El hombre que ahuyentó a un fantasma

1
89

¿Sería posible que existiesen seres, visitantes de dormitorio en otros planos de la existencia que tratasen de comunicarse con nosotros y que se plantasen al lado de nuestra cama en un momento de nuestra vida?

¿Se podría ahuyentar a los llamados “fantasmas” que aparecen y han aparecido desde siempre en las alcobas y cuartos de personas de medio mundo cuando éstos tratan de interaccionar con nosotros?

En el programa de hoy vamos a ver un interesantísimo incidente de un telespectador en donde experimentaremos las sensaciones que tuvo en un momento dado de su vida al respecto de diversas apariciones cerca de su cama de los llamados “visitantes de dormitorio” y que directamente cerró de la forma más curiosa que podamos imaginar. No os lo perdáis…

1 Comentario

  1. Hola Vicente, me he quedado asombrado con tus programas sobre los visitantes de dormitorio. Primero porque no creí que fueran tantos casos y segundo porque tuve un incidente que nunca conté. Pero que ha quedado grabado muy fuerte en mi vida . Sucedió en el año 2001. A la entrada de mi dormitorio, piso de parquet, había dos tablas flojas que sonaban al pisarlas. Crujían de una manera muy particular. Inconfundible. Serían las tres de la mañana y dormía con mi mujer, Ana, con quién sigo felizmente casado. Y en la noche, en medio del silencio, sonó aquel particular ruido como si alguien mortal hubiera entrado al dormitorio. Yo escuché ese sonido, pero no podía atinar a reaccionar. Unos segundos después, mi mujer grita: quién anda ahí! Y en enciende la luz del velador. Yo tieso, pero consciente. En ese instante de hacerse la luz, vemos cruzar sobre nuestra cama una sombra negra huyendo a gran velocidad. Estaba agazapado junto a mí, al lado de la cama. Inclinado sobre mí. Nuestra sorpresa al ver eso fue increíble. Pero lo más extraordinario estaba por suceder. Entre el dormitorio y el ventanal del living hay casi 6 metros de distancia. Estamos hablando de un ventanal de 2,50 de ancho, con dos grandes paneles de vidrios en cada una de las dos hojas de aluminio. Cómo en cualquier living, un cortinado interior. Esas puertas estaban cerradas. Porqué hago esta descripción? Porque cuando vemos salir a este espectro negro con forma humana pero sin piernas, a los dos segundos se escucha un tremendo estruendo en una de las ventanas del living, cómo si una paloma o un pájaro se hubiera estrellado en pleno vuelo. Ya habíamos saltado de la cama y más luego de semejante ruido contra las cortinas y el vidrio. Pensamos que lo único que nos faltaba fuese encontrar a semejante bicho en el living. Así que llegamos casi inmediatamente luego de ese impacto. Ante nuestra sorpresa, el cortinado se estaba moviendo y nos quedamos allí parados sin saber qué hacer. Atónitos. Nos acercamos y fue evidente que ese ser, o lo que fuese, atravesó el vidrio y «salió» del departamento. Pero lo sorprendente fue pensar de qué densidad estaba hecho. Porque contra todo pronóstico, cómo crujieron las tablas sueltas SI NO TENÍA PIERNAS? Y luego, si era etéreo, o lo era en parte, COMO FUE QUE SE ESTRELLÓ DE ESA MANERA CONTRA EL VIDRIO Y LOGRÓ ATRAVESARLO SIN ROMPERLO, A PESAR DEL GOLPE QUE ESCUCHAMOS? Y así quedamos…mudos. Este ser entró al dormitorio y vino directamente hacia mí. Estaba a mi lado e intentó o logró, no lo sé, hacer algo con mi espíritu. Nunca pensó este ente en su consciencia de que otra persona reaccionara ante su presencia..material…en espíritu? Así que fue tan grande la impresión que ha quedado grabada a fuego en nosotros. Expreso esto, como un testimonio más de la existencia de estos visitantes. Y reitero, luego de tu programa, me he visto con el ánimo de contar. Desde Argentina te mando un abrazo, te sigo desde hace varios años y siempre son muy interesantes tus programas. Cómo dices tú, suerte y hasta siempre

Responder a Enrique Vignola Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.