-¿Fue real la historia del diluvio universal? Leyendas sumerias-

Son varias y diversas las culturas que conservan en sus leyendas alguna referencia o mención a un gran diluvio en la historia de sus civilizaciones que normalmente causa gran destrucción o extermina a casi toda la humanidad en una catástrofe de proporción planetaria. Cada una de las historias aporta detalles interesantes pero ¿podemos pensar que realmente se dio una gran inundación que asoló la Tierra en los antiguos días?

La referencia más próxima se da en el Génesis bíblico en el que el dios Yavhé decide crear el diluvio como castigo para la humanidad por su maldad.

‘’Yavhé vio que la maldad del hombre en la tierra era grande y que todos sus pensamientos tendían siempre al mal. Se arrepintió, pues, de haber creado al hombre, y se afligió su corazón. Dijo: «Borraré de la superficie de la tierra a esta humanidad que he creado, y lo mismo haré con los animales, los reptiles y las aves, pues me pesa haberlos creado.»

                                                                                 Gen 6:6-7

NoahsArk_2b
Aunque es el más conocido, el relado del arca de Noé, no es uno de los más antiguos

Si bien es el propio Yavhé también quien decidió salvar a un hombre y su familia de la gran devastación que estaba por venir. Noé, el único hombre justo de toda su generación, fue advertido por Dios de la próxima inundación y le fueron dadas unas instrucciones muy precisas para construir un arca de madera en la que salvarse junto con una pareja de cada animal que les permitiría repoblar la tierra tras la gran catástrofe. Así pues, Dios mandó el diluvio a la Tierra que la anegó durante 40 días y 40 noches y que destruyó todo rastro de vida sobre ella exceptuando el arca y todo lo que habitaba dentro de ella. Cuando la tormenta amainó, toda la tierra estaba cubierta por las aguas, Noé dejo volar un cuervo y después una paloma, cuando ésta volvió portando una rama de olivo, los habitantes del arca comprendieron que volvía a haber tierra por encima de las aguas. De este modo, Noé y su descendencia directa construyeron un altar y realizaron a Yavhé un sacrificio que le complació, y así se convirtieron en los progenitores de una nueva humanidad.

En este relato se presenta un dios que actúa como una figura humana y que, hastiado por la crueldad y la violencia de los hombres, decide eliminarlos debido al sentimiento del arrepentimiento. Sin embargo, en otro libro bíblico, se narra un fin diferente para el diluvio si bien la razón para el mismo se mantiene. En el apócrifo libro de Enoch se manifiesta que la razón por la que dios decidió inundar la Tierra fue para exterminar a los Nephilim y no a los hombres aunque también se pretendía castigar a estos últimos por sus malas acciones. Aquellos gigantes bíblicos vástagos de la unión de los hijos de Dios y las hijas de los hombres que trajeron la violencia al mundo representan el motivo principal para el diluvio en este libro.

arca-1 ur
Parece que el origen de esta leyenda en el continente euroasiático se encontraría en mesopotamia.

Pero parece que las fuentes bíblicas se basaron directamente en los relatos mesopotámicos anteriores sobre el mismo evento. En la épica ‘’Epopeya de Gilgamesh’’ aparece el mismo relato pero con diferentes nombres para sus protagonistas, en este caso Noé fue Utnapistim para los babilonios y Ziusudra para los sumerios. En esta versión más temprana del mismo relato se dice que hubo un tiempo en el que los dioses convivían con los hombres hasta que el dios Enlil decidió erradicar a toda la raza humana pues se habían convertido en una molestia. No obstante, su hermano el dios Enki se compadeció y advirtió a Utnapistim del terrible devenir dándole instrucciones para que construyera un barco que habría de llenar con semillas y animales, lo que les convirtió a él y a su mujer en los únicos supervivientes de la catástrofe. El diluvio en este caso, duró 6 días y 6 noches y de nuevo, se deja volar un cuervo para comprobar el nivel de las aguas.

