Authors Posts by ufopolis

ufopolis

ufopolis
1511 POSTS 113 COMMENTS
Vicente Fuentes (Madrid, 1982) es Ingeniero Técnico Industrial especializado en Química Industrial por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Profesorado de Matemáticas por Udima. Escritor, investigador, locutor y director del canal Vicentefuentes en youtube, siempre con ganas de hablar sobre lo que nadie se atreve a contar. Contacto: [email protected]

Vicente Fuentes comenta en esta cuarta parte de las crónicas de la NASA el incidente de Ken Johnston, el jefe de documentación y archivos de la NASA que fue despedido por argumentar públicamente que la Agencia Espacial Estadounidense ocultaba información sobre inmensas estructuras en la luna.

Estudiaremos varias de ellas, sobre todo las referentes a posibles pirámides erosionadas desde hace millones de años e incluso una anomalía similar a la esfinge de Egipto situada en el cráter Tycho. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

by -
3 87

Hoy en ufopolis vamos a estudiar un interesante caso ocurrido al norte de la localidad de Edwards, California en verano de 1971. Aquí tenemos una desconcertante e historia de la que apenas se ha publicado nunca y que tiene elementos propios de una película de Hollywood. La testigo que narra su historia se llama Debbie Clayton, una mujer que se encontraba en su casa de las afueras de la mencionada localidad y que de madrugada de repente escucha un sonido rugiente en el exterior de su casa, acompañado de un fuerte estruendo. Algo había caido del cielo. Alborotada, decidió acercarse a ver qué era aquello y se encontró en un camino de tierra en el que atisbó una gran nube de humo a varias decenas de metros de distancia. Allí se fue acercando, temerosa de que hubiese sido un avión y se produjese una explosión. Nada más lejos de la realidad.

grey-alien-431x300

La presencia de los grises es desconcertante en gran parte de estos incidentes

Según Clayton, cuando llegó se encontró con varias personas estudiando los restos de algo que había caido del cielo. La falta de visibilidad era notable, pero le sorprendió que aquellas personas se hubiesen personado allí tan rápido. Estaban mirando un objeto accidentado sin ventanas ni muestras de soldadura, realizado, como hemos visto en infinidad de casos ovni de una sola pieza. La mujer pudo tocar el material del que estaba hecho y se encontró con una textura suave. Pocos segundos después las personas que estaban allí levantaron la vista. El ejército de los Estados Unidos entró allí de forma agresiva con jeeps y todoterrenos para controlar la zona. Llevaban armas. A Debbie Clayton no le pareció ningún simulacro. Tuvo miedo. Lo primero que hicieron fue quitarle la cámara a una de las personas que acompañaban a Debbie en la escena que resultaron ser también lugareños y vecinos. Los militares parecían nerviosos. El que cogió la cámara no retiró la película, directamente estampó la cámara contra el suelo.

ufo-crash

Los incidentes de "ufo crash" son más frecuentes de lo que en un principio podría pensarse.

Debbie cogía todos los detalles que podía. La nave parecía estar rayada en su parte inferior. Era de color gris opaco y aún tenía unas curiosas luces de color verde. Tenía forma de hongo (de forma similar al incidente Tuscumbia) y medía 5 metros de diámetro y 2 metros de altura. Debbie observó con horror cómo entre los restos de aquel objeto también se encontraban tres pequeños humanoides y de hecho, uno parecía seguir vivo. Entre ellos observó de forma única en la historia de los testimonios ovni la presencia de una mujer. Parecía que también se encontraba a bordo cuando se había producido el accidente. Y estaba viva. Tenía un traje ajustado de color rosa. Y parecía tener un gran dolor en su cuerpo por el accidente. No decía nada.

Los seres eran pequeños, con descripciones similares a los famosos grises de la historia de la ufología. La mujer se sentía aturdida, confundida y completamente desorientada. Debbie observó cómo los militares tomaron a la mujer del brazo y la introdujeron directamente en una limusina negra que había hecho irrupción en la escena instantes antes. La testigo no podía creer lo que estaba pasando, hacía solo unos minutos que se encontraba plácidamente en su casa y ahora estaba protagonizando prácticamente una escena de la película Encuentros en la tercera fase. Acto seguido, los militares trataron de evacuar la zona mientras diferentes equipos desplazados a la zona levantaban con cables el objeto y lo conectaban a una lona. Según Anton Anfalov, el investigador principal de este caso que habría tenido contacto directo con la mujer aparecida, tanto ella como el objeto habrían sido trasladados a la Base Aérea Edwards situada entre los condados de Kern y Los Angeles.

Edwards_Air_Force_Base,_Calif,_main_base_area

La base Edwards, escenario de varios incidentes de recogida de ovnis en la historia de los EE.UU.

Por si fuera suficientemente sugerente la historia, Anfalov expone que la mujer se llamaba Lorena Dvorak Cordini y que había sobrevivido a una serie de sesiones de hipnosis por parte de los altos estamentos de los Estados Unidos a través del uso de sofisticadas drogas. Supuestamente abducida y en su viaje de regreso a la tierra, esta mujer aseguraba que en ocasiones podía llegar a comunicarse telepáticamente con algunos de los seres con los que había interaccionado. Esta parte de la historia es clásica en los encuentros del cuarto tipo. Según la señora Dvorak, el primer recuerdo vívido que tiene tras el accidente es encontrarse en una fría camilla de metal en un inmenso hangar rodeada de militares de diferentes rangos. En una camilla adyacente se encontraba otro ser, el cual, Dvorak describe con una cabeza achatada sin relación con los seres que habrían sido protagonistas de su abducción.

6a0133f3a4072c970b0154361b1482970c-550wi

El detalle del alien con cabeza achatada y forma de calabaza es inusual en la historia del fenómeno.

La historia de Dvorak concluye con una abrupta salida del hangar tras un extenso interrogatorio y un billete de autobús hasta San Francisco en donde había residido toda la vida. Hasta aquí la odisea de esta historia absolutamente desconocida y de la cual jamás salió nada en los periódicos. Un posible accidente de un ovni producido en 1971 muchos años después de lo de Roswell.

ufo-crash-recovery

 La presencia de militares es habitual en este tipo de incidentes.

