El tremendo -y oculto- enigma de los Morguellons.

1
3184

Vivimos en un mundo químico, en un medio ambiente insano en el que no controlamos ni lo que comemos ni lo que respiramos. Además de la mano abierta de los gobiernos a las empresas químicas y farmacéuticas, tenemos un auténtico descontrol medioambiental con la industria de la alimentación y la dispersión de moléculas nocivas en las fumigaciones masivas también llamadas chemtrails. Hoy en ufopolis vamos a traer a colación una misteriosa enfermedad aún no catalogada por la ciencia moderna que podría convertirse en una epidemia durante los próximos años y que tiene unas características únicas y llenas de misterio: los morgellons.

Todo comienza en el año 2002, con las declaraciones de una mujer llamada Maria Leitao (2002) residente en McMurray, Pasadena, EE.UU. Su hijo, en aquel momento, de 2 años de edad presenta unas extrañas llagas que no consiguen curarse. La mujer queda horrorizada cuando observa que de esas llagas salen unos filamentos similares a fibras de ropa. Pero los colores no le encajan con los ropajes de su niño. No podían venir de su ropa de bebé. María visita varios pediatras que le exponen que su hijo sufre una enfermedad dermatológica (de la piel) y le mandan diversos medicamentos para evitar las infecciones. Pero estas se siguen produciendo, las heridas del bebé no se cierran y las fibras siguen saliendo del interior de las heridas. Era imposible.

María comienza a buscar más opiniones médicas, que no encuentran solución al problema. Llegan a acusarla de neurótica y de sufrir una especie de delirio paranoide en donde cree que su hijo tiene una enfermedad, llegandola incluso a acusar de mantener abiertas las heridas, o de incluso inducir en su hijo algo llamado delusional parasitosis, una paranoia del cerebro que consiste en creer que los insectos recorren el interior de tu cuerpo. Descontenta con el trato dispensado por el sistema médico estadounidense, comienza a buscar informaciòn y se topa con un texto de un médico francés del siglo XVII llamado Morgellon, que tiene características algo similares con su caso. Comienza a buscar información de pacientes rechazados por el sistema norteamericano de salud y se da cuenta de que no está sola. Hay miles de casos sin resolver con su mismo problema. Son afectados por los morgellons, intratables para la ciencia moderna, incapaz de admitir la realidad de una nueva enfermedad desconocida.

Pero… ¿de qué estamos hablando realmente? Observemos las características de estos misteriosos morgellons.

-Se definiría como una enfermedad medioambiental, producida de forma no natural, es decir, inducida por agentes contaminantes, biológicos o naturales modificados genéticamente. La enfermedad aparecería localizada por todo el cuerpo humano y se focalizaría en apariciones masivas de fibras en el interior del cuerpo humano que llegarían a traspasar todas las capas de la epidermis para salir a la luz.

s121e0622496

-Sintomas:

-Teoría de la búsqueda. A nivel físico-químico, los morgellons no tendrían que presentar movimiento alguno en la piel pero se ha dado casos en donde se aprecia que estas fibras se mueven en el exterior. Lo interesante de esto es el movimiento interior ya que siempre buscarían sacar una parte de su estructura al exterior. Sería más que posible que el movimiento además de ser inteligente, sería intencionado: buscaría un medio con mayor concentración de oxígeno.

-Muchos análisis de morgellons exponen una gran facilidad de éstos para moverse por las capas epidérmicas ya que la inmunidad de la piel humana ante los parásitos es bastante baja. El problema que se nos presenta es la forma de ese parásito, incatalogado por la ciencia, imposible de definir a nivel biológico.

2500 3

-La transimisión de esta enfermedad se basaría en la inhalación o el contacto con la piel humana a través del aire.

-El componente químico desconocido por la ciencia que forma la base nodular de los morguellons es 150 veces más pequeño que un virus.

-Hay datos interesantísimos en los casos reportados: Por ejemplo se han dado casos de la aparición de algodón en la piel de las víctimas antes de la aparición de los morguellons. Aparecen justo en las zonas en donde aparecen luego las llagas y las fibras. Existiría según esto una atracción electrostática de fibras de algodón del ambiente del hogar del sujeto huesped justo en las zonas en donde aparecen las fibras. Como si las estructuras presentaran algún tipo de anomalía metálica que crease una diferencia de potencial electrostático.