Según las fuentes mesopotámicas cuando Enlil recibió la noticia de que su plan de exterminio había resultado inútil se enfureció y fue a buscar explicación por parte de su hermano que defendió su causa con tanta elocuencia que logró conmover al líder de los dioses que finalmente decidió bendecir a la pareja de supervivientes con la inmortalidad. Este es el motivo que movería a Gilgamesh a buscar el consejo del único hombre superviviente del diluvio en su aventura por alcanzar la inmortalidad.

floodstory_tablet
En varios relatos un hombre es el afortunado advertido por Dios para salvarse de entre el resto de la humanidad

El protagonista del relato del diluvio universal era conocido como Atrahasis en el imperio Acadio que también contaba con su propia versión escrita del fatal acontecimiento cuyo protagonista pone título al poema. En esta narración se describen también la creación del mundo y la del hombre y se dan más detalles en lo que refiere al diluvio.

Según se expone, al principio, cuando sólo existían los dioses, éstos tenían que trabajar la tierra. La labor era pesada y tras 3600 años de realizar estos esfuerzos físicos, los dioses comienzan a quejarse a sus líderes, declararon una huelga, quemaron sus instrumentos de trabajo y rodearon la casa del dios Enlil en la revuelta. Su hermano Enki resolvió crear al hombre para que realizara la tediosa y sufrida labor que hasta ese momento venían llevando a cabo los dioses menores consiguiendo poner fin a las revueltas.

En primera instancia todos los dioses se mostraron gratos con esta solución, pero tras 1200 años la humanidad se volvió demasiado numerosa y comenzó a representar un serio problema para los dioses. Su descontento se expresa en el texto alegando que los hombres eran tan severamente ruidosos que Enlil no podía dormir por lo que determinó diezmarlos. Primero se intentó creando plagas, una sequía y hasta una larga hambruna, pero los hombres se reponían rápidamente a ojos de los dioses que no conseguían reducir su número de forma deseable y los planes no llegaban a buen término gracias al ingenio de Enki y Athrarsis para frustrarlos. Como último recurso Enlil resolvió crear un diluvio e hizo a Enki, como castigo, responsable de llevar a cabo tal magnicidio en contra de su voluntad. Por supuesto Enki advirtió a Athrarsis para que se salvara construyendo un barco que llenó con cada tipo de animal.

atrahasis03
Tablilla en la que se relata la historia de Atrahasis en escritura cuneiforme

En la versión acadia del evento, el diluvio resultó ser más potente que lo que los dioses habían planeado y tras éste, se arrepintieron de lo que habían hecho y de quedarse sin nadie para adorarles y servirles. Es entonces cuando Athrarsis realiza un sacrificio para los dioses que reciben de buena gana ya que estaban hambrientos de ofrendas.

El relato del diluvio universal no es propio únicamente de esta parte del mundo sino que aparece en diversas culturas por todo el globo. En el texto Bhágavata Purana de la mitología hindú, se narra la historia de Manu, el primer hombre y primer rey sobre la Tierra que tras ayudar a uno de los avatares del dios Vishnú, es advertido por éste de la gran inundación que se avecina. Gracias al aviso, este progenitor legendario de la humanidad pudo construir un barco en el que salvar a su familia y a los animales para poder repoblar la tierra.

Matsya-protecting-Manu
Normalmente los supervivientes al diluvio cargan con la responsabilidad de la supervivencia de la humanidad tras la catástrofe

En la mitología griega también aparece una referencia a la gran inundación de los antiguos días. En este caso es creada por Zeus que pretende erradicar a la humanidad como castigo a la entrega del fuego robado por parte de Prometeo. Zeus manda un diluvio por 9 días y 9 noches pero Prometeo le había pedido a su hijo Deucalión que construyera un arca en la que hacer frente a la tormenta junto a su mujer Pirra.

Muy curioso es el relato que narra el zoroastrismo por el cual el dios supremo creó la inundación debido a que la población humana se había vuelto demasiado numerosa. Sin embargo advirtió a un hombre, Yima, de que la inundación llegaría tras el invierno, como resultado del deshielo. De nuevo, un hombre construyó una estructura en la que resguardarse junto a animales y plantas y todos los hombres justos que pudo encontrar.

deucalion
Deucalión sosteniendo a su esposa por encima de las crecientes aguas

No en todos los relatos el mundo se ve inundado por el agua. En el Kalevala finés, el héroe Väinämöinen resulta herido mientras construye un barco y es su sangre la que cubre la Tierra. Así se lee en una de las runas:

La sangre brotó como una inundación,

el flujo corrió como un río:

y no hubo ningún montículo

ni ninguna alta montaña

que no fuera inundada.

