Ciclo gigantes mitológicos III: Los titanes griegos

La figura de una raza de seres de sobredimensionado tamaño existente en la más remota antigüedad es común a una amplia diversidad de tradiciones. Uno de los ejemplos más conocidos de gigantes mitológicos se encuentra en la mitología griega: los titanes.

La palabra empleada para designar a estas criaturas, titán (Τιτάν) viene a designar una persona de tamaño gigantesco y, según los relatos, mucho antes de la existencia de la humanidad, otros seres poblaban el mundo, los más importantes fueron los titanes, que nacieron de la primera pareja que dio a luz a las diferentes criaturas primigenias de esta mitología: Urano y Gea.

fall-of-titans-1rubens
Los titanes fueron los primeros dioses según la mitología griega

La primera raza de dioses, que precedieron a los famosos dioses del Olimpo, fueron, durante mucho tiempo, los dueños del universo. Un total de 12 titanes y titánidas componían la primera generación y, al unirse entre ellos, dieron lugar a una segunda generación.

Su líder era Cronos, el más joven de sus hermanos, que le arrebató el poder a su progenitor. Para ello, fue ayudado por su madre Gea. Cronos castró a su padre con una hoz y consiguió liberar a sus hermanos de su prisión en el Tártaro, donde su padre les había retenido por temor de que se alzaran contra él.

La castración del predecesor es un elemento recurrente en este tipo de mitos en donde el nuevo regente legitima su recién adquirido poder mediante la mutilación de este órgano tan específico de su antecesor en una representación de la suma importancia de la virilidad para gobernar o, en el relato de un acontecimiento real que tuvo lugar y que se ha contado con diferentes nombres entre diferentes pueblos; así, para los hititas, Anu es castrado por Kumani después de haber sido derrotado, el vencedor le arranca su virilidad con sus propios dientes y la ingiere, en la mitología Irania Djemshid sería el derrotado y Azhdahäk quien llevaría a cabo la castración o Varuna para los indios. En el mito egipcio, Seth desmiembra el cuerpo de Osiris. Su mujer, Isis, recupera todas las partes del cuerpo de su difunto marido y las entierra a excepción del órgano reproductor para poder concebir a su hijo Horus quien más tarde castraría a Seth vengando a su padre.

goya
Los acontecimientos son cíclicos. Urano y Cronos temen ser destronados por sus hijos

En la historia de Cronos, éste, temía compartir el destino de su progenitor por lo que, para prevenir que sus hijos le derrocasen, se los tragaba vivos al nacer. Pero su mujer y hermana Rea consiguió salvar al más joven de sus hijos de acabar en las entrañas de su padre dándole astutamente a su esposo una roca envuelta en pañales en lugar del niño, de este modo, el joven Zeus fue enviado a Creta donde creció en secreto y pudo, ya siendo adulto, enfrentarse a su padre y hacerle vomitar a sus hermanos.

Con este acontecimiento dio comienzo la titanomaquia o guerra entre la nueva generación de dioses, liderados por Zeus, en el monte Olimpo y los titanes, sus antecesores, que ostentaban el poder desde el monte Otris.

Zeus-estatua
Zeus evitó ser devorado por Cronos gracias a la astucia de su madre

Estas guerras entre dioses o ciertos grupos de carácter divino por el gobierno del mundo también son comunes a varias culturas; aparecen ejemplos en las batallas nórdicas entre los Aesir y los Jotun o las luchas entre Marduk y Tiamat en los textos babilónicos y otras tradiciones semíticas. En la versión védica, los dioses derrotan a los asuras y a su líder Vritrá quien se traga vivo al dios Indra, al que sus compañeros rescatan obligando a su enemigo a vomitar.

Sería fácil pensar que todas estas similitudes se deben a una fuente común indoaria de los mitos pero existen historias muy parecidas al otro lado del Atlántico en las que un dios o varios dioses vencen a otros para hacerse con el poder. En algunos casos, es un monstruo gigantesco que les hostigaba y que actuaría como gigante primordial del que se crearía el mundo como hemos visto con anterioridad, un ejemplo sería el caso del monstruo Cipactli en la mitología azteca.

battle-giants
Las guerras entre dioses y gigantes son muy comunes en la mitología

En la mayoría de ocasiones los dioses tienen un carácter beligerante y no dudan en hacer la guerra para colocarse en los puestos de poder. En la mitología griega, la guerra contra los titanes se libró durante 10 años hasta que vencieron los dioses olímpicos ayudados por otros seres de grandes proporciones: los hecatónquiros y los gigantes.