Podemos creer el testimonio o no, pero lo cierto es que este incidente narrado por Anton Anfalov nos permite formular varias preguntas: ¿Si existiese otro caso Roswell, no estaría el ejército mucho más preparado para realizar un control total y absoluto de la información? De haber tantos casos registrados de abducción como aseguran diversas fuentes, ¿sería posible que alguno de esos objetos con tripulantes abducidos llegase a estrellarse? ¿Qué papel juegan una vez más esas limusinas negras asociadas al siempre interesante tema de los hombres de negro? ¿Conocerían de antemano algo así y se habrían presentado en la zona a esa velocidad? Un caso fantástico en cualquier caso que hoy os traemos en ufopolis y que por la naturaleza del objeto nos recuerda, como decíamos al caso Tuscumbia del que hicimos este curioso vídeo que exponemos a continuación. Esperamos que el programa sea de su interés.


Ufopolis.com 2015.

Fuente: Anton Anfalov, CSETI, Albert Rosales, Ufocasebook

by -
4 127

Vicente Fuentes expone las anomalías conocidas como The Tower y The Shard en la superficie de la luna, una serie de construcciones que se observan en las fotografías de la NASA y que medirían varios miles de metros de altura. También estudiaremos el famoso cráter Uckert y el famoso frame de la misión Apolo X en donde aparece una misteriosa estructura con forma de castillo de agujas. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Vicente Fuentes expone diferentes descubrimientos sobre civilizaciones antiguas que habrían dispuesto de la capacidad para realizar vuelos orbitales y visitar la luna. Una serie de descripciones en distintos tratados científicos de la india y china se unen con las tradiciones olmecas y sumerias en donde los viajes espaciales eran posibles para los seres humanos. Esta es la segunda parte de las crónicas de la luna en esta serie especial que estamos haciendo sobre nuestro misterioso satélite.

Ufopolis.com 2015

 Hoy en ufopolis vamos a estudiar un caso estupendo de encuentros del tercer tipo de esos que hacen que veamos el fenómeno con ojos de fascinación pero también de incomprensión. Ocurrió en Czluchow, Polonia, el 10 de agosto de 1979 y fue sacado a la luz por el investigador Krzysztof Piechota, siendo de esos incidentes que no dejan indiferentes. En aquella tarde calurosa, un residente de la mencionada localidad sacaba su barca del lago para pasar una estupenda jornada de relax y pesca. Atareado él, de pronto se dio cuenta de algo inaudito: un objeto oscuro estaba flotando sobre la superficie muy cerca de su posición. El pescador se quedó quieto intentando atisbar qué era aquello. Parecía una barcaza como la suya pero no podía ser posible ya que su velocidad y sus movimientos eran colosales. Lo hacía además en silencio, ese sepulcral silencio que parece envolver a todos los encuentros de este tipo. El agua no producía ondas. Parecía irreal, pero ahí estaba.
Flatwoods_monster (1)
El caso es similar visualmente al del famoso Monstruo de Flatwoods, visto en 1952
Unos pocos segundos más tarde, el objeto se desvaneció detrás de un promontorio cercano a su posición, dejando al testigo totalmente boquiabierto. Y no lo había visto solo él. En la orilla, otro pescador presenció la misma escena con el mismo interés y la misma sensación de incredulidad pero éste lo pudo ver mejor y de hecho pudo ver cómo el objeto se sumergía entre la vegetación más cercana a la orilla. El primer señor de la barca estaba detenido, pero el de la orilla no se lo pensó dos veces, iba con sus perros y se marcó una carrera con ellos para tratar de verlo de primera mano. Tenía que estar en la orilla y tenía que poderse ver. Habría que imaginarse en esa situación con tus perros de caza, yendo a cazar… lo imposible.
Ni 20 pasos habían pasado de carrera cuando de pronto observó cerca del promontorio a dos seres vestidos de color oscuro moviéndose hacia el bosque. Tan tranquilos ellos.  Los perros, nerviosos y locos por oler algo que impregnaba el ambiente enrarecido, estaban delante del testigo y corrían a toda velocidad hacia ellos. Los seres se percataron de los perros y cambiaron de dirección hacia ellos, como si deseasen enfrentarse. Algo hicieron, porque los perros de caza se dieron la vuelta inmediatamente gimiendo. Acto seguido, los seres volvieron a ponerse en marcha mientras el testigo andaba en dirección hacia ellos con gran cautela. Lo que le había hecho a sus perros se lo podrían hacer a él. Por eso, con cautela seguía mirando y observándolos.
humanoids portada  CZLUCHOW
 La descripción es surrealista, pocas veces vista en el fenómeno
Muy grandes no parecían: 1,50 metros. Vestían un mono similar a los buzos, hermeticamente cerrado, pero con unas caderas desproporcionadas. En la zona de los ojos tenían un panel de cristal que les permitía ver. A ese surrealismo ufológico de las caderas y los cristales se le sumaba una especie de joroba que asomaba detrás del cuello. Humanoides buzos, jorobados, oscuros y quizá pasados de peso. Casi insuperable. Solo faltaba el detalle de las piernas, pero no se veían bien. Su movimiento era más bien robótico, no se correspondía con un andar bípedo. Más bien, se movían deslizándose por el suelo, incluso en zonas donde el terreno era escarpado o irregular. Caminaban con los brazos extendidos, dejando ver unos antebrazos curvados hacia abajo.
mol1
Los observadores vieron flotar a los seres desde el agua. Iban rodeados de un fulgurante halo de luz.
El testigo al verlos gritó como un poseso. Quería que se detuvieran, quería al menos verlos más de cerca pero aquellos seres no tenían ningún tipo de intención de detenerse, es más, comenzaron a aumentar su velocidad de manera vertiginosa. Tan rápido fueron que prácticamente se desvanecieron en el bosque. Al adentrarse con sus perros, el testigo se dio cuenta de que éstos no se comportaban como siempre. Decidió seguir, pero se quedó preocupado. Paso a paso fue metiéndose en el bosque hasta que de repente pudo observar algo que le dejó estupefacto, una luz inmensa y muy brillante a una distancia de 100 metros sobrevolaba las copas de los árboles en un descenso hacia un conocido claro del bosque. Comenzó de nuevo la carrera suicida dejando esta vez a los perros atrás.
670La iconografía del caso enlaza con los momentos más bizarros del fenómeno ovni en su historia
Quería verlo. El objeto bajaba y el hombre se acercaba. Cuando aquella inmensa luz estaba a unos 30 metros de altura el testigo llegó a observar parte de sus características morflógicas: rectangular, con los bordes redondeados y expulsando haces de luz de color verde azulado. En el centro, luces de color blanco refulgente. El avistamiento se iba haciendo cada vez más espectacular hasta que en el mejor momento de la “función”… aquello se levantó en el suelo y se fue. El fenómeno ovni no espera a nadie.
Ninguna marca en el terreno, y solo el testimonio de dos hombres de distintos perfiles hacen de este caso, algo que se suma a una serie de testimonios similares como el caso Conil, ocurrido en Cadiz en Septiembre de 1989 con unas características casi idénticas. Un avistamiento sobre el agua, dos seres aparentemente saliendo del mar hacia el interior, una sensación extraña en el ambiente, una descripción absurda y brutal. En este caso de Polonia, al parecer los perros estuvieron bajo tratamiento médico veterinario por parálisis en sus mandíbulas superiores tras haber estado a solo dos metros de aquellos extraños humanoides de tan extraño aspecto.
mol2
El aspecto de los seres enfundados en un mono de buzo venía acompañado de la capacidad de volar

