Especial 200.000: Casos reales de viajeros en el tiempo

Muchas gracias a todos por estar ahí, por lo que apoyais el canal y por la cantidad de comentarios positivos que recibimos. Es una maravilla poder llegar a esta cifra en apenas año y medio de actividad y para celebrarlo he confeccionado un especial de diez experiencias reales de viajes en el tiempo ocurridas a personas de todo el mundo. Tendremos casos de teletransporte, desapariciones y reapariciones aéreas imposibles, ecos del pasado, escenas en donde los testigos entran en un local en donde se desarrolla la vida décadas atrás, universos paralelos, máquinas secretas de teletransporte, un misterioso incidente de telequinesis, y finalmente un último caso que nos atañe a todos nosotros.

Un lujo estar aquí con vosotros y una maravilla compartir este especial hecho con todo el trabajo y el cariño del mundo.

Fuentes para la confección del programa:

Caso 1: el avión de Florida
CAIDIN, M., Ghost of the Air, Galde Press, 1995. Disponible en:

Caso 2: La desaparición del regimiento Primer quinto de Norfolk en Turquía: http://www.ediec.org/news/newsitem/article/turkey-some-800-victims-of-enforced-disappearance-remembered/

The Mysterious Vanishing Battalion of WWI

Caso 3: Los ruidos de Puys
http://archivo.elnuevodiario.com.ni/misterios-enigmas/311386-tuneles-tiempo/

Caso 4: El restaurante de 1930
The Restaurant from the Past

Caso 5: El caso de Tracy King
OFFUT, J., «Cases of Time Slips», 2012. Disponible en:

Caso 6: El pub de Cornwall
Fuente: https://spacetimeslip.wordpress.com/2014/01/21/the-missing-pub/

Caso 7: La asombrosa experiencia de de TN
http://paranormal.about.com/library/blstory_june05_som.htm

Caso 8: Ongs hat http://weirdnj.com/stories/ongs-hat/ http://deoxy.org/inc2.htm

Caso 9: Gil Perez
http://www.historicmysteries.com/gil-perez-and-his-spontaneous-teleportation/
https://en.wikipedia.org/wiki/1593_transported_soldier_legend

Gracias a todos!!!!! <3

Los tres hombres que viajaron en el tiempo y cenaron…en 1930

Hoy en ufopolis tenemos un nuevo caso de desdoblamiento del tiempo ocurrido en marzo de 1959 con características similares a otros incidentes que hemos tratado en la web. El protagonista de esta historia se llama Bob Wetzel (seudónimo), un militar norteamericano destinado en la Base Aérea de Lowry en Denver, Colorado, que decidió realizar una excursión en coche a Worland. La esposa de Bob vivía allí y a sus dos amigos les venía bien el viaje para ver también a diferentes familiares. En el camino les esperaba otro de esos agujeros temporales que se presentan ante ti sin avisar…

Aquí tenemos a esos tres hombres en su camino conduciendo por las afueras de la ciudad de Cheyenne, cuando de pronto una tormenta de nieve comienza a dejarles sin visión de la carretera. Un poco extraño para ser primavera pero cosas más raras se han visto, piensan ellos.

Es algo repentino, un gran temporal con una espesa niebla. Inesperado a más no poder. No podían ver bien el camino hasta Chugwater, el siguiente pueblo, pero aún así siguieron conduciendo a baja velocidad jugándosela por el mal estado de la carretera. Podían seguir conduciendo. Pero no por mucho tiempo…

Cramer_Charles_DawnFogShenandoah_1994_Fotor
La niebla, elemento que aparece en infinidad de casos de desdoblamiento del tiempo

Las condiciones climatológicas continuaron haciéndose más duras y cuando peor estaban las cosas los viajeros se sintieron aliviados cuando inesperadamente se encontraron con varios restaurantes en fila casi ocultos a un lado de la carretera. Les venía como caído del cielo. Quizá, literalmente…

Según declaraciones a la investigadora Debra Munn, quien se encargó de estudiar este caso, Bob comentó que pararon el coche en el parking del restaurante y entraron en el establecimiento bastante contentos por el hallazgo. Era ya la hora de cenar y tenían un buen lugar para guarecerse del tremendo vendaval de nieve que asolaba la zona. Al entrar se dieron cuenta de que estaba prácticamente vacío: solo tres clientes y las camareras: dos mujeres jóvenes vestidas con largos vestidos blancos con delantales blancos y negros esperaban en la puerta. Su atuendo sin duda era de lo más extraño pero no preguntaron. Pidieron unos filetes para cenar y algo de beber. Estaban hambrientos.

