¿Es posible que se formen vórtices temporales en un lugar determinado del mundo que sólo afecten a ese lugar? ¿Microagujeros de gusano en donde el pasado y el futuro se confunden? ¿Y si esto mismo pasara en la habitación de nuestra casa, en la de nuestro niño? La historia de hoy fue redactada por el investigador Stephen Wagner y data de Abril de 2005 en base a un testimonio recibido por email. En la misma se omiten los nombres de los protagonistas y su emplazamiento con el fin de preservar el anonimato de los mismos. Comienza así:

“Como de costumbre, mi larga jornada de trabajo estaba llegando a su fin y me dirigía por el pasillo con un gran pilar de ropa hacia mi habitación, cuando de repente escuché un alboroto en el monitor del bebé a pocos metros de mí. Me pareció extraño porque yo sabía que mi marido y el niño estaban en la sala de estar viendo tranquilamente la televisión con mi hija de dos años de edad, acurrucados los dos en el regazo de mi marido. Estaban los dos con su padre quedándose dormidos viendo la tele. La puerta del dormitorio estaba justo frente a mí y pude ver a mi marido y a mis hijos en el salón mientras que seguía el alboroto en el monitor que tenemos en la habitación de mi bebé. No tardé mucho tiempo en darme cuenta de los sonidos que salían de aquel monitor. Me eran muy familiares. Era yo misma.”

“Ese mismo día, por la mañana había estado en la habitación de mi niño cogiendo algunos juguetes del suelo y dejando libros en su sitio. Le estaba contando la historia de “Jack y las habichuelas mágicas” por primera vez a mi hijo. Bien, pues aunque aquel aparato no tenía opción de grabar, me veía a mí misma en directo. Me veía y me oía cómo abría los cajones, oía el crujir de los juguetes, el sonido de los libros al colocarlos en la estantería y mi voz contando la historia que había contado por la mañana. Casi me desmayo cuando oigo la voz de mi hijo en el monitor.”

“Salí de la sala, volví a mirar a mi marido y a mis hijos que seguían dormidos plácidamente y volví, fascinada y aterrada, a ver aquel monitor que estaba reproduciendo lo que había sido un momento ocurrido horas antes. El monitor es un monitor de bebé estándar comprado en la tienda Wal-Mart y no es una grabadora, y sirve para controlar los sonidos procedentes de la habitación de mis niños. Estaba reproduciendo en tiempor real  algo que ya había pasado hacía 5 horas. Era exactamente la misma conversación con mi niño, recordaba sus risitas y arrullos y lo que le gustó la historia de Jack y las habichuelas. Rápidamente llamé a mi marido en la habitación mientras escuchaba la última parte de la historia con mi voz sonando a través del monitor. Se quedó sorprendido e hizo lo mismo que yo. Volvió la cabeza y miró a nuestros hijos durmiendo tranquilamente en el salón. Aquello fue increíble.”

“En su incredulidad, me preguntó: “¿cómo demonios …?!” mientras intentaba no hablar para no perderse nada de ese extraño incidente. Yo lo miré fijamente con la misma incredulidad y ambos vimos toda la escena en el monitor hasta que apareció una especie de niebla y no volvimos a ver más. Esto no había ocurrido antes y tampoco ha vuelto a ocurrir después. Para nosotros, quedó bastante claro que estábamos escuchando algún tipo de deformación o anomalía en lo que algunos llaman la realidad, el tiempo, o lo que sea que vivimos en el día a día. Nunca me imaginé en un millón de años que iba a ser testigo de ello.”

star-trails-vortex-merzlyakov

Hasta aquí la historia, que desde luego, parece de ciencia ficción, pero que sin duda enlaza con otros fenómenos de teletransporte, de creación de pequeños vórtices en el continuo espacio-tiempo que parecen deformar la realidad hasta crear situaciones de este tipo. La pregunta ante tales hechos sería: ¿Por qué se manifestaría allí, en esa casa, con esa familia, justo en el momento de contarle una mamá un cuento a un niño? ¿Cuál es el patrón que siguen este tipo de incidentes? ¿Son aleatorios o responden a una motivación? ¿Somos capaces de crearlos?


Os dejamos el programa que realizamos sobre teletransportes imposibles y esperamos vuestras teorías en los comentarios.