¿Cómo afrontar este tipo de cosas? Lo cierto es que este tipo de casos, tan extremos y vestidos de ese halo surrealista son bastante comunes dentro de la ufología. El manto que recubre el fenómeno de extrañeza parece tan grande y variado que no hay por donde cogerlo. Las descripciones se multiplican exponencialmente en medidas y aspectos diferentes. Es como si cada vez se presentase de una forma diferente. La iconografía también es extraña. Un objeto submarino, dos seres, un trayecto, un ovni y una recogida. Es como una escena, una presentación y quizá algo que no debería haber visto nadie. ¿Qué opináis sobre este tipo de encuentros? ¿Responden a un patrón determinado? Si os ha gustado la entrada, os recomendamos que veáis el caso Jordan Ontario, surrealista como pocos pero fascinante a la vez como éste. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Ufopolis.com 2015

by -
8 223

Vicente Fuentes comienza una nueva serie de programas dedicados a nuestro misterioso satélite en el que abordará diferentes enigmas recientes e históricos sobre el origen de la luna, sus construcciones, las referencias históricas encontradas en la antigüedad sobre posibles visitas y las filtraciones más interesantes del seno de la NASA. Un mundo de misterios por descubrir en una investigación que confiamos que sea de vuestro agrado.

En este primer videoprograma hablaremos de las referencias históricas que señalan un mundo sin luna, haciendo alusión a un posible tiempo en el que nuestro satélite no estaba mirándonose desde el firmamento. ¿Es esto posible? ¿Estamos ante una inmensa construcción geológica que se habría desplazado a nuestra órbita mucho antes de lo que la ciencia concibe?

Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Hoy en ufopolis nos acercamos a la que podría ser la primera historia ufológica en donde aparecen los famosos y misteriosos hombres de negro, proclives a aparecer durante todo el siglo XX persiguiendo a testigos ovni de diferente índole. El caso que vamos a exponer a continuación apareció a nivel público gracias al escritor y ufologo John Keel y es conocido como el incidente de Gem. Este caso ocurrió en Mayo de 1924 en la localidad de mismo nombre del estado de West Virginia, en Estados Unidos. Hoy retroufos… y de los buenos.

men_in_black_01

Los retro-hombres de negro, protagonistas hoy en ufopolis

Aquí tenemos a un granjero de Braxton County que alegó haber observado el accidente de un objeto volador no identificado en el bosque de la localidad. En aquel momento y sobre todo en aquel lugar perdido de la mano de dios, los aviones no eran para nada habituales y de hecho las descripción del objeto era más que extraña. No tenía alas y no había hecho ruido al caer. Era inusualmente grande, como un buque de guerra. Una partida de tres hombres, incluyendo al sheriff local y al reportero local John Cole fueron a investigar lo que había ocurrido en aquel bosque.

Hombres-de-Negro-realidad

 Lo que se encontraron allí fue una escena prácticamente de ciencia ficción llena de toques surrealistas.

Las declaraciones de Cole son fascinantes: “cuando llegamos, nos dimos cuenta de que no éramos los primeros que habíamos llegado allí. En el claro donde estaban los restos de aquello había cinco o seis hombres vestidos con trajes de negocios, con corbata y todo. Otros estaban vestidos con monos muy brillantes. Hablaban entre ellos en un idioma extranjero que no supimos identificar. Lo más impresionante de todo fue cuando aquellos hombres descubrieron entre los restos del accidente unos cuerpos pequeños de seres que parecían orientales, con pómulos altos, ojos rasgados y piel oscura. Los hombres de aquel singular grupo portaban armas de fuego y en un principio nos confundieron con espías. Uno de ellos hablaba inglés y nos dijo que nadie había resultado herido y que todo estaba bien, que llamaría al Sheriff más adelante para hacer un informe completo.”

Sobra comentar que, evidentemente ninguna llamada se produjo tras este singular encuentro.

agente-del_gobierno

 La famosa foto tomada por dos investigadores ovni en los años 70

Según Cole, en el transcurso de los acontecimientos pudo recoger un fragmento de aquella aeronave siniestrada y se lo metió en el bolsillo antes de abandonar la escena y quedarse con los últimos detalles. El objeto no tenía ventanas y para el testigo era imposible que aquello siquiera lograse levantar el vuelo dada su geometría circular. Sin alas ni hélices, no se podía volar, pensaba él.

Con un tamaño de unos 20 metros, la escena con el disco siniestrado era imponente. Así y con todo, medio obligados por aquellos señores de traje demasiado moderno para estar en 1925, Cole y los demás volvieron a sus casas situadas en Weston. Aquel periodista se fue a la cama después de toda la aventura que había pasado, y resulta que sobre las tres de la mañana comenzaron a sonar varios golpes fuertes en su puerta. Se levantó, miró y se encontró con un oficial del ejército vestido con un extraño sombrero. Su aspecto era aparentemente similar a un militar, pero su piel y sus rasgos se parecían a los seres que había podido ver en el supuesto accidente ovni. “Danos lo que has cogido hoy, lo necesitamos de vuelta”, dijo el extraño militar de ojos rasgados y perturbadores. El reportero rápidamente (aunque estaba legañoso y medio dormido, imagínense) asoció aquella frase con el fragmento que había recogido del incidente y que seguía en el bolsillo de su chaqueta. Se refiere  esto, ¿no? Dijo cariacontecido y algo temeroso el testigo.

mib (1)

La característica cara de estos seres es destacable en este tipo de casos.

