Programa doble: el enigma de los ovnis invisibles

2
2967

Vicente Fuentes comenta el impresionante caso Campeche ocurrido en el año 2004, uno de los más polémicos y fascinantes de la historia de la ufología. La tecnología de ovnis lumínosos ajenos al espectro visible del ojo humano (solo podían ser vistos a través de las cámaras infrarrojas) expone un extraordinario contexto ante la vivencia que tuvo un avión militar en misión de interceptación de avionetas ilegales hacia EE.UU.

En la segunda parte, hablaremos del caso de Harry Turner, un camionero de EE.UU. que se encontró con un fenómeno de abducción absolutamente desconcertante al respecto de la presencia (o falta de ella) de seres que crearon un missing time en el testigo que le produjo un curiosísimo efecto físico en su cuerpo.

1ª parte: Los objetos

2ª parte: los seres

Esperamos que ambos programas sean de su agrado.

2 Comentarios

  1. Hola.
    Como ya comenté vivo a los pies de Amboto, y más de treinta años de curiosidad e investigación da para muchas “anécdotas” contadas y propias.
    Recuerdo que un día mi hija vino a decirme que tocando en tema de los ovnis con sus compañeros de clase uno de ellos le confesó que prefería no creer porque le aterrorizaba que fuese verdad. Y es que aunque nos empeñemos no todo el mundo está preparado, aún no.
    Resumo una experiencia.
    Una noche de vuelta a casa tras una sesión de cine en Durango, ya subiendo las escaleras que dan al porche del edificio en cual vivimos, una sensación extraña me hizo volver y mirar hacia la montaña, vi un movimiento raro de puntos rojos, es cierto que allí hay movimiento aéreo, pero esto era inusual. Los puntos se apiñaban, de repente comenzaron a dispersarse, entre dos vi como un rayo laser blanco fue disparado.

  2. Hola, Vicente.

    Fascinantes vídeoprogramas. Respecto al primer vídeo, precisamente hace muy poco que recordaba yo ese suceso como ejemplo de cuando nos quieren colar la primera explicación que les parece, por absurda que suene, como en este caso. Un caso que recuerdo perfectamente por la indignación que me produjo ver la vergonzosa “explicación” que le dieron en su momento. El día que dieron la noticia yo estaba viendo el telediario del mediodía del desaparecido Canal 9, aquí en la Comunidad Valenciana. Recuerdo el interés conque fui escuchando la noticia de que un grupo de ovnis habían sido captados por el radar de un avión militar. Y recuerdo cómo pasaron a otras noticias después de dejar este suceso como algo misterioso. Pues bien, si no recuerdo mal, creo que en ese mismo telediario, al rato de dar la noticia dijeron que al parecer el misterio se había resuelto y esas luces que se veían en las imágenes no eran otra cosa que… -redoble de tambor, porque la cosa se lo merece-… ¡RELÁMPAGOS!

    En concreto dijeron “no eren ovnis, eren uns llamps”, en valenciano, o sea, “no eran ovnis, eran unos relámpagos”. Así como lo cuento, relámpagos. No podía dar crédito a lo que estaba escuchando. ¿Qué clase de relámpago vuela en paralelo al suelo, durante varios minutos, se detecta en el radar, es invisible al ojo humano y se puede ver con cámaras de infrarrojos? Aparte de que eran puntos luminosos separados entre sí y que iban cambiando de velocidad cuando les daba la gana. Lo típico de cualquier relámpago, ¿verdad?

    Me resultó muy llamativo esa manera de dar carpetazo a un asunto que hacía tan pocos minutos habían declarado como misterioso. Fue como si alguien hubiera llamado por teléfono y hubiera advertido de que había que acabar con la noticia cuanto antes, para que nadie se hiciera preguntas. Como es de suponer, la gran mayoría de la gente dio por buena esa vergonzante explicación, sin preguntarse las mismas cosas que yo y otros como yo nos preguntamos al escucharla. En fin, otra maniobra más para que el misterio ovni siga enterrado y no sepamos nunca la verdad.

    Y ya no me enrollo más. Saludos y hasta otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.