Era un día más en el madrid yeyé de finales de los años 60 aquel jueves 5 de septiembre de 1968. La gente volvía de sus trabajos a las 6 de la tarde en un atardecer precioso de esos que tanto gusta ver a curiosos y paseantes desde el templo de Debod. La normalidad en la vida de la gran capital de pronto se vio interrumpida cuando un objeto volador no identificado apareció sobrevolando la zona más céntrica de la ciudad. Tenía forma piramidal aunque los primeros curiosos afirmaron que aquello presentaba más de una forma. Estaba estático y tenía su propia luz. Nadie sabía qué era aquello y los corrillos vecinales comenzaron con sus chanzas y habladurías.

triangular

El singular objeto fotografiado por un testigo

Era imposible retirar la vista del cielo ante lo que estaba ocurriendo, ante lo imposible. El asombro del gentío comienza a hacer sus estragos y en el broadway español, la madrileña calle Gran Vía, comienza a formarse uno de esos tan temidos atascos. La gente está bajándose de sus coches como en las películas de Spielberg. Aquello está ahí y es evidente que no se va a marchar en un buen rato.

06091968

Recorte de periódico del histórico día

–Es un globo.

–No. Es un satélite.

–Se mueve.

–No. Está quieto.

–¿No me dirás que crees en los platillos volantes?

–No. Solo creo en lo que veo.

Ese tipo de comentarios aparecían con profusión en tabernas, bares, calles y plazas, con emoción y algo de guasa y desconcierto. En las oficinas del diario ABC que daba al Paseo de la Castellana también se veía, y vaya, parece que se veía bien. Carreras a los balcones y a los ventanales. Nadie quería perdérselo.

ovni-abc-madrid--644x362

Recorte del periódico ABC del día siguiente

Según explicaron las crónicas de aquella época, «los vientos de la troposfera superior y la baja estratosfera soplaban del este y del sureste respectivamente, mientras que el objeto parecía desplazarse lentamente hasta el sureste.» Esto, evidentemente hacía suponer que el objeto tenía un «movimiento propio, se movía contra el viento», explicaba el redactor de ABC en su crónica.

«Indudablemente se trata de un ovni», declaraba entonces un portavoz del Observatorio de Meteorología, ante las preguntas de los primeros redactores que quemaron las líneas telefónicas de sus vetustas oficinas.

Recordamos que estamos en pleno régimen de Franco y que aquello desde luego era una alteración en toda regla de la soberanía aérea de la capital. Algo, por supuesto no muy del agrado del infame mandamás. La polémica estaba servida, porque el portavoz del mencionado Observatorio expuso que aquello no se trataba en ningún caso ni de un globo meteorológico, ni de ningún globo cautivo experimental, ya que los sondeos realizados desde el aeropuerto de Barajas no lo habían detectado. Debería haber dado eco en el radar primario y ni rastro. Tampoco dejó una señal visible para los aparatos de la base americana de Torrejón de Ardoz y ni siquiera las instalaciones de la NASA en Robledo de Chavela consiguieron precisar qué estaba violando el espacio aéreo de Madrid en aquel día. El radar de Paracuellos del Jarama tampoco lo captaba. Pero estaba ahí, a la vista de todos, moviéndose a contracorriente. Desafiando a la lógica.

Aquel objeto se veía más que bien y comenzaron a percibirse más detalles. Parecía tener una serie de puntos de luz en su fuselaje. Habladurías, preguntas al aire, y cierto desasosiego, el mismo que parecía invadir a la cúpula militar del ejército español que mandó ejecutar inmediatamente una operación de Scramble para interceptar al objeto. Y dicho y en 15 minutos, hecho. Un reactor F-104 despegó de la base de Torrejón con la misiva de interceptar e informar de aquel visitante imposible. Había que cogerlo antes de que se fuera.

F104C8-02104-12yC8-04161-14

Modelo del reactor F-104 protagonista de la persecución

El objeto estuvo visible a media altura durante 65 minutos. Colegios, monasterios, instituciones científicas y ciudadanos curiosos todos con telescopios y prismáticos. El colapso circulatorio del centro comenzó a invadir calles aledañas. Un escenario de ciencia ficción.

