MK Ultra: ¿se puede controlar a un ser humano a distancia?

5
4835

El programa MK Ultra, crónica negra del siglo XX, o sencillamente, la prueba más fehaciente del descontrol de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos a la hora de coger y tomar lo que deseen en pos de la seguridad nacional de su país, incluida personas, o más concretamente, la mente de las personas.

Este programa de control mental fue iniciado por el director de la CIA en 1953 por Allen Dulles, su director y cabeza visible de la esperpéntica conspiranoia que había en la cúpula militar norteamericana en referencia a la información. La información es poder, y así se ha considerado siempre en el país de las barras y estrellas. Y si la información no fluye por sí misma por ejemplo, en un interrogatorio, estos señores pensaron que podría crearse una droga para que los sujetos al ingerirla dijeran la verdad.

Ese fue el leit motiv de aquel oscuro programa que llegó a albergar más de 150 programas diferentes, de los que muchos aún no se sabe absolutamente nada. El secretismo de estado en la experimentación con seres humanos no es algo que muchos presidentes tengan a bien desclasificar. Habría que contestar muchas preguntas y esas preguntas nos llevarían a otras aún más incómodas. La ley del silencio.

MKULTRAExperiment

 Esquema de un experimento de control mental con privación de sonidos, e imágenes.

Hablamos de cientos de millones de dólares de aquel entonces que, tomados del erario público, de los impuestos de los ciudadanos norteamericanos, eran gastados para tratar de averiguar si era posible controlar a distancia a la mente humana e incluso para tratar de hacer super soldados, incrementando su capacidad de aguantar interrogatorios tan duros como los que ellos concebían. Privación sensorial, experimentación con LSD, aislamiento y resistencia eran solo las joyas de familia más conocidas del programa pero había detalles dentro de sus programas que nos dejarían atónitos aún a día de hoy. Estudiaron sustancias que promovían el pensamiento ilógico y la impulsividad de cualquier orador para hacerle perder la credibilidad delante de su público. Un mal día inducido.

mkultra-11

 Una de las muestras usadas de LSD en el programa

También se dedicaron a potenciar la eficacia en la concentración y en la percepción para crear soldados súper inteligentes, capaces también de aguantar los efectos del alcohol. También estudiaron sustancias que mostraban síntomas de enfermedades para engañar al enemigo y la gran estrella de la función: sustancias que inducían estados alterados de conciencia, hipnosis y control remoto de personas, como ocurre en la magnífica película de «la maldición del escorpión de Jade» de Woody Allen, pero de verdad.

Los estudios también incluían sustancias para crear amnesias temporales o irreversibles, métodos para crear confusión en un público, tal y como ocurre con las modernas armas de pulso electromagnético usadas en manifestaciones del Reino Unido para disuadir a las personas y confundirlas. Estos angelitos también estudiaron cómo alterar la estructura de la personalidad del individuo para que éste fuese dependiente de otra persona sin él saberlo. Casi como convertirnos en un esclavo de otro, de sus palabras y de sus órdenes. Sin ser consciente de ello.

220px-Mkultra-lsd-doc

 Documento desclasificado de la CIA censurado en su mayoría y recuperado en 1974

Para tales experimentos, más propios quizá de la gestapo nazi con el doctor Menguele a la cabeza utilizaron indigentes, prostitutas, pacientes con enfermedades mentales, agentes voluntarios o soldados que no sabían qué significaban o para qué servían esos experimentos. Llegó de hecho, un momento en el que los experimentos eran incluso demasiado fuertes como para hacerlos en territorio norteamericano así que a los angelitos, no se les ocurrió otra cosa que llevárselo todo a Canadá para evitar la legislación sobre los derechos civiles de Estados Unidos. Así que así y con todo, en 1957 se llevaron todo a la Universidad McGill de Montreal en donde hasta 1964 el psiquiatra escocés Donald Ewen Cameron estuvo realizando más pruebas con sujetos de experimentación que no sabían qué hacían allí y que tampoco les dejaban salir. Algunos eran los pacientes del propio Cameron que llegaban a su consulta con dolencias menores y eran de inmediato reclutados sin informarles más que entraban en un tratamiento innovador para salvar su dolencia. Todo mentira claro.

mkultra-10-2

 Una de las pocas fotos de los tratamientos MK Ultra que se llevaron a cabo en Canadá

Uno de los experimentos más escalofriantes consistía en inducir el coma en un paciente durante varios días, semanas o meses para ponerles un magnetófono con una grabación que repetía una y otra vez los mismos mensajes. Los pacientes se levantaban con las ideas preconcebidas en su mente sin saber qué les había causado aquel cambio de mentalidad. Eso, en opinión del propio Cameron podría hacerse sin llegar a crear una situación de coma, es más, podría hacerse con la maquinaria adecuada a través del subconsciente en el mundo onírico.

