El precioso y olvidado caso del platillo volante del policia Mark Coltrane

Hoy en ufopolis viajamos a la década de los 70, tan prolífica en avistamientos como en interés por el mundillo ufo en general tanto en Europa como es Estados Unidos. Había una inusitada expectación entre buena parte de la población al respecto de las nuevas pruebas fotográficas que iban apareciendo aquí y allá en publicaciones especializadas y en la prensa escrita. Poco a poco se fue instaurando entre la gente que efectivamente algo estaba pasando pero nadie daba explicaciones oficiales y las extraoficiales apenas tenían un eco mayor que el ámbito local. Había fervor pero también cierto desapego y entre eso y la campaña de desprestigio que se llevó a cabo desde finales de los años 60 para intentar acabar con las incómodas preguntas por parte del gobierno de los Estados Unidos -y por ende, todos los de la OTAN-, nadie estaba a salvo de tener cierto reparo a contar sus experiencias.

Esto mismo es lo que le pasó al bueno del oficial de policía Mark Coltrane quien, el 19 de abril de 1978 se encontraba haciendo una patrulla en las proximidades de la localidad de Colfax, una ciudad de un millón de habitantes en Wisconsin. A mediodía decidió parar para comer en una área aislada cercana al pueblo. Lo traía preparado de casa y qué mejor que un sitio apartado y solitario para comer sin que nadie le molestara. Y dicho y hecho, se sacó sus típicas bolsitas de papel en donde su mujer le había dejado el almuerzo y su pequeña botella de agua. Todo bien, pero había algo que como suele pasar en este tipo de casos, no iba bien… la radio comenzó a hacer extraños ruidos. El coche estaba apagado pero la emisora de la policía estaba encendida. Aquellos sonidos no eran los habituales que aparecen en las interferencias. Fuera lo que fuera estaba interrumpiendo las comunicaciones de la policía, y lo que era peor, le estaba dejando totalmente aislado (no había teléfonos en esa época, claro).

Mientras que, atónito miraba la configuración de su radio a ver si estaba todo en perfecto funcionamiento, de repente levantó la vista y pudo ver un disco metálico cruzando el cielo a muy poca distancia de su posición. La visión debió ser prácticamente de ciencia ficción, sobre todo porque el objeto parecía abalanzarse literalmente sobre él. Coltrane no se asustó y se fue disparado hacia el maletero en donde tenía una cámara Polaroid, que funcionaba bien. Quizá eran las fotos más importantes de toda su vida, pensó. Enfocó al cielo y sacó varias tomas a diferentes calidades. El objeto estaba tan cerca de él que incluso en una de las fotografías se aprecian los detalles de su parte inferior.

colfax1

La primera foto sacada en aquella localidad de Colfax, es una de las más claras del fenómeno ovni.

La segunda fotografía muestra la huida del objeto, comenzando a desplazarse hacie el este. Un avistamiento absurdo casi dirigido a crear una toma para la posteridad. No cabría pensar otra cosa, habida cuenta de que no hubo ningún tipo de episodio de abducción, missing time o interacción con el entorno más allá de lo que pasó con la radio. Dejarse ver. Eso fue lo que pensó Coltrane. Pero ¿por qué él? No era hombre fantasías ni amante de la creatividad.

colfaxwi19782

La huida de aquel disco dejó impresionado al testigo, según su testimonio. Esta es la segunda foto en buena definición que ha conseguido recuperarse del incidente.

Aún pudo ver a aquel majestuoso disco durante unos minutos, lo suficiente como para ver cómo iba acelerando hasta perderse verticalmente hacia lo alto de los cielos. Coltrane se quedó temblando por aquello y se quedó obnubilado durante las dos horas siguientes. Eso sí es curioso, sin duda, un policía hecho y derecho totalmente impresionado por un suceso que no podía explicar. Dos horas sin pronunciar palabra, mirando al cielo.

Cuando llegó al cuartel estuvo temeroso de contar su experiencia por miedo de ser ridiculizado y entregó la cámara para que fuera la policía la que revelase las fotografías. En el set que ha sobrevivido al paso del tiempo, encontramos dos fotografías preciosas de un platillo volante junto con otra serie de tomas en blanco y negro que pertenecen a la misma cámara.