Se dispuso encerrar a los titanes en el Tártaro, el espacio más profundo del inframundo. Pero no todos los titanes sufrieron el cautiverio pues no se castigó a aquellos que habían permanecido neutrales durante el conflicto y para algunos se determinó un castigo especial; el titán Atlas sujeta la bóveda celeste por toda la eternidad ya que, debido a la cruenta batalla, ésta había quedado seriamente dañada y amenazaba con desplomarse sobre la tierra.

atlas

Un caso especial es el del titán Prometeo al que Zeus decidió no castigar ya que cambió de bando durante la guerra uniéndose al de los dioses olímpicos pero que más tarde, sí recibió una castigo peculiar por otro motivo: favorecer a la humanidad. En el mito, este titán, que no mostraba temor hacia los dioses, engañó a Zeus de modo que, en el sacrificio de un buey, dividió las porciones del animal en dos partes; por un lado, ocultó la carne y las vísceras en el estómago de la bestia y por otro lado, cubrió los huesos con la grasa que, en tantos otros relatos resulta extremadamente apreciada por los dioses. Zeus, al ver la suculenta grasa, escogió esta parte de la ofrenda y, encolerizado al descubrir el engaño, determinó como castigo que la humanidad no pudiese disponer del fuego por lo cual Prometeo decidió robarlo y entregárselo a los hombres.

Por estos actos, el castigo del titán fue el de permanecer encadenado para que un águila devorase su hígado eternamente ya que el ave comía de día pero el hígado volvía a crecer durante la noche. Resulta interesante que, a día de hoy, sepamos que precisamente el hígado es el único órgano capaz de regenerarse.

Finalmente Prometeo no tuvo que enfrentarse a tal castigo eternamente pues, por fortuna, fue liberado por Heracles.

prometeo
Los castigos impuestos por Zeus eran muy imaginativos

No podríamos obviar el paralelismo de este mito con el de los Nefilim bíblicos que también eran gigantes que fueron castigados por favorecer a la humanidad.

Pero los titanes no eran los únicos gigantes presentes en la mitología griega ya que se mencionan varias razas de seres de desproporcionadas dimensiones.

Una de ellas era la de los hecatónquiros, al igual que los titanes, descendientes de Urano y Gea, tenían 100 brazos y 50 cabezas y fueron encerrados por su padre en el Tártaro, después, rescatados por Cronos para obtener su ayuda y poder derrocar a Urano. Cuando esto hubo sucedido, Cronos volvió a encerrarles en el mismo lugar y más tarde volvieron a ser rescatados, esta vez por Zeus, con la misma pretensión que su antecesor y le fueron de gran utilidad en la guerra ya que estos Hecatónquiros arrojaban rocas de 100 en 100 contra sus enemigos. Tras la rebelión, se convirtieron en los guardianes de las puertas del Tártaro, donde los titanes fueron encarcelados por Zeus.

tartaro
El Tártaro era una prisión en el más profundo abismo del inframundo griego

Otras de estas criaturas, fueron los gigantes propiamente dichos, que también serían hombres de gran tamaño con serpientes en lugar de piernas en la mayoría de las representaciones que fueron exterminados por los dioses debido a una gran insolencia cometida.

Se caracterizaban, además de por su gran tamaño, por su enorme fuerza. En una ocasión quisieron tratar de destronar a los dioses olímpicos para lo que apilaron varias montañas, unas sobre otras, con la intención de alcanzar el cielo pero fueron derrotados.

Por último, encontramos a los cíclopes, también de sobredimensionadas cualidades y con un solo ojo en mitad de la frente. De nuevo, hijos de Urano y Gea, eran extremadamente refinados en la forja fabricando los rayos de Zeus, el tridente capaz de provocar terremotos de Poseidón y el arco y las flechas de Artemisa entre otros objetos.

polyphemhead
Las referencias a cíclopes también aparecen en varias culturas

De entre las numerosas similitudes entre todos los mitos relacionados con los gigantes habría que destacar la mención constante a que la humanidad no ha sido la primera raza inteligente en habitar el mundo y las incesantes guerras entre los dioses por el dominio del planeta.

« ¡Tanto estruendo se produjo al chocar los dioses en combate! Al mismo tiempo. Los vientos expandían con estrépito la conmoción, el polvo, el trueno, el relámpago y el llameante rayo, armas del poderos Zeus, y llegaban el griterío y el clamor en medio de ambos. Un estrépito impresionante se levantó, de terrible contienda; y saltaba a la vista la violencia de las acciones. Declinó la batalla; pero antes, atacándose mutuamente, luchaban sin cesar a través de violentos combates’’.