-Por otra parte, podría ocurrir que la aparición de algodón fuese parte de una primera etapa de filtración de material por parte del morgellon. Pero algodón de donde. No existe una generación de algodón desde el interior del ser humano.

-Se observan casos en los que parece que esas fibras estallan de las heridas de los huespedes. Luego es un proceso con una reacción de crecimiento exotérmica, y autoreplicante. El cuerpo humano identifica toda la zona como una amenaza y se establecen condiciones de infecciones que no se llegan a curar. Esto podría ocurrir porque la reacción de crecimiento afecta a nivel genético a las células del entorno.

-Se han reportado casos en donde las fibras presentaban colores rojos, negros, blancos y azules iridiscentes, algo imposible de explicar a nivel médico. También fluorescencias no naturales.

-El estudio de las fibras ha dejado escenas casi salidas de la ciencia-ficción. Según Randy Wymore, neurocientífico de la Universidad Estatal de Oklahoma City, encargado del departamento de ciencias de la salud, estas fibras podrían estar capacitadas para transportar nanotecnología en el interior del ser humano con algún fin. El primer estudio de Wymore consistió en la comparación de estas fibras con bases de datos científicas de fibras aparecidas en la naturaleza y el entorno humano para intentar clasificar las muestras, todas parecidas entre sí. Lo que se encontró Wyman fue una sorpresa, los morguellons no se parecían en su estructura química a ninguna de las 800 clases de fibras sintéticas o naturales consultadas. El equipo de Wyman, en el límite de la curiosidad y el hallazgo científico del siglo, utilizó una herramienta química llamada cromatografía de gases para determinar los compuestos orgánicos de estos morguellons. Las fibras de los morguellons no dieron positivo en ninguno de los 90.000 compuestos orgánicos conocidos a día de hoy. Un auténtico misterio.

750x

-El principal problema de la investigación de Wymore no era ese. Si ya de por sí el tema químico era cuanto menos inquietante, cuando observaron los perfiles psicológicos de las personas afectadas, se dieron cuenta de que la enfermedad era mucho más importante de lo que cabría plantearse en un primer momento. Los pacientes exponían en sus tests y entrevistas síntomas neurológicos como confusiones continuas, pérdida del control de sus extremidades, dificultad para caminar, o hundimiento de la boca al hablar. A esa pobre gente se le había diagnosticado trastornos neurológicos cuando lo que les estaba pasando estaba completamente relacionado con las fibras que salían de las heridas de su piel.

-En este punto de la investigación el dr. Wymore pidio una biopsia de las lesiones presentadas en torno a los morguellons, apra compararlas con zonas sanas de la misma persona. Utilizando un dermatoscopio pudo observar que las fibras bajo la piel de los afectados se presentan intactas, como si el sistema inmunológico no tuviese poder sobre ellas. Encontró los morguellons también en el tejido aparentemente sano, pero ahí no se había producido una salida al exterior. Esas fibras se mostraban con todos los colores. Segun una enfermera especializada en la extracción de estas fibras llamada Trisha Springstead de Florida, el dermatoscopio no penetra lo suficiente en la piel como para revelar el verdadero origen de estas fibras, mucho más profundas de lo que cabría esperar en un primer momento.

60X

-La investigación de los morguellons lejos de basarse en teorías conspiranóicas de internet cuenta con estudios de personas cualificadas en la medicina e incluso con el amparo de especialistas en enfermedades infecciosas. Es ahí donde aparece el estudio de Ahmed Kilani, quien afirmó que consiguió desglosar dos muestras de ADN y dijo que paertenecían a un hongo, concretamente a una sustancia llamada Tumafaciens Agrobacterium. El problema de esto era la consecuencia última de este tipo de bacterias en el ser humano ya que son capaces de transformar genéticamente a todo tipo de células eucariotas, incluidos los seres humanos.La capacidades de transmisión de ADN del Agrobacterium han sido ampliamente explotado por los biotecnólogos como un medio para la inserción de genes extraños en las plantas. Y ahí está la clave. ¿Podrían los morguellons implantar información genética externa a las células de los seres humanos? Estaríamos casi hablando de un nano-invasor del ser humano, un medio para implantar algún tipo de alteración en nuestra genética.