Esta es la suite y esta es la calidad con la que han sobrevivido las tomas:

wisconsin19781

1. Toma general del platillo con la fecha marcada por la policía de Colfax.

wisconsin19783

2. Fotografía similar a la mítica foto de los Mcminnville de 1950

wisconsin19784

3. Observamos una sombra y una iluminación en el fuselaje exterior del disco además de una antena también iluminada que es tan grande que podría ser parte de una cúpula.

wisconsin197854. La toma en blanco y negro que hemos visto durante el reportaje y que es una de las más curiosas de la historia de la ufología. Destaca por dos pequeñas hendiduras en el borde externo.

¿Qué os ha parecido el caso? A día de hoy siguen ocurriendo este tipo de sucesos pero los objetos ya no son tan metálicos. Quizá tengan que ver con lo que decía Carl Gustav Jung sobre el inconsciente colectivo o con las tecnologías de posibles civilizaciones diferentes que pudiesen visitarnos. Sea como fuere, el caso del policía Coltrane es uno más de aquella década, pero es innegable que la definición de las dos tomas que se conservan en color es magnífica. A nosotros sin duda, nos encantaría poder algún día hacer unas fotografías tan fabulosas. ¿Habéis fotografiado ovnis alguna vez? ¿Cómo os quedaríais si lo vieseis tan cerca? Si os ha gustado este artículo, podéis ver el caso de los Macminnville de Oregón de 1950, mítico como él solo y también el platillo que se vio en la luna durante las misiones Apolo. Os dejamos también el programa que hicimos sobre el inconsciente colectivo y os esperamos en los comentarios.

 Ufopolis.com 2015

La curiosa fotografía de un supuesto alien en Alaska de 1930

¿Ha conseguido alguien fotografiar a un ser extraterrestre en algún punto de nuestra historia? Ya estuvimos viendo el caso de Ilckley Moore, uno de los más misteriosos de la historia, así como los humanoides de Falkville que tenían cierto parecido con los integrantes del duo Daft Punk de música electrónico con cascos ultramodernos, pero hoy vamos a coger nuestra máquina del tiempo y vamos a estudiar una fotografía mandada por un hombre de Canadá a la web ufocasebook el 14 de agosto de 2003 y estudiada en primera instancia por el investicador B.J. Booth. Una curiosa toma de 1930 que no es nada habitual en la casuística ufológica y que fue escaneada de la original por el autor del email que aseguraba que su abuelo había protagonizado una persecución de esta supuesta entidad antes de sacarle una única fotografía para el recuerdo.

alaska30s

Toma original.

La entidad según palabras del propio redactor del email cuya identidad permanece en el anonimato por expreso deseo del mismo, apareció cerca de su posición cerca de un lago y comenzó a huir cuando le vio. Este señor le persiguió hasta que estuvo lo suficientemente cerca como para sacar la fotografía pero en vez de ir corriendo directamente a revelarla, supuestamente habría esperado cuatro meses para hacerlo. Había una razón para hacerlo porque vivía en un lugar remoto y aislado en el que había que esperar a que el invierno pasara para poder transitar los caminos sin peligro de alud y ventisca.

El nieto de aquel señor que tomó la fotografía habría recibido la misma solo una semana antes de mandar el email  justo antes del fallecimiento de su abuelo y de que éste le contase su historia. Lo cierto es que tanto el grano como la tonalidad de colores de blanco y negro de la fotografía indican que estamos ante una fotografía de esa década de 1930 pero quizá es demasiado increíble encontrar a ese ser tan nítido.

alaskanalien

 Ampliación del ser.

La sombra que muestra el cuerpo, la dirección de la misma con respecto a la de los árboles, la propia conformación de la luz sobre su cara y su morfología podrían indicarnos que estamos ante una toma fidedigna aunque también es cierto que existe cierta desviación en esa sobra, y que aunque son muy comunes los testimonios de seres antropomorfos, el ser no parece tener los síntomas de delgadez comunes en este tipo de seres. Ojos almendrados pero cabeza proporcionada. Ausencia de pelo y sin manos o guantes visibles.

alaska30.

 Fotografía saturada.

