Abducciones. Fascinantes de estudiar pero una auténtica gracia para los que lo experimentan. En ufopolis nos hemos acercado en muchas ocasiones a este tipo de incidentes protagonizados por personas dispares. Pilotos, médicos, ingenieros, empresarios, campesinos o amas de casa. Hombres o mujeres. Nadie parece librarse de este tipo de sucesos que parecen elegir bien el momento, el lugar y la persona. Hoy vamos a estudiar un importante caso ocurrido en 1980 en Inglaterra protagonizado por un policía que rebasa todas nuestras expectativas ante lo que puede y no puede hacer el fenómeno ovni con los seres humanos.

descarga

Alan Godfrey en una fotografía de archivo

Nos ponemos en contexto. Noviembre y diciembre de 1980 en plena oleada de avistamientos en el Reino Unido y con el incidente Rendlesham aún por ocurrir en fechas cercanas. Hubo persecuciones de coches de policía en varios condados de Inglaterra a aeronaves no identificadas al más puro estilo Encuentros en la tercera fase. En el interior y en la costa. Una oleada como las que se han estudiado hasta la saciedad en el fenómeno inclasificable. En este punto de la historia viajamos a la pequeña localidad de Penninemill, en Todmorden, West Yorkshire. Allí tenemos a Alan Godfrey, un agente local que está de patrulla en la noche del 28 de noviembre de 1980. Es madrugada y ya casi termina su turno. A casa a descansar. Godfrey se encontraba en aquellos momentos en la carretera de Burnley, siguiendo la pista de una serie de extrañas desapariciones de ganado bovino en la zona. Vacas que desaparecían de la noche a la mañana sin huellas en los ranchos. 

ats29117_Alan_Godfrey_198

En principio pensó que era un autobús. "Ojalá lo hubiera sido", pensó después.

La búsqueda había sido infructuosa y Godfrey ya se dirigía a su cuartel cuando de pronto, delante de él observó una gran masa metálica en la carretera. En un principio se pensó que podría ser un autobús que venía hacia él. Si, quizá el autobús que salía de Burnley con los trabajadores labriegos. Nada de qué preocuparse. Todos tranquilos. El problema fue que al acercarse a aquella gran masa que estaba parada en medio de la carretera, observó que la forma de aquello no tenía nada que ver con ningún vehículo. Era un objeto ovoide que giraba a una increíble velocidad suspendido a pocos metros del suelo. El giro era contra las agujas del reloj, algo en lo que se fijó Godfrey nada más verlo mientras estaba deteniendo su vehículo. La visión era clara y nítida con las primeras luces del día. Espectacular y de momento, a salvo.

6344871248_890da6b3ab_z

El impresionante objeto que vio Godfrey era totalmente luminoso y giraba sobre su propio eje.

Tan a salvo, que en aquel momento, decidió coger su libreta y realizar un croquis de lo que estaba viendo, ajeno al peligro que se cernía sobre él. Lo hizo fuera del coche. Se fijó en los detalles. Le dio tiempo a verlo bien. En un momento dado, dio un paso y comenzó a señalar el objeto al observar cómo este incrementaba su luminosidad. De pronto hubo un impresionante estallido de luz y la siguiente visión fue dentro de su vehículo en la misma Burnley Road, pero unos kilómetros más adelante de donde estaba, con más luz (habían pasado sin duda varios minutos) y con la sensación de que algo había pasado con él. Y no se acordaba. No se acordaba de nada. Cariacontecido, Godfrey dio la vuelta al coche para examinar el lugar en donde había estado aquel gran objeto y también el lugar en donde había estado él. ¿Qué demonios había pasado?

194e41594b5074da5df74ed211773c6e475e6c52

Dibujo del extraño ovni.

Solo quedaba un patrón arremolinado en la carretera, como si de un torbellino de calor hubiera desecado el cemento. Observó su reloj, y efectivamente, habían pasado 15 minutos más de la cuenta. Le faltaban 15 minutos de su vida. Godfrey volvió a su cuartel y dudó en contar lo que le había pasado. El cachondeo de los compañeros sin duda le esperaba si contaba lo sucedido o peor aún, quizá un rapapolvo, o unas miradas desconfiadas de sus jefes. Este tipo de cosas en el entorno laboral, y más siendo policía, no son fáciles de llevar según vemos en la ufología desde hace décadas. Sea como fuere, Godfrey calló y no hizo ningún informe oficial. Se fue a la cama intranquilo y pensó que aquello era ese tipo de cosas que pasan y que es mejor no preguntarse ni escarbar.

