Vicente Fuentes expone el curioso tema de los Jotts, acrónimo de Just one of those things, un fenómeno que a día de hoy comienza a ser estudiado por la ciencia y que consiste en la formación de microagujeros de espacio y tiempo que hacen desaparecer objetos. Estudiaremos casos e investigaciones realizados por el gobierno de los Estados Unidos. Esperamos que el programa sea de su interés.

Ufopolis.com 2015
 

 

12 COMMENTS

  1. Interesante tema!! Nunca pense que se hicieran investigaciones a cerca de las cosas que se pierden.
    Yo creo que la mente humana es mucho mas poderosa, grande y compleja de lo que podemos imaginarnos. Creamos nuestra realidad, individualmente y en conjunto. El observador es quien hace real un evento: no cae un arbol en el bosque si no hay quien lo atestigüe.
    La teoria de que es la mente quien crea estas desapariciones es la que mas me cuadra.
    Personalmente, en mi casa desde siempre se han perdido las cucharillas. Compramos juegos de vajilla nuevos nada mas por las cucharillas y nada, se desaparecen de una en una. Como ya habian 2 o 3 juegos distintos y ninguna cucharilla, compre solo cucharillas, una docena. Al dia de hoy quedan 6 a lo mas. Por tanto asumo que ademas del duende de los calcetines, nosotros tenemos a su señora, duendesa de las cucharillas… Que bizarro seria un dia encontrar el bucle de realidad donde estan todas esas cucharillas, o esa ENORME cantidad de calcetines! XD
    Debo deducir que a las mentes de mi familia les pasa algo con las cucharillas…?

    Gracias por el video programa, Vicente. Muy entretenido. Saludos a ti y a todos los contertulios.

  2. Interesante video Vicente! a mi me pasa muy seguido el de perder objetos que yo estaba convencido de dejarlos en un lugar y luego resulta que no esta ahí, para luego aparecer, siempre creí que era un distraído, pero con este video me has dejado que pensar. La próxima que me pase trataré de darle más atención al fenómeno. Saludos y suerte!

  3. Hola Vicente saludos cordiales quieres experimentar tu con algo que tenga mucho valor sentimental y pruebas si ante un gran temor tuyo por perder ese objeto haber que ocurre seguramente desaparecerá ya que el temor atrae lo que no deseamos vibración negativa seres del bajo astral entran en acción en tu vivienda ante esos sentimientos damos pie a ello esa es mi explicación saludos

  4. Se me hace un poco complicado digerir el tema en cuestión tratándose de mi persona, soy muy despistada, y las cosas/objetos que no encuentro en el lugar que esperaba o simplemente los dejé en otro sitio o nunca volvieron a aparecer por vete tú a saber qué (vale, voy a plantearme lo de los agujeros de gusano…mmmm….no sé). Me he llegado a encontrar unas llaves en el congelador, quizá me consuele que no haya sido yo…jajaja Lo de las cucharillas que comentaba Natalia a mi me ha pasado siempre, hasta que descubrí que lo que pasaba es que las tiraba al cubo de la basura ocultas en los restos de comida/envases/servilletas, cosa que con cubiertos grandes no puede ocurrir porque por el tamaño y el peso te das cuenta. Y si son esos microagujeros en el espacio los que se “tragan” las cosas he de decir que en mi caso tienen especial predilección por los bolis, los mecheros y los calcetines. ¡¡Saludos Mestro!!

  5. Hola. No se que pueda ser el motivo, pero microagujeros de gusano creo que no, porque pienso que los microagujeros se tragarian lo que tocasen, ya sea una pared (o un trozo), una mesa (o un trozo), o lo que sea, pero siempre desaparecen objetos concretos respetando el resto del contorno.
    Un saludo

  6. Es el observador el que crea la realidad dicen los cuánticos o modifica el objeto al ser observado.
    Sin observador no hay realidad según nos cuentan, digo yo que si en la casa de un ciego y este cuando esta solo
    las sillas de su casa desaparecen por no ser observadas, o la cama, los electrodomésticos y resto de enseres.
    Así mismo el propio universo no existe ya que nadie estaba observando el fenómeno en su inicio, incluso seiscientos millones de años después de la detonación nos encontramos sin una conciencia capaz de observar como empezaban a iniciarse los procesos para formar las primeras galaxias las cuales se formaron por pequeñas fluctuaciones cuánticas de materia y energía en el inicio de los tiempos.
    Un saludo.