Teogonía, Hesíodo

Ciclo gigantes mitológicos II: Los Nephilim bíblicos

Los gigantes han acompañado a la humanidad desde sus relatos más tempranos, con diferentes características e intenciones pero siempre con un rasgo en común: su gran tamaño.

En una de las referencias culturales más cercanas a nosotros encontramos a los Nefilim bíblicos cuyo origen es muy similar al origen de otros gigantes, semidioses y héroes en un sinfín de leyendas. Los Nefilim son la descendencia de ‘’los hijos de Dios’’ y ‘’las hijas de los hombres’’.

‘’Viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomáronse mujeres escogiendo entre todas’’.

-Gen 6:2

Y es que estos seres de grandes proporciones serían los vástagos resultantes de una mezcla entre dos razas: una divina y otra terrenal. Esta raza divina cayó en desgracia a los ojos de Dios pues los Nefilim son literalmente ‘’los caídos’’.

nephilim-giants
En la Biblia la existencia de gigantes es mencionada frecuentemente

Parece que este término, que designa a los gigantes, también es usado en la Biblia para designar a su ascendencia pues se menciona que ya habitaban gigantes en la Tierra antes de la aparición de estos nuevos seres.

‘’Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: Éstos fueron los valientes de la antigüedad, varones de renombre’’.

-Gen 6:4

No se nos dice nada sobre el origen de los gigantes y en ciertos puntos del texto parece que ya existían antes de la llegada del hombre, es más, varios autores los identificaron con ángeles.

‘’Muchos ángeles de Dios convivieron con mujeres y engendraron hijos injuriosos que despreciaban el bien, confiados en sus propias fuerzas; porque según la tradición estos hombres cometían actos similares a los de aquellos que los griegos llaman gigantes’’.

-Flavio Josefo III, 1

Pudiera ser que ‘’ángel’’ fuese un término empleado para referirse a algunos de los dioses que en los tiempos antiguos, habitaban la Tierra y gobernaban sobre los hombres.

Nephilim
¿Se mezclaron algunos »ángeles» con humanas?

Parece que no fue, en absoluto, del agrado de Dios que algunos de sus ángeles se relacionaran, tuvieran en estima al ser humano y compartieran su conocimientos. Razón por la que quizá no fueron bien considerados.

‘’Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez’’.

-Baruc 3:26-28

Tal vez, estos ángeles, que mezclaron sus linajes con la humanidad, fueran los ángeles caídos que desobedecieron a Dios ya que, claramente, éste no quedó muy complacido por sus actos y les impuso un castigo sin igual.

‘’A los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo la oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día’’.

-Judas 1:6

angeles_caidos
¿Y si los ángeles caídos hubieran caído precisamente por beneficiar a la humanidad?

Uno de los motivos por los que Dios decidió mandar el diluvio universal pudo ser éste, y no sólo para exterminar a la raza humana, a la que paralelamente salvó advirtiendo a Noé, albergando también la pretensión de deshacerse de los Nefilim. Pero da la impresión de que, o bien no lo consiguió, o bien tras el diluvio, sus ángeles continuaron manteniendo relaciones y engendrando nueva descendencia con la raza humana pues continúa mencionándose la existencia de gigantes en los tiempos postdiluvianos.

Estas enigmáticas criaturas, además, guardan cierta relación con la constelación de Orión, referenciada en gran parte de las tradiciones más antiguas de un modo u otro. En este caso, en arameo la palabra ‘’Nefila’’ servía para designar a dicha constelación; estableciendo una evidente relación de raíces léxicas.

diluvio universal
La referencia a un gran diluvio universal aparece también en varias culturas

Y estos seres, no aparecen únicamente en los textos canónicos, sino que se les dedica una especial atención en el apócrifo libro de Enoc. Una persona a quien Dios tenía en gran estima y de quién se dice en los textos que no murió ya que se ‘’trasladó’’ con Dios a otro lugar.

‘’Por fe, Enoc fue trasladado para que no viera la muerte; y no fue encontrado, porque Dios lo había trasladado: ya que antes de su traslado había complacido a Dios’’.

En el libro de Enoc encontramos más información acerca de los ángeles caídos y de sus descendientes, se indica la existencia de 200 de ellos y se nombra a varios de sus líderes.