Aquel extraño militar ni le contestó. Cogió el fragmento, se dio media vuelta y se despidió a la francesa, es decir, sin mediar ni una sola palabra. ¿Cómo demonios sabía donde vivía? Las preguntas se agolpaban en el cerebro de aquel periodista hasta que dos días después decidió ir al claro del bosque donde había ocurrido todo y se encontró con que toda la zona estaba impoluta. Ni rastro de señales ni de accidentes, cuando el terreno que había visto evidentemente estaba levantado y dañado por el impacto. Era como si jamás hubiese pasado nada.

images

Algunos investigadores exponen que también existieron hombres de negro durante el asesinato de Kennedy.

Hasta aquí este excepcional caso ocurrido en Estados Unidos con una serie de ingredientes similares a los famosos casos de hombres de negro de la historia de la ufología. ¿Quiénes son esos seres y por qué aparecen en este tipo de eventos de ufo crash? ¿Cómo consiguieron localizar al testigo en tan poco tiempo? ¿Qué tipo de cobertura realiza el ejército de los Estados Unidos ante su presencia? ¿Es un fenómeno descontrolado?

Este tipo de eventos con hombres de negro destacan porque ocurren más de 20 años antes del incidente de Roswell que inicia toda la paranoia informativa y gubernamental al respecto del fenómeno de los hombres de negro. ¿Qué os ha parecido el caso? Si os ha gustado puede ser de vuestro interés el vídeo que hicimos sobre la primera fotografía de un hombre de negro de la historia. Esperamos que sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015

 

Vicente Fuentes expone 5 casos de personas que evitaron fallecer por casualidades de la vida para poco después acabar con su vida en extrañas circunstancias. Desde accidentes de avión en donde los pasajeros perdieron los billetes, hasta incendios declarados en locales en donde los testigos salieron vivos… para ser alcanzados por esa lista negra que parece acompañarnos desde que nacemos. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

by -
2 175

Hoy en ufopolis vamos a ver dos curiosos incidentes relacionados con la curiosa forma de la calabaza, uno con un protagonista en forma de objeto y el otro con unos extraños visitantes en un incidente del tercer tipo. El primero ocurrió en la localidad de Ferreira de Alenquer, Portugal el 14 de Agosto de 1995 en donde tenemos una noche de calor agobiante y seco propio de las zonas rurales del interior del país luso. Aquí tenemos a un pastor de profesión llamado Jorge Lanoel Lota durmiendo plácidamente en la casa que tenía en la finca de esa localidad. Tenía abiertas las ventanas para mitigar el calor, con unas grandes mosquiteras para evitar la entrada de insectos intrusos en su cuarto, pero el intruso que le esperaba ahí fuera era bastante diferente…

Eran las dos de la mañana y Jorge Manoel por fin había podido conciliar el sueño tras dar varias vueltas en la cama cuando de pronto el sonido de los ladridos de sus perros le puso en alerta. Alguien ha entrado, algo ha pasado. Con estas, legañoso pero decidido, el señor Lota salió al patio de su viviendo y observó con espanto lo que ha sido comunmente conocido en la ufología portuguesa como la “calabaza voladora”. Curioso nombre sin duda. Estaba allí mismo, a un metro del suelo. Era amarillo, bastante grande, de unos ocho metros de diámetro y de su parte inferior salían haces de luz de colores azulados y rojizos que se movían por doquier en todas las direcciones. Estaba allí, en frente de él. Jorge Manoel se quedó boquiabierto sin saber qué hacer.

ovni_calabaza_el_especialito.jpg_t670x470

Descripción del objeto

Su letargo pronto acabó cuando de repente vio que dos esferas de color azulado salían de aquel extraño artefacto que flotaba sobre sus terrenos. Eran pequeñas, “del tamaño de una pelota de fútbol” y parecían flotar con total autonomía en una época en donde los drones aún no habían sido desarrollados y mucho menos habían llegado al gran público. Aquellas esferas no se quedaban quietas. Querían algo, iban hacia algún sitio. Estaban buscando algo. Con horror, Manoel observó cómo los objetivos de aquellos increíbles objetos eran sus perros, a los que empezaron a perseguir con empeño llevándolos de un lado a otro. Los perros huían despavoridos en una persecución única en el fenómeno ovni. Durante varios minutos Manoel presenció la asombrosa escena sin poder hacer nada. No sabía si acercarse al ovni con forma de calabaza por si aquello se abalanzaba sobre él. No sabía si ayudar a sus perros por si aquellas esferas decidían que él iba a ser el nuevo objetivo. Con tensión esperó hasta que, de repente aquellas pequeñas bolas de luz se difuminaron y se apagaron lentamente hasta desaparecer. Demasiado inteligente como para ser rayos en bola o centellas. Demasiado tiempo de vida en un entorno seco y sin tormentas. Y además, ahí seguía el ovni delante de él, impertérrito con aquella forma tan extraña.

mie512

Esferas azules similares fueron observadas en la Segunda Guerra Mundial

Los perros se tranquilizaron tras desaparecer las esferas pero huyeron a sus casetas a refugiarse allí. La paciencia de Manoel se había terminado, porque fuera lo que fuera no parecía para nada positivo. Se armó de valor y fue a por la escopeta que llevaba en su camión. La sacó y, acto seguido decidió mandarle un aviso al ovni en forma de disparo. Lo tenía claro. Si queréis estar aquí, vais a tener que véroslas conmigo. Pero al ir a apretar el gatillo, de pronto dos haces de luz salieron del artefacto e impactaron en su brazo, dejándolo inmovilizado. La escopeta cayó al suelo dejando a Manoel, asombrado y parcialmente paralizado. Como pudo, fue penosamente corriendo hacia el camión con el propósito de arrancarlo, pero podéis imaginaros qué ocurrió. El motor no arrancaba. Un intento tras otro y nada. Manoel estaba agobiado y a merced. Aún sentía calor en el brazo. Sudaba a chorros en aquella noche tremenda de calor y sucesos forteanos.

