Dos asombrosos casos históricos de abducción sin resolver

5
2470

Hoy en ufopolis vamos a tratar dos temas que jamás han sido resueltos en la ufología: las abducciones de Travis Walton y Carl Higdon, diferentes entre sí pero con un denominador común: la ausencia de tiempo en sus vidas.

Caso Travis Walton

Al anochecer del 5 de Noviembre de 1975, un leñador de 22 años llamado Travis Walton y seis de sus compañeros regresaban a casa en camión después de una larga jornada laboral en Heber, Arizona. De repente, y tal como lo contaron después los siete hombres, vieron un disco brillante de unos seis metros suspendido en el cielo sobre un claro del bosque. Según sus compañeros, Walton saltó del camión y corrió hacia la nave, la cual emitió un rayo de luz azul verdoso que le dejó inconsciente.

travis_walton_2
La experiencia de T.Walton es una de las más extremas de la historia

La primera reacción de sus compañeros fue salir huyendo despavoridos, aunque poco después regresaron en su ayuda. Al llegar al lugar en donde Walton había caido, tanto él como el OVNI habían desaparecido. Cuando Walton apareció al cabo de unos días, tenía una extraña historia que contar. Después de ser abatido por el haz de luz del OVNI, según dijo, recobró el sentido dentro de la nave, donde estaba siendo examinado por tres humanoides de pequeña estatura, cabezas sin pelo y, aquí un detalle interesante, ojos de gato. Al intentar huir de sus secuestradores encontró a un hombre de aspecto normal que le llevó fuera del OVNI hasta un inmenso hangar que no tenía parangón con lo que Walton había podido ver en toda su vida.

traviswalton
Foto de archivo de Travis Walton

Al parecer, y según los relatos del propio Walton, que mantuvo su versión hasta el día de su muerte, Walton pudo ser transportado a algún lugar fuera de la tierra, a un hangar espacial, en el que había otras naves y cuyo techo era como un tablero de ajedrez abovedado. 

Después de cruzar el hangar, donde según Walton, se podía respirar con normalidad, siguió al hombre a una habitación en la que dos hombres y una mujer, todos ellos humanos, pero con una apariencia extrañamente «perfecta» (según su testimonio), le llevaron hasta una mesa.

Travis_Walton_Paranormal_Witness
¿Donde están los 5 días de Travis Walton?

Walton se desvaneció de nuevo y volvió en sí en una carretera a unos 28 km de donde se había producido el secuestro. Aunque afirmó poder recordar sólo unas dos horas de toda su experiencia de abducción, Walton había estado ausente nada menos que cinco días. Jamás se supo qué ocurrió en las 108 horas restantes.

El caso Higdon

Carl Higdon, entrenador deportivo de cuarenta años, se encontraba en Medicine Bow Forest, Wyoming, la tarde del 25 de Octubre de 1974, dispuesto a disfrutar de una jornada de caza. Seguía el rastro de un alce macho y cuatro hembras. El macho se puso a tiro y disparó, pero según contó Higdon mas tarde, la bala solo recorrió dos metros y cayó al suelo de forma sorprendente.

HigdonWifePhotoColor1975Lo
El caso Higdon es de los más extraños jamás estudiados

Cuando Higdon fue a recuperarla descubrió en las sombras de los árboles, «una especie de hombre», según sus palabras, un ser bípedo, que le acechaba. El humanoide se plantó ante el testigo y, de manera absurda, le tendió una píldora en su mano, y éste se la tragó. Según las palabras del testigo, realizó aquella acción influido por aquel ser, que esperaba en posición dominante y algo agresiva.

higdon
La descripción del ser parece una deformación de la realidad

Tras esto, el ser gesticuló con el brazo derecho y de repente, Higdon se encontró sentado al lado de su secuestrador dentro de un cubículo transparente con los cinco alces detrás de ellos en una jaula. Contaba el testigo que estaba en una nave con forma cúbica y mientras despegaba, cuenta cómo pudo ver con sus propios ojos como la tierra aparecía por las ventanillas. Se alejaban de ella a gran velocidad.