Otro detalle sería la musculatura del cuello, quizá demasiado desarrollada para un infante y sin duda desproporcionada para lo que sería un ser humano. No podemos evaluar más rasgos por el grano de la foto y no podemos tampoco ver la posición bien por la excesiva sombra de la parte izquierda del ser. Si sobresaturamos la toma podemos encontrar en todo caso una especie de marcas de dedos en la mano derecha, resultado posiblemente del propio tratamiento fotográfico. Sorprende igualmente su tez blanca en comparación con el resto de tonalidades del entorno. Casi tenía que brillar de ser real.


ALIEN-PHOTO-ALASKA-EDITrx

 Siempre nos quedará la duda de qué se fotografió en Alaska en los años 30.

Quizá un niño con un gorro, o quizá, y si es cierta la historia del hombre del email, un ser alienígena casi en plena huida mirando por última vez a un testigo.

¿Qué opináis? ¿Estamos ante un caso de retro-humanoides, un elaborado fake o simplemente una pareidolia con un crío y un gorro con aberturas con forma de óvalo? Si os ha gustado esta entrada, no os perdáis el vídeo del extraterrestre de Ilckley Moore y otros tres casos asociados de humanoides que parecen saltar. Esperamos que el vídeo sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015.

Círculos de las cosechas en blanco y negro

 

Durante muchos años, diferentes investigadores de todo el mundo hemos buscado con ahínco pruebas que demuestran que la actividad de los crop circles en Inglaterra es anterior al fenómeno que se fue presentando durante la década de los 70. Los testimonios eran claros, pero era difícil encontrar pruebas gráficas que refrendasen estos testimonios.

Hoy os presentamos algunas de esas pruebas gráficas, rescatadas del olvido por el investigador Greg Jefferys y encontradas en el archivo histórico de Google Earth, que exponía fotografías de la zona de Wiltshire en los años 50. Fue una auténtica sorpresa encontrar círculos de las cosechas simples, mucho antes de que el fenómeno fuese descubierto en el año 71, y por supuesto, mucho antes del año 78, momento en el que supuestamente empezaron a hacerlos los infames Doug y Dave, dos campesinos de la comarca que mintieron a la opinión pública atribuyéndose todos los diseños en 1991.

La teoría oficial cae con las pruebas de que la actividad de los círculos de las cosechas, por simple que pudieran parecer en esa primigenia etapa, se venía desarrollando con cierta asiduidad en esa zona de Inglaterra. Es evidente que ni los medios, ni la cobertura informativa de los años 50, en plena recuperación económica tras la segunda guerra mundial, permitían la expansión de estas fotografías rescatadas de antiguos archivos de bibliotecas y ayuntamientos de las localidades de Wiltshire.

Observen la siguiente fotografía, tomada en East Kennet, Wiltshire, en 1953. Son dos pequeños círculos que aparecen en el centro de un cultivo de trigo.

6803975

 

Es el mismo emplazamiento que a día de hoy puede verse utilizando Google Earth, y en donde efectivamente siguen apareciendo círculos de las cosechas. Esta fotografía abarca la misma zona y data de 1995. Bajo la arboleda aparece otro círculo de las cosechas.

5025411

 

Jeffery tambieén encontró otras evidencias incontestables de la presencia de estos crop circles mucho antes de que la prensa comenzara a intoxicar el tema con teorías imposibles. Observen la siguiente fotografía datada de 1945 y tomada en la localidad de Great Bookam en Surrey, mucho antes incluso de la anterior toma. Un círculo simple de unos 20 metros de diámetro similares a los descubiertos en los años 70 por Brice Bond y Arthur Shuttlewood.

3674745_orig

Se observan también en estas fotografías de archivo aspectos que aparecerían en el fenómeno en los años 80, como cortes en la geometría de los diseños y círculos concéntricos con diferentes secciones. Observen esta fotografía tomada en 1940 en Chapperton Down, Wiltshire.

66958

 

 

La comunicación que las inteligencias que están detrás del fenómeno de los círculos de las cosechas realizan a través de las geometrías matemáticas asociadas a estos diseños comenzó mucho antes de que todo esto se hiciera popular. Y comenzó a pasar mucho antes de lo que se podría pensar. Lo que pasa es que nosotros no teníamos la tecnología que tenemos ahora para fotografiar y estudiar el fenómeno. O sí la teníamos pero estaban esperando a ser descubiertas. Una pregunta final : ¿qué otras maravillas esperarán guardadas en cajones de bibiotecas olvidadas en el mundo?

Ufopolis 2013