 1978 una chica de 16 años de edad declaró haber visto:

‘’Un monstruo, como un diablo, volando a través de los árboles cerca de la vieja iglesia de Mawnan’’.

Poco tiempo después, en agosto del mismo año, la siniestra silueta volvió a ser divisada por dos niñas que lo describieron como un gran pájaro peludo con enormes ojos.

índice
Tampoco es la primera criatura de extrañas características que parece manifestar cierto interés en edificios religiosos

Resulta digno de atención el hecho de que, en la mayoría de los avistamientos, el hombre búho haya sido localizado cerca de la pequeña iglesia de la localidad. Al igual que se podría preguntar por el motivo de que el enigmático ser hubiera decidido aparecer en aquel pequeño pueblo de entre todos los del planeta, también podría dudarse sobre si este edifico religioso en particular habría ejercido algún tipo de influencia sobre la recurrente presencia de la criatura en las cercanías del mismo.

Extraños eventos se han ido sucediendo en toda la localidad desde los años 70 que han llegado a hacerla famosa por su alta actividad paranormal. ¿A qué es debido que ciertos puntos del planeta presenten mayor susceptibilidad para albergar este tipo de fenómenos?

Este extraño humanoide volador no es el único de los seres de estas características ante los que varios testigos afirman haberse encontrado, ni mucho menos será el último. Criaturas como el famoso Mothman de Point Pleasant han sido avistadas pro todo el mundo. Terroríficos seres alados muy similares a los que se representan en la iconografía occidental del demonio, que nos observan entre las sombras.

Asombrosos encuentros con humanoides de aspecto mitológico

La vasta cantidad de caras con las que el fenómeno se presenta resulta absolutamente impactante y sorprendente. El número de diferentes diseños de naves y de diversos encuentros con espectaculares humanoides, de momentos y de comportamientos de los mismos, hacen de cada caso y de cada encuentro algo único e irrepetible. Cada uno denota un detalle, grande o pequeño, que lo infunde de personalidad y, aunque extraño, todo encuentro se vuelve también exclusivo y especial.

Sin embargo se reportan relatos de varios testigos que vivencian acercamientos con lo desconocido con características en común. La selección de avistamientos y encuentros que se detalla a continuación tiene un punto en común para todos los casos: los seres descritos en estos testimonios guardan gran similitud con la iconografía de seres mitológicos perteneciente a nuestra cultura. Seres concebibles únicamente en los relatos de ficción pero que ya fueron descritos hace siglos en los mitos de occidente.

Un ejemplo de la enunciación anterior es el caso de un pastor español estudiado por Vicente Ballester Olmos, que se resguardaba en su cabaña de una fuerte tormenta. Escuchaba voces fuera de la misma y, extrañado de poder oírlas en mitad de la tormenta, decidió abrir la puerta. Se encontró con un humanoide de pequeña estatura que se internó en la propiedad sin mediar palabra. Mientras lo hacía el extrañado pastor pudo observar como la parte inferior del cuerpo de su inesperado visitante no estaba formada por piernas, como cabría esperar, sino por extremidades que se asemejaban a las patas posteriores de una cabra. Aterrado, el pastor comenzó a gritar enloquecidamente provocando que la criatura con forma de sátiro saliese huyendo. El pastor echó a correr tras el enigmático ser y ya fuera, presenció como una esfera luminiscente partía volando por el cielo a gran velocidad.

satiro

Pero este no es el único avistamiento documentado de un extraño ser cuya fisionomía se asemeja sorprendentemente a la de los mitológicos sátiros. Existe un reporte de un acontecimiento similar ocurrido en Málaga durante el verano de 2011 en el que un guarda de seguridad afirma haberse visto en una de sus rondas durante la noche frente a una criatura humanoide con patas de cabra que se desplazaba levitando.

Se han sucedido otros encuentros con seres de aspecto mitológico como por ejemplo el que sucedió en 1996 en Irlanda. Una pareja conducía por una pequeña carretera rural cuando, a algo de distancia delante de ellos, vieron una figura aparecerse en mitad de la vía, decidieron parar el coche y bajarse a mirar con mayor atención. Lo que tuvieron ante sus ojos fue un ser cuya mitad inferior parecía la de un caballo mientras que la superior se asemejaba a la de una persona, tenía ojos grandes y saltones. Afortunadamente, la criatura estuvo allí pocos minutos antes de marcharse desbloqueando el camino y permitiendo que la aterrorizada pareja pudiera salir huyendo a toda velocidad.