cia_lsd

 Recorte de prensa con la famosa filtración de 1974

Quizá lo más increíble de todo sea ese siniestro personaje, el doctor Cameron, miembro de la corte que juzgó en los juicios de Nuremberg a todos los médicos del régimen nazi, para… años después repetir sus tropelías. El congreso de los Estados Unidos gracias a una filtración realizada al diario The New York Times, comenzaron a investigar qué pasaba con tan macabro programa y todo quedó en nada finalmente por cuestiones de seguridad nacional, como siempre suele pasar con estas cosas. En la CIA en 1973, un año antes de la filtración y quizá viendo venir lo que se les venía encima se ordenó una quema de documentos entre los que se incluían muchos de los informes y fichas del programa MK Ultra.

Una de las más increíbles proyecciones y aplicaciones del caso residiría en crear un clima de inseguridad de manera inducida en una población determinada gracias a sustancias y ondas de radio que podría alterar la percepción de miles de personas sin saberlo. Quizá ese sea el futuro, un control total de nuestra mente sin que nosotros lo sepamos. O quizá el futuro es ahora. Vosotros qué opináis ¿creéis que sería posible controlar a toda una población a día de hoy de forma inducida? ¿Somos ya de alguna manera todos MK Ultra? Esperamos vuestros comentarios.

5 Comentarios

  1. En Chile al parecer existen varios MK… basta con mirar la televisión y darse cuenta que nuestros políticos son una verdadera mierda, solo se entiende que estén controlados desde el lado más oscuro de la perversidad.
    Interesante tu página, felicitaciones.

  2. Enhorabuena Vicente por otro genial post. No me cabe duda de que un proyecto que comenzó en la época nazi, retomada por la CIA en la década de los 50, las aplicaciones de control mental a una población en el siglo XXI puede ser inimaginable.

  3. buenazo!!! quien diria que EE UU el pais de los derechos humanos, el que lo juzga todo y a todos …es el pionero en ese tipo de practicas…..es evidente que nos tienen muy bien engañados. cuantas otras cosas estaran haciendo tras bastidores y aun hoy en dia no lo sabemos?

  4. Todo parece indicar que los programas MK-Ultra han tenido que llegar muy, muy lejos. Imaginemos una legión de científicos e ingenieros con total impunidad trabajando durante décadas. La verdad es que a veces podemos vislumbrar los efectos de este programa en casos concretos. Por ejemplo, como cuenta el propio Vicente Fuentes en muchos de sus artículos y videoprogramas, los que han visitado instalaciones militares secretas, como Área 51, describen siempre personal militar humano pero con un comportamiento robótico, el cual podría explicarse por un sofisticado control mental. También son muchos los casos de terroristas o sangrientos asesinos, a los que sus vecinos tienen por personas totalmente amigables y normales, que de repente se «vuelven locos» y se ponen a disparar en medio de un centro comercial. Esto podría coincidir perfectamente con algún tipo de experimento de control mental en un escenario «real».

    Sin embargo, este tipo de comportamientos repentinos también se han dado mucho antes y han sido muchos los casos de «locuras repentinas» o «posesiones diabólicas» que se han dado a lo largo de la historia, lo cual nos lleva a pensar en varias posibilidades: acaso el control mental ha existido desde siempre? si es así, se ha efectuado siempre mediante el uso de artefactos tecnológicos? o alguien tiene la capacidad de ejercer ese poder sobre la mente sin usar ningún aparato? son entonces quizás esos programas MK-Ultra intentos de crear una tecnología que imite el poder mental de otros seres superiores? entonces, son esos seres superiores los interesados en crear una tecnología capaz de «multiplicar» sus poderes a gran escala?

    • Muy cierto, Liming. Yo creo todos los sicopatas, conocidos o anonimos que asolan la sociedad son productos o subproductos de Control Mental. Son los clavos que amarran la estructura que nos mantiene separados, luchando por cosas que no importan, viviendo vidas vacias. Ellos y los otros mentalmente controlados que lideran la sociedad.
      En cuanto a la antiguedad del Control Mental, yo creo que siempre ha acompañado a la humanidad, asi como los que la guian y profitan de ella. Antes tenia otras tecnicas mas ligadas a la «magia», pero como los tiempos cambian (la cantidad de personas en el mundo ha aumentado astronomicamente en los ultimos 500 años) por supuesto las tecnicas de control deben actualizarse. Y ojo que no digo que ellos, quienes nos dominan, tengan que adaptarse al devenir, yo creo que todo, desde el aumento de la poblacion hasta la modernizacion de la tecnica, estan incluidos en el plan que ellos han trazado para la humanidad. Que nos lleve a la trascendencia o a la destruccion les sirve lo mismo, porque ambas vias ya se han tomado en el pasado.
      Digo yo, quizas. :P
      Saludos! Y muy buen avatar! XD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.