battle_LA

En el incidente de Los Angeles de 1941 encontramos una casuística similar

Allí se quedó mirando unos minutos hasta que poco a poco el objeto fue elevándose hacia el cielo, ganando altura y perdiéndose definitivamente hacia la atmósfera.  Cariacontecido, el señor Lota se fue a dormir, aún con el miedo en el cuerpo y dos días después descubrió unas pequeñas manchas en su brazo y lo que le pareció más raro de todo: en su vientre. No entendía porqué en su vientre. Con el paso del tiempo aquellas extrañas marcas cicatrizaron y fueron desapareciendo. No se conocen más efectos fisiológicos en este testigo además de las consecuencias psicológicas.

gfoo

Foto de otros de los vuelo de esferas de luz sobre aviones de la II Guerra Mundial similares a este caso

Quizá una de las preguntas frecuentes que tenemos al leer este tipo de sucesos es si sólo fue el testigo el que lo vio. En este caso, tenemos en un radio de 10 kilómetros al menos a otros siete testigos que presenciaron las evoluciones de extraño y siniestro objeto. Otro de los testigos llegó a comentar a la policía portuguesa que había visto un resplandor amarillo sobre el techo de su casa, pero le dio tanto miedo que no se atrevió a llamar a nadie ni a salir. La seguridad de tu propia cama contra el fenómeno ovni. Podría pasarnos a todos. Otro testigo de nombre Jose Francisco Martins aseguró que esa misma noche del 14 de Agosto de 1995 también observó a esa misma luz deambulando sobre unos olivos próximos a su finca. Su posición fue mucho más lejana que la de Jorge Manoel Lota. No hubo más interacción. “No era mayor que un coche y no hacía ruido. Lo vi durante un cuarto de hora. Hubo un momento en que intenté acercarme, pero sentí miedo y me volví para casa”, comentó el testigo.

jal747cfg9

El ovni con forma de campana o calabaza recuerda al del famoso caso JAL-1628

La casuística ovni tiene cientos de casos fascinantes y sorprendentes de las más variadas formas. Desde criaturas humanoides hasta ovnis de imposibles formas. La interacción del testigo y el poso que siempre deja el fenómeno en todo aquel que lo ve suele, eso sí, ser siempre resistente al paso de los años. ¿Qué os ha parecido el caso? A nosotros nos ha recordado al caso Michalak al respecto de la parálisis y las marcas en el testigo y desde luego, el ovni, salvando las distancias del tamaño, nos parece similar al del famoso caso del vuelo 1628 sobre Alaska de 1986. Aquí os dejamos el programa que hicimos sobre este último caso y lanzamos la pregunta: ¿Por qué el fenómeno adquiere tan variadas formas? ¿Son innumerables las civilizaciones que nos visitan o es el mismo fenómeno con distintos trajes? ¿Qué demonios estaría haciendo allí? Os esperamos en los comentarios.

Caso 1628

Fuente: elespecial.com, ufocasebook

Fotografía de portada: Carlos Diaz

Ufopolis.com 2015.

Vicente Fuentes narra el increíble caso de abducción de un camionero argentino llamado Dionisio Llanca ocurrido en 1973 a 19 km de Bahía Blanca. Los extraños seres protagonistas del suceso, la amnesia, el tiempo perdido y las extrañas maniobras ejecutadas por el ovni protagonistas hacen de este caso uno de los más interesantes y curiosos de la historia de los encuentros del tercer tipo. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

 

Hoy en ufopolis vamos a estudiar una fotografía del Apolo XIII que tiene una curiosa anomalía luminosa con una serie de luces similares a los que se observan en el fenómeno de los ovnis lumínicos presentes en los últimos años en los principales avistamientos considerados genuinos. Lo asombroso de la toma es que presenta una serie de interacciones que podrían indicar la existencia de un intercambio de materia y energía entre diferentes núcleos, algo visto en todos los casos mencionados. Veamos el caso:

La fotografía es la AS13/62/8987 y en ella se observa la luna desde la lejanía durante las primeras horas de vuelo hacia nuestro misterioso satélite. En la esquina inferior izquierda se observan unas serie de luces que no son habituales en los revelados de la NASA. De haber sido un fallo en el proceso de emulsión, no existirían tantas diferencias en la densidad de cada uno de los núcleos.

8987 bajo tamañoFotografía 8987 del carrete 62 del Apolo XIII/NASA.

Si ampliamos la toma, lo primero que nos llama la atención no el gran cúmulo sino una pequeña anomalía que se observa en la parte superior izquierda que podría indicarnos la presencia de otro objeto además del gran cúmulo. Si nos fijamos también existe otra anomalía separada justo en el borde inferior izquierdo de la estructura. Aquí lo más fascinante es encontrar pequeños puentes de unión que parecen unir unos núcleos con otros así como sombras que parecen definir una serie de objetos en un plano más lejano.

portada

La ampliación del primer objeto más pequeño nos deja ver una anomalía con forma de elipse de colores rojizos. El enfoque no nos permite ver detalles pero sí sorprende que una parte aparentemente esté parcialmente iluminada.

d

 Ampliación ovni de color rojo./ Ufopolis

Si ampliamos la serie de cúmulos luminosos podemos observar también una serie de objetos más alargados y menos densos en la parte central. A su derecha, una formación de dos esferas como las estudiadas en infinidad de ocasiones en ufopolis. La hipótesis que siempre barajamos es la del intercambio energético.

portada2

Imagen donde se ven las uniones de los posibles objetos

Sobresaturando la escena encontramos una interesante formación en la que observamos las interacciones entre los cúmulos.

portada4

Imagen sobresaturada

¿Estamos ante una reunión de ovnis que mostraban interés en las evoluciones del Apolo XIII en su viaje hacia la luna? ¿Sería posible que esta reunión hubiese sido aprovechada además por la inteligencia que se escondería detrás de esa tecnología para intercambiar información, materia o energía? Habida cuenta de que la NASA no ha hecho comentario alguno ante esta toma, podría ser un gazapo descubierto y pasado por alto. ¿Qué opináis? ¿Creéis que estamos ante un verdadero caso de ovnis en el espacio?

Os esperamos en los comentarios y os dejamos con los casos de los ovnis vistos en los círculos de las cosechas con una tecnología similar. Esperamos que sea de vuestro interés.