Aquí obtenemos el detalle de los actos que cometieron este grupo de ángeles, además de su unión con la raza humana, lo que motivó la ira de Dios y, del subsecuente castigo. Especial atención se dedica a enumerar los conocimientos que estos seres compartieron con la humanidad, dando los nombres de los responsables y especificando el conocimiento impartido. Así, por ejemplo, Azazel enseño la fabricación de armas y escudos y el arte del trabajo del metal, Amiziras instruyó en el uso de ciertas raíces y de sus beneficios, Armaros, a romper encantamientos y Baraquiel fue el responsable de la enseñanza de las ciencias astrológicas.

enoch
Enoc intercedió por los ángeles caídos ante Dios

El desproporcionado castigo que en este libro se describe que dispuso Dios para estos ángeles es el diluvio universal, que pretendía borrar todo rastro sobre la tierra de los Nefilim. Asimismo, reservó un especial destino a los que consideró traidores.

‘’Y cuando todos sus hijos hayan sido degollados, y cuando ellos mismos hayan visto la destrucción de sus bien amados, encadénalos por setenta generaciones bajo las colinas de la tierra hasta el día de su juicio y de su consumación, hasta que sea consumado el juicio eterno. En estos días se les conducirá al abismo de fuego, en los tormentos, y ellos serán para siempre encerrados en la prisión’’.

Así, los gigantes de la antigüedad serían los descendientes de los seres más cercanos a Dios, a los que siempre se les ha llamado ángeles, pero que tal vez ahora serían llamados de otra forma.

TheNephilim-658x680
Tal vez el gigante más famoso mencionado en la Biblia fuera el filisteo Goliat

Esta mezcla de la raza humana con la raza ‘’divina’’ aparece en relatos por todo el mundo dando como resultado una nueva especie. ¿Tienen todos estos mitos una fuente común? En cualquier caso, parece que este hecho no era parte de los planes que Dios o los dioses tenían para nosotros.

Concluimos con las palabras que ordenó Dios que Enoc transmitiera a los ángeles caídos:

‘’ ¿Por qué habéis abandonado el cielo muy alto y santo, que es eterno, os habéis acostado con las mujeres, habéis obrado como los hijos de la tierra y habéis engendrado, por hijo, gigantes?»

-Enoc XV

Ciclo Gigantes Mitológicos I: Los Jotun nórdicos

Una de las razas más populares, presente en las leyendas más antiguas de numerosos lugares por todo el mundo, es la raza de los gigantes que según los relatos, juegan papeles diferentes dependiendo del mito y, aunque en la mayoría de las ocasiones suelen enfrentarse a la humanidad, su oposición no está completamente perfilada ya que encontramos también historias de gigantes benefactores para la civilización.

En el caso de la mitología nórdica esta raza de gigantes es conocida como Jötun. Seres de gran tamaño y carácter primitivo, la mayoría de veces destructivos. Suelen representarse con una apariencia poco agraciada y no manifiestan una gran inteligencia sino que, sobretodo, aparece en una actitud casi infantil. Pero no todos los gigantes son iguales, pues algunos son buscados por los dioses del panteón nórdico o Aesir, con el objeto de obtener un conocimiento específico.

230px-Giants_and_Freia
Los relatos sobre gigantes son comunes a casi todas las culturas

Su principal rol en todos los relatos es el de enemigos de los dioses aunque la dualidad que encontramos en esta mitología no se da entre un principio negativo y otro positivo o la lucha entre el bien y el mal, como suele suceder, sino que más bien, la oposición se da entre el orden y el caos; siendo los dioses identificados con el orden y los gigantes, los portadores del caos. Casi siempre aparecen ambos bandos enfrentados o compitiendo pero es curioso ver como esta relación no se da siempre del mismo modo pudiendo aparecer casos de colaboración e incluso de matrimonios entre dioses y gigantes generando parentescos familiares entre ambas razas.