Encontramos otros dos casos de avistamientos de centauros acontecidos en Inglaterra. En uno de ellos el testigo relataba que mientras conducía durante la noche, vio una extraña figura en un lado de la carretera y, mientras se acercaba al punto donde se encontraba la extraña silueta, ésta hizo lo propio y se acercó a la carretera. Llegó el momento en el que el conductor se aproximó a ella y pudo ver perfectamente a un caballo con cabeza humana. El pánico no le dejó hacer otra cosa que apretar el acelerador a fondo para alejarse de aquella turbulenta imagen todo lo que pudo.

centauros

El segundo evento inglés de este tipo le sucede a un guardia de seguridad nocturno que manifestó que una noche de guardia escuchó perfectamente el ruido de cascos de caballos. Esto le inquietó pues sabía perfectamente que no había caballos en la zona por lo que salió del edificio, linterna en mano, con ánimo de buscar la fuente de aquel sonido. Al girar una de las esquinas del edificio, se encontró frente a frente con un gran centauro tal y como son descritos en la mitología griega. El guardia hizo caso al impulso de echar a correr y no mirar atrás.

Contrariamente a lo que podría pensarse a priori los encuentros con seres del tipo centauro son bastante comunes y se han dado en diversas ocasiones. Otro de estos sucesos data de 2006 en el estado de Michigan donde una mujer de identidad anónima relató que mientras se encontraba conduciendo, en una señal de stop en el que se detuvo, presenció cómo, tras un banco de nieve en el lado de la carretera surgió un tremendo ser corriendo a gran velocidad y que se dirigía con determinación hacia donde ella se encontraba. La criatura era mitad humana y mitad animal, con el cuerpo totalmente blanco y patas de cabra. Al llegar al coche, trató de abrir la puerta del asiento del copiloto que afortunadamente estaba bloqueada pero esto permitió a la testigo apreciar la mano del extraño ser refiriendo que sus dedos y uñas eran extremadamente largos. Por supuesto, la aterrada conductora arrancó el coche y huyó del lugar esperando que aquella criatura no decidiera seguir el mismo camino.

centaur-fantasy-by-jeff-spackman

Otro caso se dio en una reserva apache a principios de la década de los 80. El testigo en esta ocasión fue un policía que se encontraba realizando una patrulla nocturna. Al llegar a la Iglesia de la localidad mientras conducía, se percató de una figura que se movía de una ventana a otra de aquel edificio observando como si buscara algo en su interior. El policía, realizando su trabajo, detuvo el coche para observar. No podía identificar la forma de aquella figura debido a la oscuridad hasta que ésta dándose cuenta de la presencia del observador decide salir de entre las sombras a la luz de la farola más cercana. Se presentó entonces un imponente ser de 2 metros y medio de estatura cuyo torso, cabeza y brazos eran humanos pero su mitad inferior tenía la forma de un caballo y un color oscuro. Aquella criatura se quedó mirando inquisitivamente al policía que pudo ver con total claridad dos cuernos a ambos lados de la cabeza del ser. La idea de desenfundar su pistola pasó por la mente del agente pero la desechó rápidamente ya que pensó que era más prudente no provocar un enfrentamiento con aquella entidad. Mientras se debatía en estos pensamientos, el centauro retomó su camino, terminó de cruzar la carretera y echó a correr hasta perderse entre los árboles.

horns

Casi rozando con lo absurdo, estos son sólo algunos de los casos que se han reportado, cuyos testigos se han atrevido a contar. ¿Cuántos otros existirán de los que nunca tengamos constancia? Encuentros con humanoides que parecen sacados de algún relato mitológico de la antigua Grecia y que podrían llevar a pensar que las descripciones que aparecen en este folklore no sean producto de la imaginación de algún autor sino que cabría la posibilidad de que estas figuras lleven presentándose ante la humanidad desde los tiempos más remotos. Así pues, la exposición de estos seres en los textos antiguos sería una manifestación de su existencia más allá de cualquier ficción.