El hombre que vio dos universos paralelos… y ganó dos horas de su vida

7
3179

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un caso relacionado con el fenómeno de los deslizamientos del tiempo, ese que coloca a una persona en otro tiempo de repente haciéndole perder o ganar horas de su vida. En el tema de los “time slips” vemos cómo la gente es desposeída de su tiempo con una facilidad pasmosa, pero… ¿qué ocurriría si se fuese perfectamente consciente de cómo el tiempo se hace doble sobre tu persona? El siguiente incidente está protagonizado por un hombre norteamericano que se llama Renton y que acude a finales de los 80 en solitario a ver una película de acción. Aparca su coche a las cinco menos cuarto de la tarde, se mete una gran carrera hasta las taquillas, compra una entrada y se mete al cine.

RG1-copia-580x357_Fotor
En este incidente la hipótesis es que el espacio-tiempo comienza a curvarse cuando el testigo sale del cine

La película le encanta y se queda a ver hasta los créditos finales. Después de terminar se encienden las luces y cuando sale por la puerta del cine observa dos escenas a la vez, en uno de los incidentes más curiosos que existen en la casuística de viajes en el tiempo: el testigo se ve a sí mismo que está andando hasta la puerta exterior del cine y a la vez observa cómo camina hacia el servicio. Es una visión múltiple en donde puede ver ambas acciones en su cerebro. Esto ni le incomoda ni le da miedo. Solo le produce una gran curiosidad. Es como si se hubiese desdoblado en posibilidades y pudiese ver las dos al mismo tiempo desde su mente. Algo asombroso.

quantum-540x380_Fotor
El fenómeno del cine de Stanton mezcla dos caminos de dos universos paralelos distintos

Quizá es un efecto de haber estado sentado demasiado tiempo, piensa, algo similar a cuando nos quedamos en una butaca de un avión demasiado tiempo. La inusual experiencia doble de Renton acaba abruptamente y de pronto su visión doble se convierte en una sola viendo únicamente la salida del teatro. Nadie por los alrededores, y eso que la sala tenía bastante gente. Extrañado acude al coche, se mete y observa el reloj de la guantera. Las cinco y tres minutos. Imposible. Deben ser las seis y media como muy pronto. Renton comprueba su reloj y ahí marca las seis y media. La peli no ha sido muy larga. El reloj del coche está mal. Habrá que revisarlo. Este protagonista arranca y conduce hasta casa. El camino son diez minutos.

Cuando llega, observa que todos los relojes de la vivienda marcan las cinco y cuarto y lo que es peor: su reloj digital también marca las cinco horas y quince minutos, como si se hubiese corregido en directo. La experiencia es tan extraña que destaca entre muchas otras ya que parece que estamos ante una anomalía que es capaz de crear un doppleganger en el testigo, es decir un doble.

quantum-gravity-824x549_Fotor
En estos casos, los testigos en ocasiones ganan o pierden tiempo como si se deformara la realidad

Mientras que ve ambas escenas, el fenómeno parece situarle de nuevo en el mismo sitio… justo al poco de comenzar la película. Es algo que no habíamos visto aún, la posibilidad de que este misterio desbocado sea capaz de desdoblar nuestro cuerpo sin nuestro conocimiento. Lo que está claro es que parece que existen dos versiones de la misma persona y se produce una recolocación temporal. El testigo observa maravillado cómo puede ver el mundo desde dos perspectivas y acciones diferentes siendo la misma persona en dos universos paralelos teniendo como regalo, una hora y varios minutos extra en su vida. Un caso único, sin lugar a dudas.

Si os ha gustado la entrada os invitamos a ver otro caso de deslizamientos del tiempo ocurrido en España en un avión de la compañía aviaco, un auténtico misterio aún no resuelto. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: http://paranormal.about.com/

 

7 Comentarios

  1. Es interesante el tema. Me pregunto por qué (similar al fenómeno ovni) el suceso sólo le ocurre a él y no a otro o a todos al mismo tiempo. Si el espacio-tiempo se curvó porqué sólo él es conciente del hecho, pues el espacio-tiempo que se curva debe comprender una gran extensión; por otra parte, no sea sino una metáfora (como si los físicos fuesen poetas); que acaso no se dobló el espacio-tiempo sino lo que se ‘dobló’ fue la totalidad de los átomos del testigo. Aún así el testigo puede ver dos escenas simultáneamente al salir del cine, lo que indica que cuando se ve a sí mismo no pierde su unicidad cognitiva, sin embargo: acaso no son dos Renton, sino sólo uno. Si hay una tal alma o espíritu, es sólo una(o); y quizá lo contrario se habría comprobado si el Renton que sale del cine no hubiese visto la perspectiva que el Renton ‘del pasado’ vivió. En fin, creo que son muchas las preguntas, así como también la pregunta del porqué no hiciste un video con este tema Vicente. Saludos!