Entonces, casi de inmediato, se posaron en una superficie oscura. Salieron del OVNI. Higdon describía la escena como un mundo oscuro en donde una inmensa torre centelleaba con una luz brillante e hiriente. El aire era gris y brumoso. Cerca de allí cinco seres humanos hablaban, ajenos a la llegada de Higdon.

higdon12
El ser podría ocultarse bajo esta forma en base al subconsciente del testigo

Según Higdon, tuvo poco tiempo para observar la escena porque enseguida fue introducido en una habitación de reconocimiento en el interior de la torre. Allí le esperaba el ser que secuestró al testigo, que le pidió que se tumbase sobre una superficie horizontal. Acto seguido le pasó una gran plancha metálica sobre su cuerpo y le expresó a nivel telepático que «no servía para lo que ellos necesitaban».

Posteriormente Higdon expuso que es posible que el posible motivo del rechazo fue médico ya que se había hecho la vasectomía. Inmediatamente después de regresar al cubículo espacial, Higdon se encontró de nuevo en el bosque, dos horas después de haber disparado la escopeta. Los casquillos de los cartuchos que había disparado seguían allí y las dos balas seguían allí.

El fenómeno de las abducciones lleva desafiando al ser humano desde hace siglos pero a día de hoy la psicología no ha conseguido explicar las extrañas ausencias temporales de los testigos. Si os ha gustado el artículo os dejamos otros dos casos de contacto extraterrestre ocurridos en la década de los 70 que también continúan sin resolver. Esperamos que el vídeo sea de su agrado.

 Ufopolis.com 2015

5 Comentarios

  1. Hola Vicente, con respecto al caso de Travis Walton, en mi opinión personal no creo que Walton haya sido transportado a un «hangar espacial», más bien creo que el hangar era muy terrestre, en alguna de las bases subterráneas (como Dulce o la misma Area 51) en donde operan los extraterrestres que hacen cientos de experimentos en humanos. Esas bases subterráneas son instalaciones gigantescas, por lo que es natural que este hombre sencillo nunca hubiese visto instalaciones de tal envergadura. El tiempo perdido creo que es un efecto del influjo mental que los extraterrestres ejercen sobre sus víctimas. Los dos relatos son impresionantes. Saludos.

  2. El caso del cazador para mi es claramente producto del subconsciente. El otro caso tiene mas probabilidades de ser una abducción real, pero cabe preguntarse si la realizan seres de otros mundos o son seres de este mundo que disfrazados y drogando a las victimas consiguen ocultarse de la ley ya que los testigos y victimas piensan que son seres de otros mundos… como para ir a buscarlos… cuando podrían estar viviendo en tu misma ciudad.

  3. Hola Vicente :

    Los sonambulos son un misterio , una enfermedad rara si es que puede llamarse asi. A mi me decian de pequeño que hablaba en sueños y me movia mucho pero como hace ya bastante que duermo solo pues no se si seguire haciendolo , por que si dormi junto a mas personas puntualmente no hace mucho , pero no me dijeron nada , no se si por verguenza , por que no se despertaron o si habre dejado de hacerlo.

  4. Ah y por cierto , me acabo de acordar que tambien podia despertarme de las pesadillas abriendome los parpados con las manos , pero cuando el miedo era demasiado intenso , lo habia olvidado.

  5. El caso de Travis es muy interesante. El propio Travis cambia su perspectiva sobre el suceso a lo largo de los años. Inicialmente se siente «secuestrado» por estos seres pero a medida que madura se va convirtiendo en un hombre cada vez más espiritual y empieza a entender la marca positiva que este evento ha dejado en él.

    Desde hace ya algunos años Travis Walton cree que su abducción fue una labor de rescate. Él cuenta que al acercarse a la nave esta destrozó su cuerpo no por ser atacado por sus tripulantes si no por alguna forma de campo que esta tenía a su alrededor. Los ocupantes en vez de desentenderse del evento decidieron traerlo a bordo y sanar su cuerpo malherido.

    Esto lo cuenta el propio Travis en varias de sus conferencias.

    Saludos a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.