Todo por el pie de Väinämöinen

Por la rodilla sagrada del héroe.

 

Y también en la mitología nórdica se habla sobre un evento en el que el mundo estuvo inundado de la sangre del gigante primordial Ymir que perdió la vida a manos de Odín y sus hermanos. Los supervivientes en esta ocasión no fueron una pareja de humanos sino de gigantes: Belgermir y su mujer.

flood
Reiteradamente se refiere el diluvio como castigo a los hombres

Puede aparecer la idea de que este relato proviniera de una única fuente indoeuropea que tuviera lugar en la más remota antigüedad y que pudo extenderse por el folklore de todo el continente pero encontramos también referencias a una gran inundación en las mitologías del resto de continentes del planeta como se estudiará en posteriores artículos. La coincidente y recurrente mención a una gran catástrofe en la que el agua arrasó con casi toda la vida del planeta apuntaría a que cada pueblo conservó en sus tradiciones el recuerdo de un fenómeno de gran envergadura acaecido en los tiempos antiguos. Como dijo el renombrado arqueólogo Leonard Wooley:

‘’No debemos convertir la leyenda en historia pero hemos de suponer que bajo muchas cosas artificiosas o increíbles se esconden hechos ciertos. ’’

Ciclo gigantes mitológicos VI: Leyendas del continente americano

Los relatos y leyendas acerca de gigantes aparecen por todo el mundo sin importar las diferencias entre las culturas o la distancia entre los pueblos, distancia que en otros tiempos, resultaba insalvable y, sin embargo, estos pueblos de los que se supone no han tenido ningún contacto entre sí, reflejan en sus mitos narraciones muy similares. Un ejemplo de ellos son algunos relatos acerca de gigantes en América.

codexriosgiant
Las guerras entre diferentes tribus humanas contra grupos de gigantes resultan sorprendentemente numerosas en los diferentes mitos por toda América

Una leyenda del México prehispánico habla de cómo los gigantes fueron creados por los dioses y del tiempo en el que convivían con los hombres hasta que algunos de estos gigantes comenzaron a hostigar y a abusar de la raza humana. Éstos últimos decidieron poner fin a tal situación de modo que urdieron un plan para acabar con sus enemigos: bajo un falso pretexto los invitaron a un banquete en el que aprovecharon para embriagarlos y, tras esto, obtuvieron la ventaja de que los gigantes, aunque más grandes y fuertes, vieron sus capacidades mermadas por el alcohol. Así pudieron darles muerte.

Para los antiguos mayas, los Bacabob eran 4 hermanos gigantes para los que los dioses dispusieron que, cada uno en un punto cardinal, sostuvieran el firmamento ya que temían que éste fuera a desplomarse sobre la Tierra. Un relato muy semejante al del titán griego Atlas, entre otros.

bacabob
El mito del gigante que sostiene el cielo está presente en todos los continentes

Y parece que en Norte América también batallaban con una raza de gigantes. Una de las leyendas de la tribu de los Shoshone cuenta cómo sus antepasados vivían aterrorizados por gigantes a los que llamaban Tsawhawbitts cuya naturaleza era beligerante y además, eran caníbales. También contaban con poderes sobrenaturales y tenían la capacidad de paralizar a sus presas humanas con un potente haz de luz que partía de sus ojos rojos y brillantes. Casi como Balor, el líder de los gigantes Fomorianos de la mitología irlandesa, que podía destruir a sus enemigos con una sola mirada.

Según la mitología Inca, el dios Viracocha tras crear el mundo, creó una raza de gigantes para su servicio pero que al no ser estos gigantes obedientes ni del agrado del dios, decidió exterminarlos enviando el correspondiente inca del diluvio universal: el Unu Pachacuti.

Wiracocha
En la mayoría de leyendas los gigantes no son del agrado de los dioses que acaban decantándose por eliminarlos

Y, según la mitología azteca, el mundo había estado habitado por gigantes durante el período del primer sol.