NANOROBOT

-Las características expuestas son espeluznantes. Y su relación genética es patente. Los afectados por morguellons normalmente aparecen en una misma familia, todos con los mismos síntomas, como si se pudiesen especializar un tipo de genética determinada y les fuese muy fácil infectar a un cuerpo con una genética similar.

-Por otra parte, esto podría tener características de auténticos nano-robots, que serían capaces de sentir el entorno que les rodea, alterar las reacciones químicas de manera selectiva y generar su propia energía, para lo cual sería lógica esa búsqueda de un ambiente cargado electronegativamente y lleno de oxígeno como es el aire. Los nanorobots de los morguellons serían capaces de navegar por el cuerpo humano a placer, manipular células microscópicas, desactivarlas, operar en condiciones de distinta presión y temperatura, coordinar actividades complejas y cooperativas a gran escala, enviar datos sensoriales a un receptor, y recibir información.

2500

 

– Un dato interesante es la exposición de que algunas de estas fibras y filamentos estarían siendo empleados de manera secreta en fármacos de ultima generación, químicos, y biomateriales a través del fenómeno de los chemtrails, en donde se produce una dispersión de elementos, partículas y sustancias bioquímicas en los que en algunos casos han aparecido bacterias, células, tejidos y fibras similares a los morguellons.

-Hablamos de una enfermedad silenciosa, inteligente, invisible al ojo humano y capaz de crear una gran sensación de dolor en los afectados, que hablan de una especie de piezas de cristal roto por todo el cuerpo. Los síntomas son tremendos: vamos a hacer un pequeño resumen de los mismos:

– dolor, picor sensaciones penetrantes, así como lesiones de la piel que no se curan con el tiempo o se cierran de forma inadecuada. Pérdida de cabello, fatiga debilitante y crónica, nódulos duros por debajo de la piel y dolor en las articulaciones.

-Sensaciones de movimiento en el interior de la piel, tanto sobre la piel como en el interior. Los pacientes describen algo que se mueve o se desliza, lo que a veces lleva al diagnóstico de pensamientos ilusorios obsesivos de los enfermos. Estas sensaciones son intermitentes y suelen estar limitadas a los pasajes nasales, los conductos de la oreja o la cara, y curiosamente bajo las rodillas.

-Las lesiones de la piel aparecen espontáneamente y suelen acarrear dolor o picor intenso, a veces estas heridas progresan en heridas abiertas que no se curan del todo o se curan muy lentamente dejando la epidermis decolorada o con una cubierta gelatinosa espesa.

-Dolores en  músculos y esqueleto, músculos, tendones y tejidos conjuntivos. Dolores de presión y vasculares y dolor vertebral y signos de degeneración de discos y vértebras.

-También se han reportado los mencionados daños neurológicos;

-Disfunciones cognitivas. Señales de procesamiento lobular frontal que interfieren con el pensamiento lógico creando déficit de atención o fallo de memoria de corto plazo. Efectos emocionales, pérdida de control emocional , estado obsesivo intermitente que puede alterar seriamente la vida de paciente, llegando hasta el suicidio.

2500 2

-Otros síntomas reportados

-Pérdida de visión o cambios en la capacidad de visión que obligan a cambiar de gafas o lentillas de forma inexplicable, porque cambia el campo visual. Nivel de luz percibida e intensidad diferente de la habitual.

-Dolores de cabeza, neuropatía, alteraciones de ritmo cardiaco, respiración y temperatura corporal

-Síntomas gastrointestinales, como la dispepsia, reflujo, problemas para tragar, etc.

-Cambios importantes en la textura de la piel y pigmento.

-Dolores de vértebras, hombros etc. sin ser artritis

Con estas características, ni mucho menos podemos asegurar que vayamos a tener la enfermedad o la tengamos ya, no se preocupen. Lo cierto es que los morguellons no se han reportado en España aún, y los casos se centrar sobre todo en los Estados Unidos, país por otra parte  lider en la presencia de los chemtrails en el cielo.

Estaremos atentos a este misterio y a las investigaciones que vayan produciéndose en torno a él.

Ufopolis 2013

Fotos: Clifford Carnicom, un investigador conocido del fenómeno chemtrail publicadas en Noviembre de 2007.

1 Comentario

  1. Que miedo dios como esto no lo paremos los supuestos locos…..vamos a morir de todas formas pero esto es horrible escalofriante, prefiero ver fantasmas.
    Aunque todos los dias veo muuuchos,pero de carne y hueso
    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.