Binnie Hale
La descripción del atuendo de las mujeres concuerda con la de la moda nippy… de los años 30

El lugar estaba limpio y aseado y las mujeres sirvieron los platos. Cuando los tres protagonistas terminaron de comer pidieron la cuenta y una de las mujeres se la trajo. Sorpresa. Solo 9 dolares por los tres menús, demasiado barato incluso para 1959. Estaban tan contentos que dejaron cinco billetes de un dólar de propina, algo que fue apreciado por las camareras que parecían no creerse que alguien pudiera darles tanto dinero.

«Deberías haber visto cómo se sorprendieron las camareras», comentó Bob a la investigadora.

«Me dieron las gracias, nos acompañaron hasta la puerta, y nos dijeron que debíamos tener cuidado, ya que todavía estaba nevando con tanta fuerza que apenas se podía ver.»

31b0ef77372000be96fa6245be56a0ea
El fenómeno se presenta ante los testigos de repente y transporta a personas a diferentes puntos del espacio y el tiempo

Los tres hombres se pusieron en marcha de nuevo y llegaron a la localidad de Worland sin ningún otro contratiempo. Cuando llegaron allí, los tres hombres se encontraron con Sharon, la esposa de Bob,  y con sus padres y les comentaron que habían tardado más de la cuenta porque habían comido en un bonito restaurante en el camino. Y bien barato, además. Los cuatro decidieron volver a Cheyenne parando en ese coqueto sitio que tan buen recuerdo les había dejado. Una sorpresa les esperaba…

En el camino de vuelta, el tiempo era mucho más claro y el sol brillaba con fuerza. Bob recordaba que habían venido bajando la colina desde Denver hacia el norte, y el restaurante era el tercer o el cuarto negocio en el lado izquierdo de una conocida calle.

«Pero esta vez no estaba allí.», Dijo Bob. «Ni siquiera había ningún edificio en el sitio. Estábamos buscando en un terreno yermo. No había nada cuando antes había toda una cadena de establecimientos».

Bob en ese momento no puede creer lo que ve y sus amigos tampoco. No daba tiempo a demoler todos los edificios en una noche y menos recoger los restos. Preguntándose qué demonios había pasado, Bob y uno de sus amigos se dirigieron a un cercano puesto de hamburguesas, donde el testigo entabló conversación con un señor de avanzada edad.

«Creo que su nombre era Charlie. Le dije que habíamos comido en un restaurante que ya no estaba allí».

El hombre parecía confundido, y entonces le dijo:

«Hijo, el lugar que usted describe se quemó hace años y años, y esto ha sido un solar sin uso desde entonces».

«Eso es imposible», respondió Bob. «Estábamos allí».

En este punto de la historia, el protagonista comenzó a describir las dos camareras que les habían servido pero éste le interrumpió.

«Hijo» -dijo el hombre de nuevo-, ese lugar se incendió y las dos mujeres que acaba usted de describirme perecieron en el incendio, pero eso fue hace ya mucho tiempo.»

Mirando hacia atrás, estudiando su increíble experiencia, Bob no llegó a recordar nada inusual en el restaurante excepto el bajo costo de la comida. Los alimentos y la bebida sin duda eran reales, se los habían comido de manera normal y las dos camareras no mostraron comportamientos anómalos. No había nada fantasmal en toda la vivencia de ninguno de los tres testigos.

lyons-nippy-waitress-c-1930_Fotor
Los testigos establecieron comunicaciones normales con las camareras de los años 30… en 1959

Un incidente absolutamente fascinante que expone lo que podría ser un desdoblamiento del tiempo en el que, como veíamos en el caso de la limonada y los niños de Inglaterra, diferentes testigos parecen acceder a un punto del pasado en el que efectivamente sigue existiendo ese restaurante que aún no se ha quemado y de hecho los testigos interactúan con las personas de ese tiempo, comen perfectamente los alimentos de ese punto del pasado, hablan con las camareras y éstas les tratan como a tres viajantes de su época, cobrándoles lo que costarían tres menús en ese momento: solo 9 dólares.

Es muy interesante el hecho de que en este caso los testigos vivieran ese desdoblamiento del tiempo tras entrar en una impresionante tormenta de nieve y niebla. Esa niebla que una vez más precede a un episodio de rotura espacio-temporal que cogió a tres testigos, los situó unas décadas antes y al salir, los devolvió a su época de forma instantánea. 