  2. También es extraño, por no decirlo menos, el hecho que Renton no hubiese interaccionado consigo mismo, pues, si efectivamente el Renton ‘del futuro’ vivencia ambas perspectivas simultáneamente (tanto cuando sale del cine como cuando se ve a sí mismo dirigirse a ver la película) al parecer el hecho de que vivencia la perspectiva del Renton ‘del pasado’ no implica una alteración de dicha perspectiva, haciendo que éste voltée a verse a sí mismo. Podemos establecer, momentáneamente entonces que cuando Renton sale del cine, es mero espectador pasivo del perspectiva suya que tiene del pasado (como cuando miraba pasivamente la película en una butaca de la sala, no pudiendo cambiar la película a su antojo). Esto se puede corroborar por cuanto sabemos que Renton ‘del futuro’ al momento de dirigirse al cine a ver la película, no vivencia dos perspectivas como cuando lo hace hora y media después. Por ende, cuando vivencia ambas perspectivas cuando sale del cine, es de presuponer que no ocurre del mismo modo con el Renton ‘del pasado’, sino que éste sólo experimenta sólo su experiencia singular desde el momento que nace hasta que termina la película poco antes de dirigirse a salir del cine. Entonces, el tiempo parece que discurre como un arroyo inmutable, incapaz de dique alguno que pueda alterar su curso. Ahora bien, es de suponer que cuando Renton se dirige a su casa perplejo a revisar sus relojes, hora y quince minutos después aquel Renton que dejamos viendo la película se vea a sí mismo como cuando aquél era visto por el Renton que posiblemente estaba en su casa pensando el suceso; que, además, es probable que Renton se vea a sí mismo en el cine infinitamente y, quién sabe, acaso el Renton que nos contó el testimonio que has escrito Vicente, también haya sido visto por sí mismo anteriormente. Es probable que Renton al momento de entrar a su casa, instantes despúes de revisar sus relojes atrasarse una hora y quince minutos antes, se halle en el el calvario de preguntarse si él inició todo ese bucle o si se había generado mucho antes sin darse cuenta; de que muy posiblemente él no sea el Renton original o ‘actual’; si acaso todos sus actos están fijamente predeterminados o si efectivamente su voluntad es libre. Si acaso el pasado se diluye en meras imágenes o representaciones incapaces de ser modificadas, como el director que creo la película que gustoso vio hace unas horas. Si acaso él mismo es el director de su propia película, su vida, o si el director es acaso el mismo tiempo o un Dios que quiso que se diese cuenta de la futilidad de su existencia. Es muy probable que si alguna vez en su vida, antes de aquel día que fue al cine, haya tenido un déja vu, haya sido un destello premonitorio de este momento de su vida.

  3. Este tipo de fenómenos no es ni sera el primero ni el ultimo. Lo interesante es comprender el porque de ellos. Según mis propias investigaciones al respecto, a través de mis meditaciones, estaríamos ante un hecho natural el ámbito espiritual. O sea que desde esta perspectiva podemos observar que somos y vivimos como los dedos de nuestras manos y pies…me explico; pertenecemos o somos un individuo o consciencia universal que aunque somos y estamos unidos formando “UNO” , en realidad nos proyectamos en distintos mundos como los dedos de nuestro cuerpo, “Nuestro Cuerpo”…Somos parte de ese “Cuerpo Universal” que a través de los “dobles proyectados” adquiere infinidades de experiencias “a la vez”, vida a vida en distintos universos.

  4. Recuerdo un día en el que fui a comprar el pan, en mi reloj de pulsera marcaban alrededor de las 12 del mediodía. Fui a la panadería, que apenas estaba a 5 minutos de casa, y una vez allí vi que en el reloj de pared ponía ya la una. Primero pensé que ellos tendrían mal la hora; pero al mirar mi reloj vi que, efectivamente, ya era la una del mediodía. Nunca supe dónde fue a parar esa hora que me desapareció. También creo recordar que una mañana me desperté sobre las 8, me volví a dormir, y al despertarme de nuevo, eran las 7.

      • Bueno, no puedo añadir gran cosa, Vicente, porque básicamente eso es todo. Al salir de casa eran aproximadamente las 12 y “pico” en mi reloj de pulsera, y al llegar a la panadería, sobre las 13 y algo. Pero tengo la duda de si no fui yo que tuve un lapsus, pues mi reloj era de agujas y tal vez interpreté mal la hora, quién sabe. Por cierto, sería interesante explicarte mi caso del extraño “visitante de dormitorio” que me visitó allá por 1982 en mi habitación, ¿tienes un e-mail de contacto para explicarte el caso y enviarte algún dibujo?

  5. Muy buena nota, pero la verdad nadie sabe realmente que sucedio, y si es que sucedio!. Es una hipotesis lo del universo paralelo imagino. Me extraña que no lo aclares vicente, y mas aun, que es peor! que todos los lectores no te lo corrijan :S

    Slds!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.