A la mañana siguiente, un conductor de Burnley contactó a la policía de Todmorden diciendo que había visto un objeto blanco brillante sobre la carretera en la que Godfrey había estado. A la misma hora. Por su parte, una patrulla de la policía de Halifax que estaba en misión de vigilancia también observó el descenso de una impresionante luz blanco-azulada sobre la misma carretera, también a la misma hora. Godfrey se encontró con un auténtico revuelo en la comisaría y se envalentonó. Elaboró un informe oficial habida cuenta de que había ya dos testimonios, uno de unos oficiales de policía y lo presentó. Al día siguiente una filtración de la comisaría hizo que el informe llegara a la prensa. Imagínense la que se lió.

images

Esquema dibujado por el policía del objeto que vio

Godfrey fue entrevistado hasta la saciedad sobre lo que vio pero el pobre no se acordaba de nada. Nada de nada. Un vacío en su memoria. Un detalle salió a colación en todas las pesquisas que realizó el mismo policía junto a sus compañeros de asuntos internos. Las botas que llevaba aquel día presentaban unas extrañas marcas, como si hubiese sido arrastrado por el suelo en un momento dado de la noche. En las entrevistas, Godfrey también expuso que también había tenido un episodio de missing time en la niñez.

images-2

La mítica fotografía de Godfrey con el ser y el ovni protagonistas de su encuentro.

Y así quedó el caso, hasta que un grupo de investigación ovni de Manchester contactó con el bueno de Godfrey para ver si se prestaba a una regresión hipnótica, algo a lo que accedió. Aquello fue grabado en vídeo y su testimonio fue estremecedor. En la regresión, dijo que fue la luz brillante la que hizo parar el motor de su vehículo, haciendo que su radio se llenara de estática. Tras ser literalmente “inundado” por una luz cegadora, perdió el conocimiento. Su siguiente recuerdo fue estar dentro de una habitación extraña, más similar a una casa que a una nave espacial. Allí fue estudiado por un hombre muy barbudo asistido por varias pequeñas criaturas de aspecto robótico del tamaño de un niño de cinco años de edad, y con “una cabeza con forma de lámpara”. 

Godfrey no recuerda incómodos análisis con sondas como sí recuerdan otros testigos de este tipo de insólitas situaciones, aunque en su propia regresión hipnótica hubo detalles que no podía recordar o que estaban totalmente borrados incluso en su subconsciente.

DSCN1011

El tamaño del objeto era colosal.

Tras la publicación de aquella regresión hipnótica, el pobre Alan Godfrey fue tachado de todo lo que se puedan imaginar en el cuerpo de policia, teniendo incluso que cambiar de identidad para protegerlo. Eso sí, todos los análisis realizados por los estamentos oficiales de Gran Bretaña determinaron que aquel policía no solo estaba en pleno uso de sus facultades mentales antes, durante y después del incidente sino que en todo momento demostró honor y serenidad ante un caso tan extraño. Lo imposible entró en la vida de un hombre normal. Pero nadie está preparado para lo imposible.

alangodfrey1

Godfrey no se recuperó de todo aquello y tuvo que cambiar de identidad.

Y aquí termina el extraño caso de aquel policía que buscaba ladrones y que se encontró con que algo o alguien le robó a él 15 minutos de su vida y varios recuerdos. Quizá una de las claves del asunto sea la aparición de un episodio similar en su infancia porque también quizá este tipo de entidades buscan algo que necesitan comprobar o recoger con el paso del tiempo del interior del cuerpo de un ser humano. Aquí les dejamos con el caso, tremendo, de esos que dejan incógnitas y preguntas y de los que nunca sabremos bien toda la información. Si os ha gustado, os dejamos también con otros dos impresionantes casos, el de la abducción del río Pascagoula y el del rio Allagash. Solo para valientes este combo.