Los Jötun residen en uno de los nueve mundos de la cosmogonía nórdica llamado Jötunheim, que no se encuentra en un punto geográfico de la Tierra sino más allá de ésta, al este de Midgar, el mundo de los humanos, y en sus fronteras se describe que hay ríos y un denso bosque. La mayoría de los gigantes se reúnen en la fortaleza Utgard, rodeada de hielo y nieve ya que los dioses no les permitieron la entrada en Asgard, su mundo.

jotunheim
La descripción de los 9 mundos de la cosmogonía escandinava se asemeja a la de los planetas del sistema solar

En esta mitología se asume que el primer ser vivo que surgió del caos fue un gigante primordial: Ymir. Se cuenta que al principio no existía nada más que el caos y un gran vacío entro los mundos de Nifheim y Muspelheim llamado Ginnungagap, en cada extremo del inmenso vacío se hallaban el frío de un mundo y el calor de su opuesto, en un momento el hielo y las chispas que desprendían se mezclaron concibiendo a Ymir. Así se narra en el texto Gilfaginning:

‘’Así como de Nifheim surgió el frío y todas las cosas sombrías, del mismo modo, lo que se encontraba cerca de Muspell era caliente y brillante, pero Ginnungagap era apacible como un cielo sin viento. Y cuando la escarcha se encontró con el soplo del calor, se derritió y goteó. Hubo un despertar de este flujo de gotas debido al poder de la fuente de calor y obtuvo la forma de un hombre, y se le dio el nombre de Ymir’’.

Surtr_by_n3gative_0
Desde la creación del primer gigante, los dioses se enfrentaban con ellos

Del sudor de este primer gigante surgió toda una raza de gigantes y de la vaca primigenia Authumbla apareció Buri, el primer dios de la mitología nórdica que a su vez sería el padre de Bor y el abuelo de Odín.

Los nietos de Buri: Odín, Vili y Ve, mataron a Ymir, lo que provocó una gran masacre pues, con el gigante primordial, cayó el resto de su raza ahogada en su sangre, excepto dos de ellos, que pudieron continuar el linaje y evitar la extinción. Después, del cadáver de Ymir, los dioses crearon el mundo de los hombres.

ymir
¿Por qué se recurre a la idea de un sacrificio primordial en tantas mitologías?

Resulta un hecho común en varios relatos mitológicos que un acto de creación tan grande como la creación del mundo, tenga lugar a partir de un sacrificio primigenio, normalmente de algún monstruo o gigante, como si fuera el precio a pagar. En este caso, le tocó a Ymir pero en Sumeria sería Tiamat, en India se llamaría Purusha y en China, Pangu.

Y en el sacrificio de Ymir por los 3 hermanos nietos de Buri, encontramos un paralelismo en la mitología griega en donde los 3 hermanos Zeus, Hades y Poseidón derrotan a los titanes.

thor
Uno de los pasatiempos favoritos de Thor era masacrar a los gigantes

Los gigantes nórdicos constantemente son derrotados, ridiculizados y hasta masacrados. Especialmente el dios Thor gustaba de realizar viajes a Jotunheim para matar a cuantos pudiera. Sin embargo, en una de las historias, se narra como Thor, Loki y otros dioses viajaron a Utgard con el objeto de retar a los gigantes en una serie de pruebas de fortaleza en las que los altivos dioses fueron derrotados debido a ciertas trampas ideadas por los gigantes. En uno de los combates, Thor fue derrotado por Elli, una mujer de avanzada edad que representa la ancianidad personificada y, después de que el dios hubiera recibido una lección, ella explica a sus compañeros como realmente había quedado impresionada por la fuerza del dios.

Elli_and_Thor_by_Robert_Engels
Representación de Thor siendo derrotado por Elli

En el final de los días, cuando tenga lugar la batalla del fin del mundo o Ragnarök, por la que casi todo el universo será destruido, los Jötun, liderados por Loki, jugarán un papel importante ya que se enfrentarán y derrotarán a los dioses consiguiendo imponer el caos.

ragnarok2
Los antiguos dioses batallaban constantemente

Se diferencian dos tipos de gigantes, los Jötun también son llamados gigantes de hielo pero se hace mención en los textos a unos gigantes de fuego conocidos como Muspeli, ellos serán los responsables durante el Ragnarök de incendiar Yggdrasil, el árbol del mundo guidados por su líder Surt, gobernante de Muspelheim el mundo de fuego.

Thor_Muspelheim_Concept_Art

Son muy numerosas alrededor del mundo las antiguas historias sobre estos seres de gran tamaño conviviendo con el ser humano a los que frecuentemente se les ha tenido como responsables de la formación de ciertos accidentes geográficos. Para los antiguos nórdicos estos seres portadores de la destrucción y del caos, serían los responsables de la caída del mundo para su posterior renacimiento, continuando así con el ciclo de creación y destrucción.

«Negro se vuelve el sol, la Tierra se hunde en el océano, las estrellas caen del cielo, el fuego arde y las estrellas en llamas producen vapor, el calor alcanza lo alto de los cielos’’.

                                                                                       -Ragnarök