Ufopolis.com 2015

Fuente: http://www.lpi.usra.edu/resources/apollo/images/print/AS13/62/8987.jpg

Vicente Fuentes comenta 10 historias reales en donde los protagonistas se han encontrado con asombrosas situaciones que parecen ir más allá de las leyes de las probabilidades. Un programa en donde el destino de las personas de estos incidentes se entrelazan de manera sorprendente. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

Hoy en ufopolis vamos a estudiar una curiosa fotografía realizada el pasado 16 de Mayo de 2015 en Groningen, Holanda en donde se ve una forma de disco en una serie de fotografías realizadas por un hombre llamado Harry Cliperton. Esta es la fotografía:

2015-05-19-051

 Harry Cliperton/Groninganus

Podríamos pensar en un primer momento que se trata de la reflexión de la luz del sol que habría creado un curioso reflejo en la lente de la cámara pero es el propio testigo quien asegura lo siguiente:

“Algo de repente hizo un flash de luz. En un principio pensé que se trataría de mi cámara pero mis filtros estaban desactivados. No había ningún tipo de fallo en mis lentes. Pensé que habría sido un relámpago pero cuando llegué a casa y observé las fotografías descargadas me encontré con esto tan extraño sobre la línea de árboles.”

La misma palabra ovni define objeto no identificado y el testigo asegura no tener claro la causa de lo que habría fotografiado. Si observamos bien la toma, podemos ver que los rayos del sol están apuntando en esa dirección, pero es curioso observar que esos mismos rayos llegarían a traspasar la estructura central de la anomalía y, de hecho, esta muestra dos partes en donde se crea un embudo convexo de diferente color.

2015-05-19-051b

 Ampliación de la fotografía.

La forma en la que la anomalía se presenta con un relámpago según el testigo podría indicarnos la presencia de un fenómeno meteorológico inusual llamado rayos en bola, pero su aspecto no se asemeja a las referencias encontradas en los principales atlas de nubes disponibles. Por otra parte, observamos que la anomalía tiene un ángulo de inclinación decreciente, la parte posterior levantada sobre el eje horizontal dándole un aspecto, digámoslo así, de silla.

2015-05-19-051b3

Foto con filtro gaussiano para potenciar colores.

Del incidente no se tienen registros referentes a la caída de bólidos o meteoritos, pero la prudencia debe marcar este tipo de fotografias a la hora de asegurar que efectivamente se trata un artefacto de origen extraterrestre o ajeno a la tierra. Lo que sí que podemos ver es una relación con otras anomalías similares como la encontrada en otros artículos como el del caso de Chicago del 18 de Septiembre de 2014 en donde se pudo ver algo que también tenía una forma estilizada.

ovni chicago ufopolis ufo 9

Chicago, Septiembre de 2014/Ufopolis

Por otra parte, también recordamos haber encontrado una anomalía similar en Armenia el 11 de Julio de 2012 que pudimos examinar en un completo análisis.

ufo ovni armenia ufopolis 08

Armenia, Julio de 2012

Es muy interesante observar cómo el objeto del caso de hoy tiene los bordes más definidos y circulares y tiene una unión entre la parte verde y amarilla que es irregular. Esto lo podemos ver mejor en negativo. Tenemos que fijarnos en la zona en donde se juntan la parte roja y la parte morada.

2015-05-19-051b2

Negativo de la fotografía./Ufopolis

¿Qué es esto? ¿Estamos ante un simple reflejo o esta anomalía precedida de un relámpago es un objeto dimensional? ¿Hablamos de un fenómeno meteorológico o estamos ante un pequeño microvórtice como los teorizados en la ciencia moderna al respecto de las anomalías que el campo magnético del sol podría crear en la tierra? Esperamos conocer vuestras opiniones y os dejamos con el programa que hicimos sobre los incidentes de la isla de Colares, en Brasil, en donde se pudo observar una serie de anomalías luminosas de similares características.

Ufopolis.com 2015
Fuentes: telegraaf, groninganus 

Vicente Fuentes expone diferentes referencias históricas sobre cráneos y huesos encontrados alrededor del mundo que no se corresponden con el desarrollo normal de la genética humana y que enlazan con las antiguas razas de gigantes que poblaban la tierra como criaturas mitológicas. ¿Sería posible que en los albores de la humanidad hubiera habido seres humanos mucho más grandes que nosotros? ¿Qué pruebas hay de ello? Esperamos que el programa sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

 

 

En ufopolis adoramos los extraños incidentes ovni ocultos en la historia de muchos paises que aún a día de hoy son desconocidos para la mayoría del público. Han pasado tantas cosas que a veces uno llega a pensar qué puede haber detrás del fenómeno que toma tan varopintas formas y por qué el fenómeno trataría de controlar a algunos testigos…

Hoy viajamos a la madrugada del 13 de Julio de 1959 a la localidad de Blendheim, Nueva Zelanda en donde tenemos a una mujer, Eileen Moreland encendiendo la caseta que utilizaba para ordeñar a las vacas que tenía en su establo. La ordenada vida de ganadera de aquella mujer iba a cambiar para siempre en aquel paraje fuera de todo posible misterio.

Eileen caminaba animosa hacia las vacas para conducirlas a la caseta. Pasito a pasito por aquel prado iba observando las primeras luces del día y tres árboles que se iluminaban con una pequeña antorcha que solía utilizar por estar aún demasiado oscuro en el invierno austral. Abrigadita ella, en un entorno frío y algo desolado de repente observó un resplandor de color verde que no supo bien qué podía ser. Estaba entre las nubes y no podía ser la luna. Sorprendida, siguió caminando sin quitarle ojo a aquello hasta la mitad del prado, desviándose de su camino. Eran dos luces, como dos ojos verdes rodeadas de un círculo anaranjado que hacían que las nubes tuviesen un halo refulgente a su alrededor. Una escena preciosa que estaba a punto de desenvocar en una vivencia espectacular…

NewZealand1959_R01

Recreación del descenso de aquel ovni

De repente, Eileen se dio cuenta de que el entorno parecía diferente. No eran los mismos colores. Verde, todo más verde. Aquello estaba iluminando la zona con aquella luz, ella incluida. Se miraba las manos y estaban iluminadas de ese color. Tuvo miedo. No sabía qué hacer. No las tenía todas consigo, con esa sensación que a veces tenemos de que no deberíamos estar donde estamos en ese momento. Comenzó a andar deprisa mientras la luz se hacía más intensa. Corrió, sorteó las vacas bañada en aquella impresionante luminosidad que venía del cielo y que parecía seguirla y llegó hasta un grupo de pinos para quedarse allí observando bajo su sombra. Allí se sintió segura y se limitó a esperar qué ocurría aún con el temor en el cuerpo. No se fue para casa, algo que quizá hubiésemos hecho algunos de nosotros. No, ella quería verlo.