Entre tanto, el caza F-104 comenzó a acercarse a toda velocidad al objeto, que había subido mucho, quizá en preparación ante lo que estaba por venir. Cuando el reactor llegó a los 15.000 metros, el piloto comunicó a la torre de control que cuando más subía él, más rápido lo hacía el ovni, es decir, que mostraba un comportamiento inteligente. Y evasivo. No quería confrontaciones. A aquel piloto se le agotó el combustible y tuvo que regresar a la base tras una alucinante experiencia de persecución, pero lo curioso fue que hubo otro avión comercial que volaba a unos 11.000 metros que también lo vio y éste sí consiguió verlo bien.

bc57a71dd93b6c849af149446b73750b

Fotografía del extraño cuerpo

Abajo, en las pantallas de radar de Torrejón comenzaron a aparecer lecturas en el radar (por fin, añado) pero aquello fue casi peor. El objeto estaba volando ni más ni menos que a 30.000 metros, algo imposible para un objeto manufacturado por el hombre que mostrase esos movimientos tan controlados, tan lentos, tan pausados.

«Su forma -afirmaron desde el observatorio- es triangular. A primera vista parece sólido por una de sus caras, aunque resulta traslúcido por otros lados.»

Minutos más tarde, sobre las ocho, el objeto se movía para perderse definitivamente hacia la Casa de Campo, una inmensa zona boscosa situada muy cerca de la capital.

NRiclNFn0GE

 

Nota desclasificada por parte del Ejército del Aire

Todo aquello fue una auténtica locura enmarcada en otra locura aún mayor. En aquel año del señor de 1968, la oficina de prensa del Ministerio del Aire Español (recomendamos encarecidamente ir a ver las carpetas desclasificadas a disposición del público en su biblioteca), hizo pública una surreal nota de prensa en la que solicitaba a cuantos ciudadanos pudieran ser testigos de uno de estos objetos, lo comunicara al correspondiente Sector Aéreo. Estaban preocupados por lo que estaba pasando y de hecho, estaban reconociendo de forma indirecta la presencia de ovnis en la península ibérica.

A día de hoy el misterio de lo que ocurrió aquel día aún reside en la memoria de los habitantes de la capital que tienen ese incidente como una anécdota graciosa, quizá como un día extraño o memorable tocado por el misterio.

Y vosotros, ¿alguna vez habéis presenciado algo así? ¡Os esperamos en los comentarios!

4 Comentarios

  1. interesante, en mi país (panamá) y en mi distrito arraijan lo que se dio hace unos años fueron unas luces en el cielo que eran 4 se unían y se separaban la gente lo atribuía a los juegos mecánicos de una feria que esta en el distrito de la chorrera el que esta a 17 KM del mio, lo cierto es que parecían luces proyectadas en las nubes por alguna fuente de luz pero dudo que de esa feria ya que la hacen todos los años y mas nunca se volvieron a ver esas luces. un saludo.

    • Hola y muchas gracias por todo
      Sorprendentemente yo soy uno de los que estan en la fotografia tomada de la boca del metro en La plaza de Espana en Madrid
      Segun lo escrito en esta pagina es todo cierto y lo mas semejante a lo que ocurrio.
      Solo tengo que agregar que este evento cambio mi vida y mi forma de pensar completamente. Deje el pais y he vivido desde entonces en el Reino Unido desde donde he pasado la mayor parte de mi vida investigando los comienzos del ser humano en este planeta y seguire haciendo hasta el ultimo dia de mi existencia aqui.
      Solo puedo anadir que fue y ha sido la experiencia que determino el camino ha seguir un muchas formas de mi vida
      Gracias otra vez y saludos a todos/as

  2. Jeje, lo que un servidor ha presenciado un sábado de julio de 2007 en plena ola de calor sobre las 2 p.m. y con unos cielos sin una sola nube y sin un sólo chemtrail en la atmósfera) sobrepasa con creces a todo tipo de avistamiento reportado en la historial del fenómeno.
    Mejor me lo callo para no inquietar a más de uno.
    Vicente, JL sabe esto y le he sugerido que te ponga al corriente de ello.
    Un cordial saludo.

  3. Si, en muchas ocasiones pero ya hace cosa de 2 años que no veo nada :(
    Contando todos los avistamientos considerados «ovnis» vistos por mi y por mi familia serian como diez ó doce; desde luces naranjas saliendo del mar, hasta puros voladores con luces a su alrededor,uniones de esferas blancas que forman una especie de canto de moneda con luces,bolas de plasma doradas y plateadas,rombos naranjas con venas rojas en su interior,gente rara sin expresión en medio de la carretera con campanas de irrealiad….
    De todas solo tengo una foto de uno de ellos son 2 esferas naranjas quietas que estuvieron como una hora en el cielo y luego se marcharon en dirección opuesta,de hecho la foto la hice con un movil de antes de los smartsphones y no se veia nada,al cambiar a un nuevo movil me sorprendí que al ampliar el zoom se ven perfectamente.
    Si alguien quiere verla la subo sin problema.
    salu2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.