Microrrelatos de ciencia ficción: Phillipe y Lloyd

3
2095

ccc

Hoy os traemos una nueva historia de misterio y ciencia-ficción en la que podéis participar siguiendo la historia propuesta o creando una vosotros. Lo principal es que sea corta, no mucho más de 100 palabras. Esperamos que sea de vuestro agrado y agradecemos vuestra participación.

El microrrelato debe empezar así: “Phillipe y Lloyd…

Esto es lo que os proponemos:

Phillipe y Lloyd iban como todos los días a trabajar a las minas de gas Kerón de la luna Calixto en el prototipo que su empresa Lacuna INC les había dado en préstamo al vivir en la misma parte de la colonia.

-Phillipe: Tengo muchísimo sueño esta mañana, Lloyd

-Lloyd: Y yo Phillipe

-P: Duermo fatal desde que pasó lo de la cueva.

-L: A mí me pasa lo mismo. Mejor no hablar de eso.

-P: Mejor no.

-L: ¿Crees que Lacuna lo sabe?

-P: Alguien se irá de la lengua.

-L: ¿Los matamos?

-P: ¿A todos? ¿Estás loco?

-L:  A todos, si.

-P: Deberíamos hablar con el director Kernel.

-L: A ese ni una palabra.

-P: Podrían ascendernos por decirlo. Lo he pensado. Es un descubrimiento para la raza humana. Fantasmas en otros planetas.

-L: ¿Qué te hace pensar que ese fantasma no entró en mí?

Y a partir de aquí podéis seguir vosotros o como prefiráis, podéis hacer vosotros una historia nueva en base a la primera fase y a la fotografía.

Esperamos y agradecemos vuestra colaboración…

Vicente Fuentes.

Ufopolis.com 2014

3 Comentarios

  1. – Creo que estás paranoico.
    – Ya claro, quizá no tenga nada dentro pero ¿y si deciden seguirnos?
    – Me estás asustando… ¿cómo vamos a defendernos si nos atacan?
    – No lo sé, pero olvídate si piensas que Lacuna o Kernel van a defendernos.
    – ¡¿Lloyd qué es esa luz?!, ¡mis ojos!
    – ¡Parece el coche de Kernel!, ¡¿pero, qué está haciendo?! ¡¡Phillipe corre!!
    – Lloyd … me duele mucho el pecho …
    Nadie estaba allí para ver lo que pasó con ellos. Nadie.
    Unas horas después sin saber cómo, Lloyd se despertó en una habitación. No había rastro de Phillipe.
    – ¡¿Qué es esto, dónde estoy?!
    No hubo respuesta, pero algo lo observaba desde el fondo de la habitación…

  2. Phillipe y Lloyd patrullaban como cada día por las calles de Megapolis. Pero Lloyd se mostraba inquieto. No había vuelto a ser el mismo desde que le ordenaron cargar contra los manifestantes que protestaban contra los duros recortes impuestos por el Consejo.
    -¿Vas a decirme que te ocurre? –pregunto Phillipe, observando la apatía de su compañero-. Llevas toda la mañana sin abrir la boca.
    -No es nada Phillipe –respondió Lloyd – he pasado mala noche.
    -Vamos Lloyd, hace quince años que patrullamos juntos, se cuando te ocurre algo. Sabes que puedes confiar en mí. Cuéntamelo seguro que te sentirás mejor.
    Lloyd se movió inquieto en su asiento. Sabía que podía confiar en Phillipe, pero de lo que no estaba tan seguro era de que su compañero apoyara la idea que le rondaba hace días en la cabeza.
    -Veras Phillipe, es solo… Bueno… Nunca te preguntas ¿Para quién trabajamos realmente? Quiero decir, nos dicen que debemos servir y proteger y se supone que es al pueblo al que servimos y protegemos. Pero nos ordenan atacar a ese mismo pueblo cuando protesta por medidas que son totalmente injustas y que nos afectan a todos.
    -Bueno Lloyd, alguien tiene que establecer un orden sino el mundo se sumiría en un caos. De todos modos no les des tantas vueltas a esas cosas al fin y al cabo nosotros solo cumplimos órdenes.
    -Ese es el problema Phillipe, ¿quién da las órdenes? ¿Y acaso no es el mundo ya un autentico caos? Guerras, hambre, miseria, contaminación… dudo que pueda ir a peor… Me pregunto ¿qué pasaría si nos uniéramos a los manifestantes y cayera el sistema establecido?
    En ese momento la emisora empezó a sonar.
    “¡Codigo 111, Codigo 111!” “Disturbios en Central Plaza” “Grupo de manifestantes, posiblemente armados y peligrosos” “Todas las unidades acudan al lugar de inmediato”
    Phillipe estiro el brazo para responder a la llamada de la Central pero Lloyd sujeto su mano impidiéndole responder…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.