  7. Gracias por tocar este tema que tanto me “MARTIRIZA”.
    Corroboro el fenómeno del cerebro borrar la imagen de objetos que están en frente a uno, esto es mas normal y cotidiano de lo que se puede intuir y es netamente biológico. Ahora la particularidad de objetos desaparecer y luego reaparecer llega a ser bastante irritante, tengo una historia interesante, yo siempre estoy perdiendo y reencontrando las cosas mas un día apareció un cable adaptador USB en casa , justo aquí al lado del teclado , lo interesante es que una de sus puntas es de una norma desconocida, bien rara, parecido a un USB chico mas envuelto con un anillo tipo PS2, se nota que el elemnto es usado; antes de escribir esto fuí al cajón donde guardo mi basura electrónica de reciclaje y adivinen que… no lo encuentro.
    Con respecto a la hipnosis no recomiendo tomar esto a serio, la hipnosis no pasa de una sugestión .
    Nota interesante, aquí donde vivo el campo magnético es fuerte lega a 90 microTeslas por varios minutos y luego cae abruptamente a unos 20 y así fluctúa todo el día a intervalos irregulares, no pasan redes de alta tensión ni de media a distancia que puedan manifestar esto, realicé las mediciones en otros locales cercanos y contrasté con otros instrumentos, concluyo que es un fenómeno local. incluso realice las mediciones de cerca de antenas de celular que están a 1km y el campo no pasaba de los 30microTeslas. Sería genial poder medir otras longitudes de onda!
    Si hay alguien que quiera estudiar el fenómeno de manera seria, pueden contra con migo!
    PD: Aquí el duende de las medias pasa y el de los broches de colgar ropa también!!!!!!!!

  8. Es un tema interesante os cuento lo que me ocurrio, trabajaba en Barcelona y cogia el tre de vuelta a casa, cuando el revisor me comento que hacia alli si estaba 2 vagones más arriba, mis amigos y yo le contamos que no nos habiamos movido de alli, le dijimos si teniamos tiempo de ir a ver, el amablemente nos dijo que se quedaba alli que bajaramos rapido; asi lo hicimos fuimos todos unos 9 y nos quedamos perplejos el primero se quedo sin andar y nos golpeamos todos, cuando llegue yo vi a una chica, vestida como yo identica, incluso llebava una tirita en el dedo como yo, al verla le pregunte mentalmente quien eres y me contesto ” tú, sigue tu camino y no pasara nada” nos uqedamos de pasta de moniato, volvimos a nuestros asientos blanquisimos y el revisor nos dijo verdad que eras tú le conteste que era igual, durante el viaje no se comento nada hasta el día siguiente, en que el revisor dijo que más tarde volvio a pasar y la chica ya no estaba. y fue real , en casa desaparecer cosas si muchas desde una botella de leche, papeles comida etc etc. incluso algun clacetin, así que debo tener duendes.
    esta ha sido mi experiencia saludos

  9. Es de agradecer que se den a conocer estas investigaciones, así podemos ver que no somos los únicos a los que les desaparecen cosas inexplicablemente o vuelven a aparecer en los lugares más insospechados. Una de las cosas que nos ocurrió en casa, y para la que no encuentro ninguna explicación lógica, es que a mi hija le desapareció una consola de juegos (del tamaño de la mano). Buscamos por toda la cosa y no fuimos capaces de encontrarla. Pues bien, al día siguiente por la mañana apareció encima del sofá del comedor, como si alguien la hubiera puesto allí para que la viéramos. Nadie en casa había puesto ahí la consola, y tampoco nadie había venido a casa durante el tiempo que la consola estuvo desaparecida.

  10. Bufff, eso de desaparecerme cosas, o cambiarme de sitio, etc., me pasa muy a menudo. Recuerdo que cuando era pequeño tenía un cochecillo de juguete en un cajón, y un buen día desapareció sin dejar rastro. Tiempo más tarde, me salió un cochecillo en un huevo de ésos con sorpresa, y también se esfumó. Al poco me salió otro cochecillo igual en otro huevo… Y también desapareció. También tenía un muñeco Playmobil que me gustaba mucho, y desapareció. Conseguí otro igual, y también se perdió. Tiempo después, estuve buscando un lápiz en el cajón en el que guardaba todo el material de dibujar y pintar, y nada, no hubo manera de encontrarlo. A los pocos días, nada más abrir el cajón, lo primero que vi fue el lápiz que buscaba. Y aún otra cosa más: cuando yo era niño, mi padre guardaba en un cajón una lupa con mango extraible. Un día quise cogerla para jugar, y el mango cayó al suelo. Yo lo estuve buscando durante un buen rato por todo el comedor, pero nada, no lo encontré por ninguna parte y lo dejé estar. Al llegar mi padre, ¿adivinas qué fue lo primero que vio? El mango en el suelo. Y para mí la bronca.

Leave a Reply


*