9 COMMENTS

  1. Hola Vicente,
    Eso pasa..
    Mira, te cuento una historia que me sucedió hace ya algunos años:
    Yo rondaría la treintena, y en aquella época compartía vivienda con mi hermana mayor y su hija adolescente. Ése día en particular, debía ser sábado, mi hermana iba a salir por la tarde para acudir a la fiesta de cumpleaños de su jefa/amiga. Como es habitual en estas ocasiones, se ocupó previamente de comprar el correspondiente regalo en unos conocidos grandes almacenes, el cual depositó encima del televisor hasta la hora de irse. El regalito en cuestión no abultaba mucho, era una cajita envuelta en el correspondiente papel con el logo de la empresa, su lazo y su etiqueta de “Feliz..”, y todo ello dentro de su bolsita de plástico, con su logo..
    Bueno, llegó la hora de irse y mi hermana se fué hecha un pincel. Un buen rato más tarde, entro al salón-comedor a no sé qué y veo el regalito aún encima de la tele. Como mi hermana a veces se atolondra o es un poco despistadilla, pienso: “si es que.., ya se ha dejado el regalo.., pués le va a dar una rabia.., en fín, pués que se lo dé mañana”. (Te aclaro que en aquella época aunque ya se utilizaban los móviles, su uso no se había popularizado aún al punto de hoy, y nosotras todavía no los utilizábamos. Tirábamos de fijo).
    El caso es que, afortunadamente, se me ocurrió comentárselo a mi sobrina que llegaba de la calle en aquel momento, y ambas comentamos la circunstancia, plantadas delante del regalito olvidado sobre el televisor.
    Aquello quedó así, no tenía más importancia. Hasta que horas más tarde, cuando volvió mi hermana de la celebración contando lo bien que lo había pasado, y tras reprenderla jocosamente por haber olvidado el regalo, me mira con cara de asombro: “¿Qué dices?, claro que me lo he llevado, y ¡le ha encantado!”. Corrí al lugar llevando a mi hermana de una oreja, pero obviamente ya no había nada.
    ¿Qué hubiera pasado si yo hubiese mantenido el paquete en mis manos hasta que mi hermana volviera?, ¿hubiera sido eso posible?. Me hubiera encantado haberme podido comunicar en aquel momento por watsapp,
    por ejemplo, y decirle: “el trasto está aquí”, y ella: “no, está aquí”.
    Mis respetos, y un saludo,

    • Que increible!! Gracias por contarnos semejante historia. Suena como tantas veces que “nos confundimos” o “no nos fijamos bien” y lo dejamos pasar, cosas sencillas pero impresionantes. Que bueno que tu sobrina pudo atestiguar tambien.
      Saludos!!

    • Coincido, muy buena historia y difícil de explicar. Está para hacerla un corto tal como “Tuck me in” (Arrópame ).
      Saludos.

    • saludos, a mi me sucedio algo extraño visitando a una amiga, ella vive en un 7 piso de un edificio y ese dia lleve mi bici, la subi cargandola hasta arriba del apartamento, y cuando me despedi de ella, puse la bici en caballito para bajarla mejor, con la rueda de atras para abajo, me dije, conchale, es un tramo largo, y al cruzar la primera vuelta, ya estaba abajo… no se que paso ahi…

  2. Hola Vicente,

    Interesante caso, y por más que le pienso, no se me ocurre una explicación lógica (que debe de tenerla, ¿no?).

    Saludos,

  3. Hola Vicente mi nombre es Brenda, te quiero felicitar por el gran trabajo que haces yo lo leo todo! y este video me ha encantado ojalà puedas poner màs como este y de Misterio, gracias por todo tu trabajo Suerte y felicidad y una larga vida GRACIAS.. Brenda.

  4. buenas Vicente y a todos
    Interesante caso, ya que realmente sea una anomalía temporal algo raro no lo se.
    Claro que realmente es posible replicar eso simplemente grabando la emisión de por la mañana, con algún aparato, y emitiéndolo con una señal mas fuerte que la del otro aparato, pero realmente lo que haya sido, dicho esto no lo cambia.
    Pero si es fácil que si haya anomalías, y como casualidades.
    Por ejemplo hace pocos días iba yo en mi coche de vuelta de otro pueblo al mio, y yo estando con la garganta algo jodida, me puse unos segundos a pronunciar la vocal oooohh oohhoo oo, para que vibre y de golpe pienso bag.. voy a darle a la radio le doy y justo estaba una canción con el cantante cantando ooo ohoo oooh no me acuerdo tampoco era igual que lo que yo pero que pasan muchas casualidades en la vida, como que hay mas cosas si o si, telepatía, saber el futuro, crear parte de la realidad, que esto sea una realidad virtual; cosas las cuales algunas o todas parecen ser.

  5. Hola vicente , a mi me paso algo extraño cuando era niña , había tenido un tiempo que me levantaba casi todas las noches al baño y en una de esas veces me sente , trate de despertarme para poder llegar bien al baño y cuando veo hacia el suelo , pude ver una silueta como de un perrito transparente flotando no mas de un pie desde el suelo y me miraba fijamente , el perrito brillaba pero no lo suficiente para alumbrar la habitación , solo a si mismo, cuando lo vi casi me deja petrificada y corrí hacia la habitación de mi papa y dormí con el , le explique lo que paso y no me creyó , dijo que fue un sueño , pero pase tres días que no quise entrar a mi habitación, luego de eso mi papa me fue creyendo y me compro una lamparita de tacto , por si volvía a aparecer algo, encendiera la luz inmediatamente. llevo toda mi vida de acordarme de esto y creo que jamás lo olvidare.

Leave a Reply


*