Microrrelatos de ciencia ficción: Juno-60

4
2214

Retro-Futuristic-Illustrations-by-Kilian-Eng-24a

Hoy os traemos una nueva historia de misterio y ciencia ficción en un pequeño relato basado en una fotografía retrofuturista. Kiliang Eng es un ilustrador sueco, cuyas obras nos muestran imágenes futuristas envueltas de una estética retro. Su estilo parte de ilustraciones geométricas y utiliza una paleta de colores muy oscura, fría y borrosa, permitiendo transportarte a un mundo futuro algo tenebroso.

Su web es esta: http://dwdesign.tumblr.com/ 

Comentaros que la sinestesia fue estudiada por el artista Kandinsky y es la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo. Un sinestésico puede, por ejemplo, ver un sonido, oir un color, o sentir un sonido.

El microrrelato debe empezar así: “Juno-60...

Esto es lo que os proponemos:

Juno-60 era el sistema sinestésico definitivo que ansiaba la humanidad desde hacía ya varias décadas. El primer hito tecnológico del siglo XXIII permitía experimentar la música de una forma totalmente diferente, interaccionando directamente con ella a través de la virtualidad.

Cada sonido era un color, una sensación totalmente real y placentera que se disfrutaba como viajes cognitivos basados en un mundo virtual en blanco y negro en donde el diseño era tan importante como la percepción de la perfección.

Fue la empresa Lacuna INC la que dio el paso de conectar las mentes de tres seres humanos en el mundo virtual para que experimentaran a la vez un viaje sinestésico completo, pero algo salió mal en aquel experimento. Los tres programadores voluntarios jamás se despertaron de aquella conexión. Fueron los primeros habitantes eternos de la virtualidad, los que escapaban a todo control externo por parte del gobierno, los que incluso tras practicarles la eutanasia seguían estando vivos dentro de la virtualidad.

En principio vivieron en paz y armonía aprovechándose de la dependencia de los seres humanos con respecto a aquel mundo en el que todos estaban conectados, pero pronto cada uno de ellos comenzó a defender posiciones contrapuestas, se enfrentaron en aquel idílico paraíso en blanco y negro y fundaron diferentes ciudades dominando sus propias reglas de programación. El gobierno perdió el control ante los tres dioses que ahora mandaban en aquella tierra.

La virtualidad quedó así dividida en tres grandes reinos que competían entre sí para ofrecer los mejores viajes sinestésicos de música a cambio de algo totalmente preciado por aquellos tres eternos habitantes…

– Y a partir de aquí, podéis seguir vosotros…

Agradeceros de antemano los relatos que confeccionéis a partir de la idea, continuando la historia propuesta o creando la vuestra. Gracias por vuestra colaboración.

Texto e historia: Vicente Fuentes

Imagen: Killian Eng http://dwdesign.tumblr.com/ 

4 Comentarios

  1. ¡Juno 60! ¿Quieres que hagamos el viaje? Joder… Y si algo sale mal…Hay gente que no ha vuelto… No tío, habló en serio, mira lo que le pasó a Mika,.. Si volvió, pero tiene una ataxia de por vida y como la conexión era ilegal el seguro no lo cubre. Ya… Por las conexiones gubernamentales, unas seis pagas… cada uno… Pedimos un crédito…
    ¿Solo trescientos? Pero sin garantías… No… Gallina no… Si vas tú voy yo, ya lo sabes, no voy a dejar que lo hagas tu solo, soy precavido… Que Mel se apunta, que fuerte, haber empezado por ahí!

  2. Gracias Vicente por tu valoración! Como no, siempre hace ilusión gustar, me encanta escribir a pesar de ser algo caótica y muy precipitada al apretar Intro!Luego al releerme lo cambiaria todo, pero es tarde je,je!
    Pero gracias a ti, sobre todo por crear y mantener Ufopolis donde expones teorías, fotos, vídeos y artículos bastante …mmmh… curiosos, donde podemos opinar libremente lo que pensamos sobre estos temas y otros.
    Gracias, porque con algunos de tus artículos intentas despertar al personal.
    Me gusta especialmente esta sección de los micro-relatos de ciencia ficción, Desde mi punto de vista tus propuestas son muy inspiradoras y todos los relatos son fantásticos y muy ingeniosos, además de algunos geniales aunque eso ya va a gustos y para gustos colores!
    un abrazo

  3. Juno-60… ¿acaso había habido 59 Junos antes? No entendía nada, y mucho menos, el funcionamiento y utilidad de aquella supuesta “maravilla”. ¿Experimentar la música? ¿Con qué sentido? ¿Qué tenía de práctico experimentar el sonido de un color o el color de un sonido? Para él eran solamente chorradas producto de mentes científicas sin ninguna aspiración, por eso, en cuanto tuvo la oportunidad, saboteó el invento para siempre…y entonces provocó el caos. El sabotaje distorsionó el sentido de la realidad de cuantos estaban conectados en aquel momento a Juno-60. Miles de mentes quedaron atrapadas en una falsa realidad para no volver jamás a su mundo. Científicos, músicos, militares, políticos…quedaron atrapados para siempre en un mundo sinestésico. Pero él pudo comprobar como en sus rostros dormidos había sonrisas de felicidad y les envidió por vivir en ese mundo ahora inaccesible para él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.