Como comentario final, es fascinante estudiar estos casos en donde se produce transferencia de materia entre ambos tiempos. Los tres hombres supuestamente habrían degustado unos alimentos en los años 30 y al volver a su tiempo habrían estado digiriendo unos filetes cocinados hacía tres décadas…

Si os ha gustado esta entrada os recomendamos ver el siguiente vídeo en donde también hablamos de episodios de desdoblamiento del tiempo. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Fuente: https://spacetimeslip.wordpress.com/2015/06/18/the-restaurant-from-the-past/

La curiosa fotografía de un supuesto alien en Alaska de 1930

¿Ha conseguido alguien fotografiar a un ser extraterrestre en algún punto de nuestra historia? Ya estuvimos viendo el caso de Ilckley Moore, uno de los más misteriosos de la historia, así como los humanoides de Falkville que tenían cierto parecido con los integrantes del duo Daft Punk de música electrónico con cascos ultramodernos, pero hoy vamos a coger nuestra máquina del tiempo y vamos a estudiar una fotografía mandada por un hombre de Canadá a la web ufocasebook el 14 de agosto de 2003 y estudiada en primera instancia por el investicador B.J. Booth. Una curiosa toma de 1930 que no es nada habitual en la casuística ufológica y que fue escaneada de la original por el autor del email que aseguraba que su abuelo había protagonizado una persecución de esta supuesta entidad antes de sacarle una única fotografía para el recuerdo.

alaska30s

Toma original.

La entidad según palabras del propio redactor del email cuya identidad permanece en el anonimato por expreso deseo del mismo, apareció cerca de su posición cerca de un lago y comenzó a huir cuando le vio. Este señor le persiguió hasta que estuvo lo suficientemente cerca como para sacar la fotografía pero en vez de ir corriendo directamente a revelarla, supuestamente habría esperado cuatro meses para hacerlo. Había una razón para hacerlo porque vivía en un lugar remoto y aislado en el que había que esperar a que el invierno pasara para poder transitar los caminos sin peligro de alud y ventisca.

El nieto de aquel señor que tomó la fotografía habría recibido la misma solo una semana antes de mandar el email  justo antes del fallecimiento de su abuelo y de que éste le contase su historia. Lo cierto es que tanto el grano como la tonalidad de colores de blanco y negro de la fotografía indican que estamos ante una fotografía de esa década de 1930 pero quizá es demasiado increíble encontrar a ese ser tan nítido.

alaskanalien

 Ampliación del ser.

La sombra que muestra el cuerpo, la dirección de la misma con respecto a la de los árboles, la propia conformación de la luz sobre su cara y su morfología podrían indicarnos que estamos ante una toma fidedigna aunque también es cierto que existe cierta desviación en esa sobra, y que aunque son muy comunes los testimonios de seres antropomorfos, el ser no parece tener los síntomas de delgadez comunes en este tipo de seres. Ojos almendrados pero cabeza proporcionada. Ausencia de pelo y sin manos o guantes visibles.

alaska30.

 Fotografía saturada.

Otro detalle sería la musculatura del cuello, quizá demasiado desarrollada para un infante y sin duda desproporcionada para lo que sería un ser humano. No podemos evaluar más rasgos por el grano de la foto y no podemos tampoco ver la posición bien por la excesiva sombra de la parte izquierda del ser. Si sobresaturamos la toma podemos encontrar en todo caso una especie de marcas de dedos en la mano derecha, resultado posiblemente del propio tratamiento fotográfico. Sorprende igualmente su tez blanca en comparación con el resto de tonalidades del entorno. Casi tenía que brillar de ser real.


ALIEN-PHOTO-ALASKA-EDITrx

 Siempre nos quedará la duda de qué se fotografió en Alaska en los años 30.

Quizá un niño con un gorro, o quizá, y si es cierta la historia del hombre del email, un ser alienígena casi en plena huida mirando por última vez a un testigo.

¿Qué opináis? ¿Estamos ante un caso de retro-humanoides, un elaborado fake o simplemente una pareidolia con un crío y un gorro con aberturas con forma de óvalo? Si os ha gustado esta entrada, no os perdáis el vídeo del extraterrestre de Ilckley Moore y otros tres casos asociados de humanoides que parecen saltar. Esperamos que el vídeo sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015.