¿Qué os ha parecido el caso? ¿Por qué se producen este tipo de incidentes solo a determinados miembros de una sociedad? Si es una cuestión genética, ¿Qué tienen esas personas que los demás no tenemos? Os esperamos en los comentarios.

5 COMMENTS

  1. ESTOS seres malignos nos odian, tanbien somos dos creaciones diferentes, ellos y nosotros. en la tierra, los malignos buscan algo en los humanos que para ellos es bueno, y quizas no lo encuentren. somos dioses como ellos y quizas su tecnologia no pueda con nosotros hasta luego

    • El incidente de los mantis gigantes es realmente insultante para la raza humana. Es asimismo frustrante que ese tipo de alienígenas puedan entrar y salir de nuestro planeta sin ningún problema, y usar a los humanos como vulgares animales de laboratorio.

  2. El incidente de los mantis gigantes es realmente insultante para la raza humana. Es asimismo frustrante que ese tipo de alienígenas puedan entrar y salir de nuestro planeta sin ningún problema, y usar a los humanos como vulgares animales de laboratorio.

  3. Saludos, Vicente & Cía.:

    En primer lugar, Vicente, date cuenta de que esos cuatro chicos que iban de pesca fueron violados. Repito: Violados sexualmente. Que sus abusadores trataran de aparentar que se trataba de análisis médicos es una constante en las abducciones, que viene a ser como cuando un pederasta viola a un menor diciéndole que es sólo un juego y que no pasa nada. Me parece a mí que ambos procesos son muy similares y ambos producen un tipo de traumatismo muy parecido, aunque estaría bien la opinión de algún psicólogo experto.

    ¿Quiénes son y por qué lo hacen? Lo ignoro, pero yo no haría muchas cábalas al respecto de supuestas preferencias genéticas, seguimientos, etc. El hecho principal es el abuso. La repetición en determinadas personas a lo largo de su vida puede responder a diversos factores, pero yo pienso que una persona que ya ha sido hipnotizada tiene más posibilidades que otra que no lo ha sido nunca para ser hipnotizada de nuevo, con más facilidad.

    Por otro lado, ¿Quién puede realmente saber a cuántas personas les ha sucedido algo así? Nadie. Lo cierto, en este caso, es que esos seres vieron una oportunidad y la aprovecharon al más puro estilo de un depredador.

    Seguramente nosotros, como especie, haríamos lo mismo con una especie similar a la humana, pero inferior en algunos aspectos, si pudiéramos garantizarnos una total impunidad y un riesgo cero, gracias a una tecnología que nos lo permitiése. La moral no es una constante universal. Lo que a unos parece bueno a otros parece malo, incluso aquí y ahora.

    Lo que debería preocuparnos más de una multitud de casos similares a este de los chicos del lago, aparte de su alarmante similitud que le confiere veracidad, es como podríamos defendernos de algo así, llegado el caso.

    Y se me ocurre que deberíamos, en primer lugar, rechazar el paradigma que nos proponen porque es totalmente falso. Ni son nuestros hermanos del Cosmos ni están aquí para ayudarnos e, incluso, su apariencia común de fragilidad física y superior inteligencia plasmada en un enorme cráneo no es más que otro engaño, así como todas las tonterías que le han explicado a más de un contactado. Todo su teatro no es más que una enorme mentira que les sirve para prolongar sus diversas formas de abusarnos. ¿Que por qué lo harían? Habría que preguntarles a ellos, pero me temo que mentirían siempre y en cualquier caso. Es más, después de todo lo que llevo leído al respecto, dudo de que sepan qué cosa es esa tan extraña de la verdad y menos aún para qué sirve…

  4. Pero ke comentarios mas fuera del sentido comun…a ver…por ke si nosotros los “humanos” experimentamos y tratamos a otras especies como “animales” , a los ke nos importa poco si sienten o no…si abusamos de las demas especies de este planeta y hasta nos los comemos como parte normal de nuestra dieta diaria, entonces por ke juzgamos a otros seres de otras partes cuando hacen lo mismo ke hacemos nosotros a otros seres de este mismo planeta???no seamos hipocritas y aceptemos ke si puedieramos viajar a otros planetas y tuvieramos como hacer daño a otros seres solo para nuestro beneficio o comodidad lo hariamos.

Leave a Reply


*