NewZealand1959_R03

 

El objeto, una vez más en el fenómeno ovni, parecía tener problemas técnicos

Se quedó mirando al prado, tratando de levantar la vista buscando el origen de aquel singular evento y entonces lo vio. Parecía un objeto con forma de disco. Se movía lentamente descendiendo hasta quedarse a unos 15 metros sobre el suelo. Flotaba allí mismo, sobre sus terrenos y ella estaba sola en la oscuridad sin saber qué hacer. Aquello se paró, descendió un poco más hasta los 10 metros de altura y sobrevoló unos árboles melocotoneros de tres metros de altura por encima, a unos tres metros sobre ellos. Ahí, más bajo, lo pudo ver mejor: tenía dos filas de circunferencias que hacían el efecto de dos bandas laterales naranjas y otras dos luces verdes, por debajo del objeto. Hacían un incesante ruido, como si estuvieran hechas de un material que se desplazaba por dentro del fuselaje. Estaban sobre una especie de chapas metálicas realizadas de una sola pieza. Un artefacto impresionante en medio de un entorno campestre. El absurdo del fenómeno ovni. ¿Qué hacía allí? Quizá la razón era solo una: ella.

sketch_side1

Los esquemas de la testigo fueron claros y perfectamente definidos

El objeto tenía

El objeto se movió otra vez. Ella se aferraba detrás del árbol. No había móviles, ni teléfonos. No podía llamar a nadie. Aquello ahora se encontraba en el medio del prado donde había estado ella anteriormente bañada de esa luz espesa y verdosa. Comenzó a bajar y Eileen se asustó bastante pero mantuvo cierta calma. El objeto tenía una especie de propulsores que giraban en una u otra dirección dependiendo de los movimientos que ejecutase.

NewZealand1959_Tech01

Vista desde un lado del extraordinario ovni

 

Las luces de la circunferencia comenzaron a ir tan deprisa que ya solo parecían una línea de luces. Un zumbido cada vez más fuerte y ni una pizca o átomo de viento. Cada vez se veía más iluminado y mejor y la testigo casi se cae para atrás del susto al observar cómo en la parte superior había una parte terminada en una cúpula de donde salía una impresionante luz de color blanca.

NewZealand1959_Tech02

Vista frontal del curioso ovni y comparación con un ser humano

En ella, dos figuras antropomorfas pero extrañísimas, sentadas una detrás de la otra a medio metro de separación. Iban vestidas con un traje metálico pegado a la piel que se arrugaban en cada movimiento. Porque aquellos dos seres se movían y ella podía verlo perfectamente. Pero no sabía ni qué hacían, ni sobre todo que intenciones tenían.

NewZealand1959_R02

La visión del objeto es una de las más fascinantes de la historia de la ufología.

Eileen calculó que debían ser bastante pequeños, de metro y medio de altura como máximo viendo las dimensiones y las comparaciones con el disco y el entorno. En aquel momento, de repente el que estaba detrás se levantó y comenzó a señalar con sus brazos una parte del disco. Quizá tenían problemas técnicos. Al levantarse, aquella mujer pudo ver los cascos, inmensos y terminados en una forma ovoide de hombro a hombro.  La figura a continuación, se volvió a sentar, mientras que el ser de delante no se movió ni un centímetro durante la escena. Parecía que estaba pendiente de ella. Estaba mirándole de frente.

Report_drawing02

 

Esquemas desclasificado por parte del ejército de Australia sobre el incidente.

Tras un minuto o dos de tensa espera, las bandas de los propulsores del disco se apagaron y volvieron a encenderse sin girar. En aquel momento, una bocanada de aire caliente como el fuego impactó con el rostro y el cuerpo de Eileen sin lastimarla. Olía también a ozono en el ambiente, algo que hemos visto en varios casos como el de Enrico Carotenuto y Julio F. Un pequeño zumbido adicional. Las figuras seguían ahí en sus sitio. La mujer en su árbol. Intercambio de miradas durante minutos. Los tres sin moverse. De pronto, y de forma totalmente surrealista, la mujer decide olvidarse completamente de su temor, pasando totalmente de la escena y se decide a reunir a sus vacas. Al llegar, algunas de ellas seguían mirando al artefacto sin mugir ni moverse.

Report_drawing01

La ruta del ovni aparecía en los informes secretos del gobierno australiano

No se entiende a día de hoy las causas de este peculiar comportamiento de la testigo y de hecho, algunos investigadores australianos exponen que aquellos seres pudieron controlar de alguna manera su voluntad para alejarla de la escena. Eileen en aquellos momento se encontró un poco agitada, con electricidad en su cuerpo, esa sensación. Volvió en sí, mientras aquello seguía ahí. Volvió el miedo y como si despertase de un hechizo se fue corriendo a toda velocidad a despertar a su marido que se encontraba plácidamente durmiendo en la casa, ajeno a la aventura de película que estaba protagonizando su mujer. La mujer estaba tan asustada y temblorosa que el marido decidió llamar a la Base Aérea de Woodbourne para informar de lo sucedido.

NewZealand1959_Tech03

La cúpula era vertical y es única en la historia de la ufología

El increíble caso Blendheim estalló a nivel público tras la publicación de un reportaje en el periódico local Nelson Evening y de ahí pasó a convertirse en un mito de la ufología australiana. Decenas de curiosos asaltaron las instalaciones de aquella gente de campo para tratar de observar algún detalle que hubiese pasado inadvertido a todos los investigadores del proceso. Cansados de tanta perturbación de sus vidas, los testigos decidieron no volver a hablar más del tema tras eso, si, dejar para la historia unos detallados planos del inusual objeto que había visto y unos esquemas de los seres ante R.Healy, oficial de operaciones del Ejército de Australia, F. Simpson, un experimentado piloto militar y un misterioso oficial que no llegó a identificarse.

sketch_side

 

El ejército decidió clasificar la historia como Alto Secreto.