Al sur del continente, resultan muy interesantes los relatos acerca de la tribu de los gigantes patagónicos, de la que tenemos constancia gracias a los informes de los primeros exploradores europeos, entre ellos, el cronista de la expedición de Magallanes: Antonio Pigafretta que escribió lo siguiente:

‘’Un día, de repente, vimos a un hombre desnudo de estatura gigante en la orilla del puerto (…) Cuando el gigante estaba en la capitanía general y en nuestra presencia, se maravilló mucho, e hizo señales con un dedo levantado hacia arriba, en la creencia de que habíamos llegado desde el cielo. Era tan alto que llegábamos sólo hasta la cintura, y estaba bien proporcionado…’’

NGS Picture ID:221686
Retrato de Antonio Pigafretta quién aseguró haber encontrado gigantes en una de sus expediciones

Para los mapuches, los gigantes eran unos seres monstruosos a los que dios había castigado por rebelarse contra él por lo que sufrieron el exterminio.

Las tribus de nativos de Delaware y los Sioux, también hablan de una raza de gigantes en sus tradiciones orales con la que estaban en conflicto y a la que acabaron exterminando. Estos gigantes vivían en construcciones de piedra que los contadores de estas historias aseguran que ya estaban ahí antes de la llegada de sus tribus al lugar. También se les tiene como a los responsables de la construcción de los monumentos megalíticos de la zona que acumulaban energía y servían como ventana al mundo espiritual. Se dice que fueron capaces de mover las enormes rocas utilizando el poder del viento. Los indios, llamaban a estos gigantes, a los que consideraban los mensajeros del gran espíritu: los Alligewi.

La tribu de los indios Moqui de Arizona, hablan a su vez, de un tiempo en el que lucharon contra gigantes que llegaron desde el Oeste y que se comían a los miembros de la tribu.

Sioux-Chiefs
No podemos hablar de gigantes en la mitología sin hablar de enfrentamientos bélicos

Al Norte de México, los indios Acolhuas contaban una leyenda acerca de un gigante constructor de pirámides. Y es que unos pocos miles de años tras la creación del mundo, éste estaba habitado por feroces gigantes que no dudaban en enfrentarse a dioses y hombres causando terror en el mundo. Hasta que los dioses determinaron acabar con ello, para lo que mandaron un gran diluvio.

El gigante Xelhua y sus 6 hermanos consiguieron sobrevivir al diluvio subiendo a la cima de una alta montaña y ocultándose en varias cavernas que allí se encontraban hasta que la tormenta finalizó.

Estos gigantes, eran especialmente refinados en las artesanías y la construcción por lo que comenzaron a poblar el mundo con una nueva raza de su propia creación a la que convirtieron en sus servidores.

Henchido de orgullo por haber sobrevivido al destino que los dioses habían dispuesto para su raza, Xelhua quiso edificar una estructura que guardara la memoria de lo acontecido y en la que poder tomar refugio si la situación se repitiera.

chic-aleksu
¿Tendrían relación los gigantes además de con la construcción de monumentos megalíticos, con la construcción de pirámides?

De este modo, construyó una gran pirámide. Y lo hizo con sorprendente velocidad, pues contaba para ello, con miles de sirvientes y trabajadores. La pirámide llegó a ser tan alta que su cima se perdía entre las nubes.

Pero los dioses se propusieron destruir aquella desafiante edificación mandando una roca llameante que abrió el cielo y cayó sobre la pirámide acabando con ella y fulminando a los obreros y al orgulloso gigante constructor.

Desde aquel día, todas las diferentes tribus dejaron de hablar la misma lengua y ya no eran capaces de comprenderse entre unas y otras en una conclusión de sorprendente similitud con el relato de la Torre de Babel.

patagones
En los relatos no sólo se menciona que la existencia de los gigantes fuera anterior a la de los seres humanos, sino que también convivieron con el hombre.

De nuevo guerra entre gigantes y dioses o gigantes y hombres. Estos gigantes, sin importar la procedencia del relato, aparentan ser unos seres salvajes e irascibles, en muchas ocasiones, caníbales. Y pagan la ferocidad de sus actos con el exterminio, bien por parte del hombre, bien por designio divino.

Resulta interesante ver cómo, en varias de las leyendas de gigantes alrededor del mundo, aparece la mención a un gran diluvio que arrasó con la vida en el planeta, destinado a acabar con ellos. En cualquier caso, estas historias concluyen siempre de la misma forma: los gigantes desaparecen.