La historia termina con incómodas consecuencias una vez más… el ejército llegó a detectar radiación residual en los terrenos de Blendheim en donde había ocurrido el incidente y Eileen encontró manchas de color marrón en su cara que llegaron a acompañarla durante los siguientes seis años. Un incidente extrañísimo en donde un ser humano tuvo varios comportamientos perfectamente definidos: fascinación, miedo, curiosidad, pasotismo y terror.

En ufopolis la hipótesis que barajamos es que en todo momento de la experiencia es más que posible que aquella mujer estuviera bajo el influjo de ese “hechizo”, controlando tanto sus movimientos como sus sensaciones. ¿Qué os ha parecido el caso? ¿Qué tipo de estudios realizarían estos seres con aquella mujer? ¿Fue solo un caso más de problemas de mantenimiento de un ovni? Os esperamos en los comentarios y os dejamos otro curioso caso, uno de nuestros preferidos, el del Señor Woljski en Polonia de 1979 en donde también hubo un encuentro en un entorno rural…

Esperamos que el vídeo sea de su interés.

Esquemas:  Bryan Dickenson, 31 de mayo de 1975.

Fuente y recreaciones 3d: ufoexplorer

by -
7 295

Vicente Fuentes habla sobre varios increíbles casos de personas que aseguran haber visto escenas premonitorias en sueños, sucesos que efectivamente han acabado ocurriendo tal y como los vieron en el mundo onírico. ¿Sería posible que accediesemos a universos paralelos en donde veamos cosas que van a ocurrir? ¿Cual es el patrón que influye estas visiones? Estos enigmas y muchos más son los que estudiaremos en este programa. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015

 

Vicente Fuentes expone el caso Westall ocurrido en Melbourne, Australia el 6 de Abril de 1966. Un caso de aterrizaje ovni que involucró a 200 testigos de dos escuelas y una persecución de varios niños en torno a un supuesto objeto volador no identificado que habría aterrizado cerca del lugar. Un incidente que incluye el vuelo de unas misteriosas avionetas en el lugar. Esperamos que el programa sea de su interés.

.

Ufopolis.com 2015
Foto: ufoexplorer

A orillas de Manhattan, la que puede ser considerada como la capital del mundo, han ocurrido algunos de los eventos más curiosos y significativos del fenómeno en los años 80. Hoy en ufopolis vamos a viajar al verano del 86 y nos ponemos en los ojos de un yuppie de Wall Street llamado Ron Lee que se encuentra junto con la artista Ninetta Nappi en su apartamento de viviendas Stonehenge en North Bergen, Nueva Jersey. Aquí tenemos una hermosa vista de la ciudad que nunca duerme, en un atardecer dorado y precioso.

NinettaNappi_UFO-tech1

Casi 68 metros de largo en este impresionante objeto

Ron y Ninetta se encontraban en la terraza disfrutando de tan idílica escena cuando de repente el inversor comenzó a apuntar con su dedo índice al Rio Hudson. Allí, un inusual objeto parecía flotar sobre sus aguas sin movimiento alguno. No sabían qué era. Estaba un poco lejos. Pero parecía flotar. Era grande, metálico, ovalado y acabado en una curiosa cúpula. En su parte inferior había tres sets de luces idénticas. Silencioso e inmenso, de unos 60 metros de diámetro. Allí desde hacía unos segundos, en el río de Nueva York.

NinettaNappi_UFO-R1

El avistamiento podría pasar por ser uno de los más bonitos de la historia.

La pareja parecía ser la única que se había dado cuenta de su presencia, por increíble que parezca. Y allí estuvieron observándolo durante 10 minutos hasta que salió flotando hacia el sur a una velocidad estable. Al minuto de observar el increíble suceso, la pareja comenzó a escuchar el rugido de unos motores en la lejanía, Era un avión militar en plena persecución en las orillas de la isla de Manhattan del extraño visitante. Ambos se perdieron hacia el mar sin que jamás trascendiera la historia. No comentaron nada de su experiencia durante años, pero finalmente accedieron a una entrevista con el canal History Channel para su serie “Lo inexplicable” en su emisión de los Estados Unidos de mediados de los 90. Tras eso jamás volvieron a hablar en público sobre el tema.

NinettaNappi_UFO-R2

El objeto tenía tres luces en forma de triángulo en la parte inferior

Este fue solo uno de los muchos avistamientos ocurridos en esa zona de North Bergen de Nueva Jersey desde los años 50, siempre cerca de los edificios Stonehenge. De hecho se comenta en algunos círculos de investigadores de los Estados Unidos que ni el área 51, ni Gulf Breeze en Florida llegan a tener tantos avistamientos ovni como la mencionada zona de North Bergen al lado de Manhattan.

10622994-large

 

El misterioso edificio Stonehenge, escenario de varios avistamientos ovni a lo largo de la historia.

De hecho uno de esos casos que estudiaremos en algún momento en Ufopolis, también ocurrió en esta zona del río Hudson y fue estudiada por el reputado psicólogo Budd Hopkins en 1975. Su protagonista George Barski realizó diferentes esquemas de los seres que habrían tenido contacto con él, muy similares a los aparecidos en la famosa abducción de Betty y Barney Hill a finales de los años 60.

ufo-reports-067

Budd Hopkins estudiando el caso de George Barski en la misma zona de North Bergen.

¿Qué os parecen estos avistamientos? ¿Qué tendrá esa zona y ese edificio que interesaría tanto a los ovnis? Os esperamos en los comentarios y os dejamos con este vídeo en el que explicamos el fenómeno del inconsciente colectivo de Jung como explicación para algunos de los sucesos ovni que puedan haber ocurrido en el mundo. Esperamos que el vídeo sea de su agrado.

 

Vicente Fuentes narra el sensacional encuentro de Enrico Carotenuto en la provincia de Salta, Argentina en 1950 con un objeto volador no identificado. En el interior del mismo, el testigo aseguró haber visto una dantesca escena con varios humanoides con una descripción inusual y extraordinaria. Las descripciones del caso, lo que ocurrió en las siguientes 24 horas y una fotografía única del encuentro con el platillo serán los protagonistas de este videoprogramas especial sobre uno de los encuentros más curiosos de la historia de la ufología. Esperamos que sea de su agrado.

Ufopolis.com 2015

Fuente: impactoovni. com

Ufopolis en las redes sociales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR